Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La alcaldía de Madrid no va a retirar de la Puerta del Sol, sitio emblemático de la capital española, la enorme valla de la serie Narcos como lo ha pedido la ministra de Exteriores de Colombia. Un Pablo Escobar de dimensiones gigantescas les seguirá deseando una blanca navidad a los madrileños, en un claro eufemismo de la coca que hizo famoso al más reconocible y cruel de los narcotraficantes, en un punto de Madrid por donde pasan miles de personas cada día.

narcos-puerta-del sol3

 

No se puede negar que, como campaña publicitaria, el anuncio ha sido un éxito. Tanto como lo es la serie de Narcos, una de las más vistas entre los 75 millones de suscriptores de Netflix en el mundo. Yo no he conseguido engancharme a la trama, tal vez por el ritmo desigual, tal vez por no poder conseguir disociar la realidad de la ficción: algo que nos pasa mucho a quienes vivimos en Medellín cuando Escobar azotaba el país con su terrible violencia.

Y aún así, me encanta que exista Narcos y agradezco su éxito.

Contrario a la postura del Gobierno colombiano y a la de muchos compatriotas indignados con la serie, incluidos amigos y amigas que sufrieron los estragos de ese oscuro período, yo creo que Narcos ha servido para que millones de personas en todo el mundo consigan empatizar con un sufrimiento que desconocían, con historias terribles que fueron reales y de las que apenas se supo por las noticias.

narcos puerta del sol

Aunque podría pensarse que Narcos banaliza la figura de uno de los peores criminales del siglo XX, al ver la serie nadie puede poner en duda que lo sucedido fue terrible y que no debe repetirse. La lección moral es clara en su crudeza, en su violencia, en su forma de mostrar una realidad histórica que fuera de nuestras fronteras se ve borrosa porque se narró desde el morbo de la noticia, sin que nadie pudiera sentir una verdadera conexión emocional por la realidad colombiana.

Con todas las carencias que tiene el formato televisivo, se está contando la historia de cómo sufrió Colombia por una guerra contra las drogas que nunca debió existir, la de un personaje terrorífico que jamás debió tener tanto poder ni dinero, y que transformó al país en algo peor. Después de décadas de ser menospreciados, de ser tratados como parias, de ser ninguneados, expulsados, temidos y despreciados, los colombianos podemos ser reconocidos al fin por haber superado esa época de barbarie.

Detrás de cada sonrisa de un extranjero que intenta imitar nuestro “hijueputa”, que se ríe con el “plata o plomo”, que se sorprende de que “gonorrea” sea un insulto, detrás de cada frase de “me acordé de ti, porque vi Narcos”, viene un comentario sobre lo impresionante que fue el conocer la historia reciente de nuestro país, una curiosidad por conocer más, por saber cómo hemos ido saliendo de ese pozo profundo de mafias del narcotráfico, paramilitares, guerrilla, asesinatos, magnicidios, bombas y sicarios.

Ya es hora de se sepa que esta guerra contra las drogas impuesta por Estados Unidos es tan estúpida, inútil y criminal como se refleja en Narcos. Si el precio a pagar para que el mundo entienda lo que hemos sufrido por ello es convertir a Pablo Escobar en un icono pop que se cuelga en las vallas para promocionar una serie, creo que salimos ganando.

 

twitter facebook feed
(Visited 1.745 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Madrid es mi ciudad adoptiva, sitio de todos y de nadie, capital del Reino, moderna y tradicional, canalla y noble, llena de maravillosas historias, lugares y personas sobre las que me gusta escribir. camiloenmadrid@gmail.com

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Los buenos muertos

    Nunca conocí a mi abuela Marina. De ella me cuentan que era enérgica, decidida, que tenía un carácter guerrero. Cuando(...)

  • Vida

    El Sorteo de Navidad: a ver si hay suerte

    A pesar de la crisis económica y el desempleo, hay un pequeño local de la Gran Vía madrileña que por(...)

  • Colombia

    Narcos en la Puerta del Sol

    La alcaldía de Madrid no va a retirar de la Puerta del Sol, sitio emblemático de la capital española, la(...)

  • Colombia

    Cómo explicar el NO desde este lado del charco

    Es difícil intentar explicar por estos lares el resultado de las votaciones del plebiscito en Colombia, ante el lógico desconcierto(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El día del debut de la Selección Colombia en el Mundial de(...)

2

Muchos emprendedores ven en Internet una gran posibilidad para dar a conocer(...)

3

La influencia social es la capacidad que tienen algunas personas, conocidas como(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Dejemonos de pendajadas mojigatas, lo único que Colombia exporta es cafe, banano y telenovelas de Narcotraficantes, es por lo que conocen a Colombia en el extranjero. Si no quieren que la gente asocie a Colombia con el narcotrafico, djen de exportar esa cultura.

  2. Juan Camilo, a mí no me gustan esas series, sencillamente porque la actuación del sr. Moura no da para lograr parecerse a un colombiano, y porque según he sabido está llena de imprecisiones y exageraciones. Pero tampoco creo que dé para rasgarse las vestiduras ni que tengamos derecho a protestar, el narcotráfico es y seguirá siendo parte de nuestra historia, y como individuos no podemos asumir las culpas de otro ciudadano. Como sociedad debemos hacer la reflexión para que esto no siga pasando y no vuelva a pasar. Tratar de vetar las series sería tanto como los gringos prohibiendo películas de Al Capone, o los alemanes del holocausto. Cuando alguien me habla acá de la serie por el hecho de ser colombiano, le dejo muy claro que Escobar es fue un criminal que de ninguna manera es representativo de los colombianos, que salvo en su región nadie lo considera un héroe, y que la serie dista mucho de la realidad histórica y del país.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar