Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Los colombianos le apuestan a la paz. Eso decimos. Medellín está iluminada haciéndole referencia; pero que al ver a un general de la República abrazado a un guerrillero haga que nos persignemos dice otra cosa. ¿Y cómo con quién es que toca hacer la paz? No será con mi amigo del alma, seguro. Necesitamos reconciliarnos, lo que significa que la mímica que se ve en la foto pueda ser posible no como show mediático, sino porque hayamos encontrado el valor que significa la otredad.

Podría decirse que esta reacción es lamentable; ¿no será la esperada después de tantos sinsabores, fracasos y promesas incumplidas de lado y lado? Lo que sobra acá es desconfianza, esta que es el pan de cada día en Colombia y que se refleja en la popularísima frase: «Al perro no lo capan dos veces».

Para el error craso de un militar de su experiencia, no tengo ni un asomo de explicación. Siendo claros, la aclaración expuesta y las conjeturas planteadas me saben a ficción. Desde su: «Ganarme la confianza de la comunidad» —¿por qué nos toma el general?—, u otras más descabelladas, la cacareada verdad que dicen se necesita en un proceso de estos, será trozos de ella y ficciones. Imagino que muchos pensaron: sabe qué general, «Cuénteme una de vaqueros».

Y como «No hay mal que por bien no venga», esta metida de pata en particular reflejó el problema general que se vendrá cuando comience el postconflicto. En el país de tinterillos que somos, habrá algunos —espero no muchos— que crean que la paz se hace firmando ese pedazo de papel en Cuba, y que será muestro mantra para vivir felices y comer perdices. Pues «Bájese de esa nube mijo», eso no va a pasar. Ya lo han dicho mucho, los conflictos no se acabarán nunca; entonces se espera que cambie nuestra manera de arreglar las diferencias. Ya no por la eliminación física del oponente, sino porque seamos capaces de exponerlas y discutirlas de una forma menos arcaica y más constructiva. Una que nos deje más que solo odios, rencores y muertos.

Mucha gente no se enteró —o no quiso — de la facha del guerrillero en la foto de marras. Algunos de los que se percataron de ello dirán que «Aunque la mona se vista de seda, mona se queda». Simplista la cosa. Antes, los mandamases de las FARC iban a negociar armados, nunca se quitaron el uniforme ni en la mesa y mucho menos con sus prisioneros. Y aunque suene a libro de superación personal, cobardía es no reconocerle nada al enemigo, no la pose del militar.

Si nosotros nos pavoneamos cuando capturamos a un guerrillero, si mostramos fotos de sus cadáveres, si celebramos su muerte; porque «El que gana es el que goza», ¿qué esperábamos del enemigo en estas circunstancias? Sí, seguro que en la foto algún aroma de falsa victoria hay, y eso jode; empero no podemos pedir lo que no se da. Hay que ser consecuentes, por sobre todo en esta clase de situaciones que llevamos viviendo hace más de sesenta años. No es igualar el trato, como lo dejan ver los defensores de la guerra, sino que nosotros representamos a los buenos o eso creemos. Entonces, amparados en la legalidad no podemos permitirnos un accionar que no la demuestre siempre, ya que al tomar el atajo, ahí sí nos igualamos por lo bajo y perdemos el peso moral para luego reclamar.

Le digo pues a mi general que no le pare bolas a las personas que hablan de humillación. El honor y la dignidad no se van en una foto general Alzate, por el contrario se mantienen intactas con su manera de enfrentar el problema. Usted dio un ejemplo remarcable de responsabilidad, coraje y pundonor. Ojalá que algunos de los políticos copiaran ese ejemplo en lugar de entregar proyectos sacados del Rincón del Vago.

Ve, ¿vos te has copiado?

 

Relatos en: El Galeón Fracaso

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5 Colombia.

(Visited 75 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La curiosidad me llevó a probar y a seguir probando. Ella trajo al cine, la música, los libros, la filosofía y la voluptuosidad. Así fue como de ingeniero electrónico llegué escribir y trato de no perder la elegancia en ello. Mi principal derecho: contradecirme.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Tetas y posmujeres

    Fue hace apenas poco más de veinte años cuando me enteré que había que regalarle una rosa a la(...)

  • Entretenimiento

    Arte y política

    En menos de dos semanas, y en diferentes capitales de Occidente, han ocurrido eventos significativos dentro del ambiente cinematográfico.(...)

  • Mundo

    Organicémonos

    La primera semana del nuevo presidente de EUA ha dejado clara la verdad que hay en la frase: “Es(...)

  • Mundo

    El Baile

    En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. George Orwell   Algunos de los(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hace poco Angelina Jolie, la actriz mundialmente reconocida y representante de(...)

2

Bogotá, a diferencia de lo que muchos piensan, es una ciudad(...)

3

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

11 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. hectorarbelaezorozco

    El comentario no es acertado,por tratarse de un abrazo o pose obligado,como obligada fuè la permanencia del general frente a sus captores.Le ha tocado a niñas secuestradas por las farc,hacer el amor y a convivir con sus captores,para mì es un crimen,para el columnista un gesto de amor.

    • Héctor, no es posible que lleguemos a comparar las dos cosas. Los dos actos son obligados, seguro, el show mediático se dio, eso es claro. Pero ¿de dónde usted deduce que para mí una violación —así sea solo una— cometida por las FARC con personas secuestradas es un acto de amor? ¡Por favor! El comentario suyo es ofensivo y deshonesto.

  2. aquilescomento

    Marco Aurelio, disiento cuando dices jefe guerrillero. Las Farc ya no son guerrilla, hace rato dejaron su línea política toda vez que fracasaron como tales y vieron una mayor proyección de estabilidad económica el narcotráfico, siendo hoy día, el mayor cartel del mundo.

  3. Este joven ( el mohan ), escribe con mucha compulsión y trata de respaldar su sentir citando filosofía coloquial, eso es algo para depurar y quizás los años lo consoliden como hombre de letras o letrado o intelectual, en fin, cualquier cosa de las que pretende tener identidad hoy, pero que no convence por carecer de la naturalidad que irradian los dueños de si mismos; En cuanto la paz, permitamos al vendedor de impunidad, doctor Santos, que finiquite la negociación con sus clientes estrellas, los doctores de las farc y aprovechando que todos los billones que las farc heredó de Escobar, Gacha, Leder y otros, se encuentran muy seguros en los varios paraisos fiscales que comisionan buenos porcentajes y prestan excelente servicio.

    • Manuel, gracias por leer, comentar y sobre todo por lo de joven, es un halago. Espero que esa depuración y consolidación me tome poco tiempo, como en todo uno no para de aprender y mejorar y lograr la naturalidad que usted dice a me falta. Sobre Santos, las FARC y el dinero… no puedo pronunciarme en tanto que no conozco de donde proviene ese dinero ni su ubicación.

  4. Con al conclusión sobre la foto del General y el JEFE GUERRILLERO ( las cosas por su nombre ) y su conclusión….con su manera de enfrentar el problema. Usted dio un ejemplo remarcable de responsabilidad, coraje y pundonor……entonces, para acabar este espectáculo los Colombianos debemos hacer ya lo mismo!?…..olvidarnos de los últimos 50 años de destrucción criminal de la guerrilla de las FARC Y ELN…Y abrazarlos como muestra de responsabilidad, coraje y pundonor……llevarlos a dirigir al País…y asunto concluido!?…aceptar que lograron con su payasada lo que no lograron con 50años de criminalidad!…..AMEN !

    • No es un espectáculo lo que estamos haciendo, no es «entregarles el país a los guerrilleros». Es un poco más allá de eso, es permitirle a personas que tienen otras formas de pensar tener la posibilidad de exponerlas sin que sean amenazados. Y sí, la verdad es que se necesita más valentía para abrazar a un guerrillero (enemigo) que para matarlo.

  5. ” se espera que cambie nuestra manera de arreglar las diferencias. Ya no por la eliminación física del oponente, sino porque seamos capaces de exponerlas
    y discutirlas de una forma menos arcaica y más constructiva. Una que nos deje más que solo odios, rencores y muertos.”
    QUE GRAN SENTIDO COMUN DE SU PARTE SR.BLOGERO y es por ello que resalto de manera especial el anterior contenido de su texto, me permito saludar con gran respeto su posicion al respecto y deseo que seamos muchos los que compartamos la misma.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar