Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por: A. Moñino

Covid19

Dejémosle el tema científico a los que saben, o al menos a los que lo investigan con rigor, algo tan básico y obvio pero tan difícil por estos tiempos en los que todos podemos escupir cualquier opinión que no necesariamente tiene que pasar por el cerebro, mientras que otros tantos terminan creyendo lo que el azar o la viralidad determine como cierto y relevante.

Yo, como simple observador de algunas noticias y redes sociales, provisto de los Crocs que solo me atrevo a usar en un encierro de cuarentena y privilegiado como pocos en este difícil e inesperado momento que vive el mundo, quisiera señalar algunas cosas que me han llamado la atención por estos días.

Creo que la pandemia solo nos ha estampado en la cara, sin ninguna sutileza o las máscaras habituales, cosas que posiblemente en el recorrido de la casa al trabajo y del trabajo a la casa muchos no perciben o sencillamente se han negado a ver. Aún hoy, varios siguen mirando para otro lado a lo que se revela con mayor agudeza por estos días. Esta ha sido la historia de Colombia.

1. La desigualdad aterra

Sí, en pleno siglo XXI en Colombia hay gente que se puede morir de hambre. La realidad es tan frágil que un par de días sin posibilidad de trabajar ya pone en aprietos a un amplio sector de la población más vulnerable, esa que vive del rebusque o los trabajadores independientes, por no llamarlos eufemísticamente emprendedores de la economía naranja, o algo así. Tal vez varios hemos escuchado ya a personas que pasan por las calles gritando para pedir algo de comer. Incluso sin coronavirus esto nos muestra una pobreza aterradora.

New Project
New Project (1)
New Project (1)

2. Una élite que se pasa la ley por la faja

Sin coronavirus ya teníamos el popular «usted no sabe quién soy yo» y, ahora con pandemia, obviamente la situación no cambia mucho. Se denunció un matrimonio en el Country Club de Barranquilla al que, al parecer, asistieron más de 500 personas, con invitados de la tercera edad, niños y hasta asistentes de España, donde ya sabemos cuál fue el impacto del virus. El club desmintió la acusación, asegurando que solo fueron 427 asistentes…menos mal.

2

El alcalde de Popayán hizo un interesante periplo por Marruecos, con escala en España, para luego venir entusiasmado a Bogotá, Cali y, obviamente, Popayán a repartir sus mejores anécdotas y de paso el virus. Tal vez pensó que por ser alcalde estaba exento del contagio.

3

3. Un liderazgo invisible: como no se ejerce se tiene que enunciar

Como en prekinder, «el que lo dice lo es y nunca lo dejará de ser». El presidente tiene que salir cada tanto a recordarle al país que él es el presidente. No basta con la frase: «por órdenes del señor presidente…» que repite estratégicamente cada funcionario en declaración pública; al parecer, como el liderazgo es tan cuestionable, se enuncia mucho para convencer a algunos, y esto desde antes de la pandemia, que por cierto no es lo peor que le ha salido al presidente, óigase bien PRE SI DEN TE.

4 5

4. El Congreso de la República es como un gorgojo en un riel

Desde hace rato sabemos que esta gente de trabajo, no mucho. Y el coronavirus evidenció su poco afán por aportar algo en medio de una crisis tan complicada, excusas van, excusas vienen, y el país, que se joda. A la entrada del sagrado recinto debería estar tallada en mármol la frase «trabaja poco y gana mucho».

6

5. Muchas tierras del olvido

Desde antes del covid, se sabe hay regiones olvidadas y el video de la alcaldesa de Tumaco es muy elocuente al respecto. Tal es la situación, que lo más fácil parece ser prepararse para morir de una vez. Una tragedia.

6. Precaria situación del sector de la salud

Que en la salud se sobreponga el negocio a la calidad del servicio nos afecta a todos y, por supuesto, quienes más lo saben y lo sufren son quienes trabajan en el sector. Desde antes del coronavirus la situación era difícil, ahora se espera que los médicos y demás profesionales le pongan la cara a la crisis sin condiciones mínimas, no muy distinto a como era antes del covid.

7. Para muchas mujeres es más peligroso quedarse en su propia casa

La violencia de género no llegó con el coronavirus, y seguramente no se irá con él. La cuarentena solo ha agudizado para muchas mujeres, quienes son las principales víctimas, la situación de violencia doméstica que viven cotidianamente. El machismo seguramente es más difícil de erradicar que el covid-19.

7

 

8. Vecinos preocupados, poco ocupados y descerebrados

Ya en noviembre pasado, antes de la pandemia, vimos cómo el vecino preocupado fue capaz de armarse hasta con el pelapapas ante una dudosa cadena de Whatsapp, miedo generado desde los medios masivos y voceros del pánico, que mostraban cómo delincuentes podrían ingresar a nuestras viviendas aprovechando las protestas en varias ciudades. Ahora, también con el cuchillo entre los dientes, otros vecinos preocupados están dispuestos a ahuyentar al covid-19, como sea, incluso «alejando» a sus «posibles portadores»: los médicos. Quién sabe cuando ese vecino preocupado se enferme quién podrá atenderlo…

 

 

9. La corrupción como bandera

En alguno de los corredores o encrucijadas del eterno laberinto de la burocracia que es Colombia, siempre es posible que se desaparezca como por arte de magia algún recurso. Al parecer, con las ayudas para atender esta emergencia las costumbres no han cambiado. Si algo de la ayuda logra llegar a quien más la necesita, en el camino se queda algo. La corrupción no nace con este virus, ni se acabará con él.

8

Corrupción, siempre corrupción.

(Visited 4.070 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Los Perros Calientes no siempre dicen la verdad, pero al menos lo intentan. Expertos en NADA, opinan sobre TODO y siempre recogen los “regalitos” que dejan.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La primera temporada de su segunda etapa deja un título de(...)

2

Los grandes éxitos siempre vuelven a la pantalla con la misma(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

11 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Totalmente de acuerdo en todos los puntos, que vergüenza de gobierno, que falta de educación de tolerancia de todos nosotros los colombianos. Nos carcome la corrupción y la intolerancia. Duque es un títere y el Senado una manada de vagos, ladrones buenos para nada, son como las moscas, no se sabe para que existen!!!

  2. strangeitude

    No solo la elite se pasa la ley por la faja, es un relajo total lo que se ve en muchas partes: vendedores informales de fruta, aguacates, escobas, bolsas se pasean sin control por zonas residenciales, al menos en Barranquilla. La autoridad? Supongo que en cuarentena. Y que hay de las fiestas de cuarentena que los han pillado, no todas son de gente de «elite». Los demas puntos, la mayoria son propios de paises subdesarrollados. Cierto tufillo populista de izquierda tiene el bloglero.

  3. arturo110994

    Eres un charlatán, según tus mentiras deformadas nada sirve….y el que no sirve eres TU. Si en todos los países busco errores los encuentro.
    Ve al cielo…el más cercano a tu pensamiento es Venezuela…vete baboso arcaico

  4. Sumar la ineptitud e incapacidad de lideres mundiales como los de Italia, España y USA, que llevaron a la muerte de lo mas preciado, en los dos primeros, los mayores de 80 que reconstruyeron Europa

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar