Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cierta vez hablé con un amigo de un género musical que él no disfruta mucho. Le decía mis impresiones y exponía ciertos detalles por los cuales yo le consideraba «chévere». Le contaba de sus orígenes y le argumentaba sobre su trascendencia en la historia musical. En un momento de mi discurso él empezó a opinar y yo, seguramente no falto de prepotencia y grosería, le dije que cuando se viviera la experiencia de este ritmo en alguna ciudad que realmente lo valorara su dimensión podríamos hablar. Con toda la razón me reclamó por mi grosería.

Cualquiera puede hablar de pizzas sin haber estado nunca en Italia, o de rock sin haber pisado suelo inglés. Es así, supongo, mientras hacemos referencias a lo que los sentidos nos dan, pero no tenemos este resultado si hablamos de sentimientos y vivencias con los cuales, la mayoría de las veces, hay que haberlos soportado en el tránsito de una situación específica para poder opinar.  Claro, también es cierto que las vivencias son particulares y que poco o nada —más que generar empatía o una buena charla— saca uno con debatirlas en tanto que como dicen el dicho: «Nadie sabe la sed con la que uno bebe».

En esta última categoría están los momentos pesados y dolorosos de la vida. Espacios temporales en donde uno se queda mudo: en blanco. Momentos en que las palabras no faltan, sino que sobran. No sirven, no aportan, no confortan. Los que más nos marcan: la perdida de un ser amado. Dentro de esta categoría, y en primer puesto de lejos, cuando esa perdida es definitiva. Padecer la muere una persona cercana.

Definitivamente los padres no estamos para enterrar a nuestros hijos. Cuando se rompe ese orden «natural», como si tal cosa existiera. Por más injusto que parezca, algunas veces la vida nos recuerda que ella hace sin tener mucho en cuenta nuestros planes. Que querer no siempre es poder. En cuanto el desastre acaece, ¿qué le puede uno decir a una madre o un padre cuando es su hijo el que ya no está más con nosotros? Quién se atreve siquiera a decir «Lo siento».

La verdad es que la única manera de medio aproximarse al vacío que genera la muerte de un hijo se da en el momento que uno los tiene. En tanto que con los hijos de a pocos empezás a entender el significado de ilusiónes, de sueños, de expectativas, que están puestos sobre este otro que no sos vos, mas en el que estás metiendo tus esfuerzos y sacrificios por encima de vos mismo. Es una apuesta emocional altísima que se ve truncada bruscamente y donde después del infortunio no hay manera siquiera de imaginar cómo seguir. Solo queda la pregunta por el sentido y en 2 millones de años en la tierra, aún no le encontramos ni respuesta, ni consuelo.

Los persas fueron famosos por su poesía y lograron acuñar palabras cuando se extrañaba a alguien, palabras que significaban cuán grande era ese hueco: «Tu lugar está vacío». Y en estos casos se quedará así. Adiós querido. Fuerza familia.

Ve, pues como dicen en Ida: «–¿Y luego?

—El fastidio de siempre. La vida».

Relatos en: El Galeón Fracaso

Cinalternativa

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5 Colombia.

(Visited 78 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La curiosidad me llevó a probar y a seguir probando. Ella trajo al cine, la música, los libros, la filosofía y la voluptuosidad. Así fue como de ingeniero electrónico llegué escribir y trato de no perder la elegancia en ello. Mi principal derecho: contradecirme.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Tetas y posmujeres

    Fue hace apenas poco más de veinte años cuando me enteré que había que regalarle una rosa a la(...)

  • Entretenimiento

    Arte y política

    En menos de dos semanas, y en diferentes capitales de Occidente, han ocurrido eventos significativos dentro del ambiente cinematográfico.(...)

  • Mundo

    Organicémonos

    La primera semana del nuevo presidente de EUA ha dejado clara la verdad que hay en la frase: “Es(...)

  • Mundo

    El Baile

    En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. George Orwell   Algunos de los(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar