Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Pocos títulos tan bien puestos a una novela como este; Salvaje es el protagonista-narrador de la vertiente principal de la historia, porque de no ser así, no hubiera sobrevivido para contarla.

9788420419640

“Crecí con la noción de haberme quedado de por vida en un estado semianimal, salvaje. Y si mi hermano quiso ser de niño “Carlos, el Valiente”, yo deseaba ser “Juan Guillermo, el Salvaje.”

Salvaje es lo que le ocurre a todos los personajes, inclusive a los más perversos; salvaje es la peripecia del personaje de la segunda vertiente de la historia; salvaje es la forma como viven y mueren todos; salvaje es la vida barriobajera en el D.F y en la nieve el Yukón. Salvaje es el autor, que empleó casi seis años escribiendo la novela, y salvaje el libro mismo con sus 700  páginas, a cual más salvaje.

Arriaga presenta sin miramientos hacia el lector, la violencia en todas sus formas, o mejor, todas las formas de violencia. Sus agentes son, los narcotraficantes, la policía, las pandillas, lo lobos y, sobre todo, los fanáticos religiosos, llamados Los buenos muchachos, auspiciados por la Iglesia católica.

A Juan Guillermo le tocó guerrear a lo bestia para sobrevivir, inclusive desde antes de nacer, pues en el vientre materno le ganó la lucha a su hermano gemelo. Más tarde sobrevivió a un accidente de puro milagro, igual que Chelo, el amor de su vida, quien cayó desde una azotea, fracturándose todo lo que se llamara hueso. Las enormes cicatrices que la vida les fue dejando a ambos, los juntó:

 “No apagué la luz. Me despojé del pantalón y le mostré la cicatriz que recorría mi pierna. Ella ignoraba mi episodio con el vidrio. Besándola le quité la falda. Junté mi cicatriz con los suyas. Herida con herida. Después de haber caído desde seis metros de altura, sus padres la trataron con desprecio. ‘Eso te pasa por andar de puta en las azoteas’, le recriminó su padre.”

A su hermano Carlos lo asesinaron los Buenos muchachos con ayuda del policía más corrupto del D.F, y sus padres fueron a dar con el automóvil al fondo de un barranco.

Siempre andaba por el borde; a Guillermo lo mantienen vivo, el odio y la sed de venganza. Por el camino encontró en un lobo traído desde el Yukón, a una especie de alma gemela, a su otro yo salvaje. Al final se da cuenta de que por mucho que nos habite un salvaje, matar no es fácil.

El libro de Arriaga no le hace concesiones a un lector no acostumbrado a la violencia, y, en esa medida se codea (se emparenta) con La tejonera, la novela del escritor galés Cynan Jones, en la que hay mucha violencia y mucha sangre producto de la salvaje costumbre humana de divertirse a costa del sufrimiento de los animales.

Nada descabellado sería colegir que la estructura de El salvaje guarda similitud con la de Rayuela. Veamos: Una historia “del lado de allá”, la de los aborígenes y los lobos del norte de Canadá; una historia “del lado de acá” la de Guillermo en el D.F y unas historias de  “otros lados” que se intercala a lo largo de toda la novela, con etimologías, definiciones, biografías y episodios históricos que incluyen la Guerra de Vietnam. Y lo que podría llamarse “morellianas”, son los caligramas, poemas y pensamientos en voz alta que pespuntean gran parte del libro, Ejemplo:

La vida es esa línea de luz suspendida entre la nada y la nada.

Saltamos de la oscuridad a la oscuridad.

La piedra quiere eternamente ser piedra y el tigre un tigre

Queremos ser luz perpetua

pero nos extinguimos

un tigre quiere eternamente ser piedra y la piedra un tigre

en realidad somos eternamente piedras (pág. 180).

Lo que en suma nos quiere hacer ver el escritor de Amores perros y Babel, con esta novela de aluvión,  es que no se puede tener una mirada complaciente, ni de la vida en el D.F, ni de las creencias religiosas, ni del poder en cualquiera de sus formas, ni de la adolescencia en general (y de paso, de la música de los Beatles).

Así que si el lector quiere vivir una experiencia bien salvaje, sólo tiene que empezar a leer este libro, ¡Órale!

 

(Visited 200 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesor en la Maestría de Estudios Literarios y en la licenciatura en Filosofía y Letras de la Universidad Santo Tomás; profesor de Producción de textos en la Universidad Distrital. Articulista y columnista de El Tiempo y comentarista de libros en Lecturas dominicales desde 2003. Autor de Cien remedios para la soledad y Crónica contra el olvido.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

Hace cien años, el día 11 del mes 11, a las 11(...)

3

Es frecuente aumentar de peso por culpa de las pastillas anticonceptivas pero(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar