Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿Será que toda la culpa es de los piratas?

El 2 de diciembre del año anterior, se lanzó a nivel mundial el último álbum de los Rolling Stones: Blue & Lonesome, que en pocas horas llegó al número 1 en los listados de muchos países. Nada extraño. Había expectativa por ese nuevo trabajo y seguramente la legión de fans se hizo al producto con facilidad, lo llevó a la casa, lo escuchó, compartió sus experiencias en redes sociales, se deleitaron con el cruce de mensajes y se gozaron las fiestas de fin de año en todo el mundo. Bueno, casi en todo el mundo, excepto en algunas naciones como la nuestra. El segundo país más feliz del mundo.

Mi romería personal por los pocos almacenes de música que aún quedan en la ciudad, se inició a la semana siguiente de su lanzamiento. Nada. Que para el fin de semana lo tenemos, que no llegó el pedido… en fin. Excusas de los atribulados vendedores esperanzados en no perder clientela y ventas. El tiempo siguió su marcha, se despidió el año, comenzó el nuevo y nada del mencionado disco, hasta que el 17 de enero, un mes y quince días después, hizo su aparición. Fiesta en el planeta rock nacional. Obviamente lo compré y lo sigo disfrutando, a pesar de la negligencia. No por parte de las tiendas de discos sino de la disquera y eso hay que tenerlo claro, pues gracias a ellas el negocio de la venta de música en nuestro país es cada vez más complejo.

No hay que echarle toda la culpa a la piratería. Más bien, las grandes multinacionales, deberían replantearse el negocio o marketing que llaman, pues son estas últimas, las que se encargan de alimentar ese oscuro negocio. Son ellos los que dejan el ejercicio en manos de los que se lucran con sus falencias. Son ellos los que ayudan a que los negocios bajen sus persianas del todo, sin que en apariencia eso les afecte, a pesar de sus lamentos y el llamado que les hacen a las autoridades para combatir la piratería. Pero la culpa está ahí. En la distribución. Tampoco vale que nos digan a los compradores, que por las vacaciones de fin de año cerraron las oficinas y que nos esperemos. ¿Se perdieron las ventas? No les importa y no les importamos. Sus ejecutivos, con quincenas aseguradas, se sientan en sus cómodas sillas, chatean, hacen llamadas y cuadran ‘payolas’ para inflar superficialmente los éxitos. Los de su interés. Una amiga periodista me contaba que recientemente, una de las mejores intérpretes que ha dado esta tierra, le contaba a otro colega en una entrevista, que ella no estaba dispuesta a pagar $120 millones de pesos por aparecer en las listas de preferencia de las emisoras y a la vez, hacer invisibles a otros músicos del mismo género. Que ni suenen ni se vean. La corrupción también se pavonea en el ‘gusto’ de los oyentes. En la radio, en la tele, en la prensa escrita y hasta en los medios digitales, manipulan el gusto musical. Por eso es que algunos géneros y artistas son tan populares.

El desempleo

Mambo Discos 3

Siguiendo con el tema, el 19 de enero de este año, tres días después de la llegada del álbum de los Stones a los mostradores, Mambo Discos de la carrera 7ª con calle 17 cerró sus puertas. Empleados liquidados y mercancía devuelta o ubicada en otras tiendas de la misma marca. ¿Y los distribuidores? Muy bien, muchas gracias.

No será la última tienda en cerrar, seguramente. Cada vez quedan menos en el camino. Ésta en particular, y me consta, resistió con dignidad los embates de la piratería hasta que no aguantó. La competencia era, a simple vista, desigual. Si uno se acercaba a sus vitrinas, los piratas caían en manada, ofreciendo su mercancía, preguntando por los gustos, qué buscaba, qué necesitaba y no me diga más. ¡Se le tiene!

Y es que a escasos tres pasos de donde quedaba el almacén, en un segundo piso al que se accede por una larga escalera, el ‘San Andresito’ de películas y discos piratas, se mueve boyante. Un calor sofocante recibe a los compradores. Filas y filas de películas y música se esparcen por sus cuatro costados a precios irrisorios. ¿Y la calidad? Pues… si le sale mala, se la cambian por otra. No hay problema. No se pagan arriendos exorbitantes. No se extiende factura. No se cobra IVA y tampoco se paga Industria y Comercio y mucho menos derechos de autor. Son invisibles hasta para las mismísimas autoridades tan celosas y rebuscadoras de ingresos con la nueva reforma tributaria.

El trasteo. La bienvenida a la radio digital

Imagen Distrito Cultural

Ahora mi contacto diario con los oyentes es a través de Internet.  La radio por la Web que plantea nuevos retos y eso la hace emocionante.

La Web es una gran autopista que va dejando a su paso los avisos luminosos de millones de lugares. Hay dominios, llamémosles ‘pueblos’ fantasmas, que quedaron olvidados. Que murieron en la marcha sin nadie que velara por ellos. Pero hay otros que van creciendo de acuerdo a sus necesidades. Cambian. Tienen nuevas aplicaciones para ayudar a conocerlos de mejor manera. Que son amables para todo aquel que las visita. Como la de este periódico. O la de muchos otros que son cada vez más interactivas y en las que día a día se encuentran más elementos para pensar en regresar una y otra vez.

D. C. Distrito Cultural ya encontró casa en la red. De lunes a viernes, a las 12:0 del mediodía y con repetición a las 12:00 de la noche, escritores, artistas plásticos, músicos, teatreros, filósofos, semiólogos, cineastas y muchos más, tienen algo que contar, qué decir, qué informar. Ahora el reto es conquistar nuevas audiencias a nivel mundial, a través de CyC Radio, la emisora virtual del Instituto Caro y Cuervo, y ahora con el apoyo de redes sociales y de la página Web de la emisora, que nos permitirá en las próximas semanas, ofrecerle al público visitante material más interactivo. Videos, fotografías, infografías, blogs de programas, reseñas, críticas, todo lo que se requiera para que la cultura tenga otra ventana para contarle al mundo su diario existir. Los esperamos en www.caroycuervo.gov.co

@culturatotal

(Visited 1.750 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista y gestor cultural. Director de CyC Radio, emisora virtual del Instituto Caro y Cuervo y realizador del noticiero D.C. Distrito Cultural en UN Radio 98.5, Bogotá. Lector voraz y coleccionista de historias y música rock.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    ¿Habrá Metro?

    Tal vez sí, tal vez no, a lo mejor quién sabe… Prácticamente he vivido toda mi vida en Bogotá. Aquí(...)

  • Entretenimiento

    La RRUC

    O la manera inteligente de hacer radio Inicio este blog pidiéndoles excusas a todos los lectores del mismo, por mi(...)

  • Entretenimiento

    De coroneles y sargentos

    Cincuenta años de Realismo mágico y odisea pop En el año de 1967, cinco costeños cambiaron para siempre la música(...)

  • Entretenimiento

    Arriba el telón… ¡Llegó el Estéreo Picnic!

    En este caso, los telones ¡Por fin! Una nueva edición del Estéreo Picnic ya está entre nosotros. Del 23 al(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Una de las cosas que más disfruto cuando viajo por los diversos(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

8 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. A lo largo del dial de nuestra radio no se escucha sino vallenatos y genero urbano. Por eso se llenan artistas sin talento que son patrocinadas por mafias , que saben que en cada concierto y discoteca se venderán mas drogas y por lo tanto recuperan rápido la invercion.

  2. juanriveros0522

    Excelente blog..quisiera hacer un aporte. Javeriana Stereo tenía un excelente programa en las mañanas llamado Las cosas que pasan..de un momento a otro cambiaron el formato académico tipo foro que tenían para convertirlo en otra W. Resultado: la calidad se fue al piso.

  3. El mercado siempre va a buscar el punto de equilibrio, las tiendas de discos regresarán y los piratas siempre estarán también allí, los que desaparecerán será los mismos intermediarios que sofocaron al consumidor.

    Recuerde que en estos años el vinilo está despertando nuevamente y los cassettes lo están haciendo también, si miramos la cadena se necesitará las tiendas y los amantes de la música crearán la necesidad.

    No se preocupe, llegarán.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar