Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En Twitter: @CosasdeK


Acabo de llegar de unas vacaciones en República Dominicana. Sentí mucho “feeling” con la gente. Eso era algo predecible porque soy de la costa caribe colombiana. Y sostuve una fascinación pendeja con los locales a la vez.Como si toda esa sabrosura me fuera extraña en vez de familiar. Como si en Cartagena y Barranquilla no menearan el lomo y las caderas con ese swing. Como si fuera hispanoparlante del sur en mi primer encuentro con la tonada propia de los caribeños que resulta tan sexy para muchos y tan de mal gusto para los latinos “squared”. 


No sabía un carajo de los dominicanos antes de ir. Solo lo básico: las playitas elegantes, el merengue, la bachata, los baseballistas A-list … La figura y el estilo del hombre dominicano despertó mucha curiosidad en mi. Especialmente ese talentico casi imperceptible que tienen para conmover la vanidad de la mujer que se quieren levantar o que quieren simplemente conocer. Los argentinos usan la misma estrategia pero sin tanto “finesse”. La parla de los isleños acaricia el ego de una forma más dulce y por lo tanto mucho más peligrosa. 


Apenas aterricé empezó el curso rápido autodidacta sobre los dominicanos con mi amigo Google porque la curiosidad estaba bien prendida y esas vainas hay que aprovecharlas en caliente. Una lectura chévere me fue llevando a otra mejor hasta que di con algo tan o más interesante que la figura del hombre dominicano: el temple de la mujer dominicana. Y de ahí en adelante solo fue saliendo más material del bueno: Generalísimo Trujillo, las diferencias entre Haití y República Dominicana, lo que representa la diáspora en el PIB, Porfirio Rubirosa, los celos, los crímenes pasionales, el machismo, Junot Diaz y así hasta el infinito. Encontrarle sensualidad y mojo a una población termina siendo lo más educativo del sistema solar parece ser. 


En fin, siempre he sido de lo peorcito que hay en ventas. Pero mis vacaciones felices me llevaron a tirar mi mejor esfuerzo para convencerlos de que vayan a gastarse la platica en ese lado de la Hispaniola y a que le den propinas generosas a todos los prestadores de servicio locales. Vale la pena. 


Bonus Track: En la época de Porfirio Rubirosa no existía  la corrección política en U.S.A. con the N word ni con la envidia http://www.pulpinternational.com/images/postimg/rubi_in_paradise_03.jpg



5403804461_044238cacd_b_Fotor_Collage.jpg

Imagen Thumbnail para 5403804461_044238cacd.jpg

5403804461.jpg
(Visited 72 times, 2 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El 26 de abril de 1986 ocurrió en la antigua Unión(...)

2

Por: Ana María Ramírez [caption id="attachment_247" align="aligncenter" width="1501"] Foto: Edgar Domínguez,(...)

3

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar