Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El delicioso, ¿qué otro calificativo le cabe?, abogado Abelardo de la Espriella ha dicho ayer que, «La ética no tiene nada que ver con el derecho». Él, como cualquier reina de belleza confundida al darse cuenta de su desliz, decidió regalarnos más chistes por el estilo: “No tiene nada que ver el derecho con la ética y la moral porque desde el punto estrictamente filosófico, científico jurídico son dos ordenamientos. Quien no entiende eso no tiene formación en abogado”. ¿Qué dice la facultad y la universidad donde se graduó?

La verdad es que no pocos piensan como él. Muchos confunden Ética (o Moral en mayúsculas) con moral. Parafraseando a Gómez (2007)1 «La Ética es un saber teórico-práctico que no solo reflexiona sobre la vida moral de los hombres, además guarda la suficiente relación con ella para no quedarnos solo en buscar qué es la virtud por el solo hecho de saberlo, sino que busquemos ser buenos». Con todo lo que eso acarrea. Ser buenos.

Entonces, Ética y Derecho son ordenamientos diferentes, como dice el abogado, pero no por las razones que él expone. Además, es filosóficamente errado afirmar que la ética no tiene nada que ver con el derecho, porque si nos forzamos a aceptar esa afirmación, ¿cómo podemos convivir sin unas bases éticas?, ¿sobre qué parámetros viviríamos? Y más allá, ¿que está bien y que está mal? Nos quedaríamos sin norte.

Un amigo con dicha formación al que le hice la consultica me dijó, «Él es un payaso. ¡¿Cómo va a decir eso?!». Pero, ¿vos no sentís que es refrescante? Abelardito apenas nos mostró donde estamos parados. Que cambiamos el norte. El cual ahora (?) es solo acumular dinero. ¿Cómo llegamos a esto?, ¿de verdad apenas aterrizamos de barriga ante esta realidad?

El jocoso abogado pidiendo que no lo malinterpretáramos, insistió, “Son dos ordenamientos diferentes. La moral es una cosa y el derecho es otra”. Me acordé del libro Eichman en Jerusalem, la banalidad del mal. En él podemos entender cómo un paisano común y corriente, como Abelardito, como Pretelt, cómo nosotros mismos tantas veces, al negarnos a pensar y dejarnos arrastrar por la cotidianidad, por las costumbres del lugar y sus tantos ordenamientos, en donde nos ha tocado vivir, podemos ser los perpetradores de actos de maldad.

En la típica táctica de mezclar verdades con mentiras, don Abelardo afirma, “No todo lo que es inmoral es ilegal, ni todo lo ilegal es inmoral». Claro, de esos ejemplos estamos llenos. Para la primera tenemos: la esclavitud, la inquisición, el holocausto, etcétera, etcétera. Y para la segunda: el aborto, la eutanasia, la homosexualidad, entre muchos otros. Pero mi apreciado abogado, ¿A qué viene esto al caso?

Y así nos deja: listos pa la foto. Jorge Pretelt, magistrado de la Corte Constitucional, sigue pensando si renunciar o no a su cargo y eso nos demuestra el tamaño de la verdad que nos enrostró de la Espriella. Sí, él tiene razón. La verdad duele, sin embargo no hay porque matar al mensajero. Porque hay que ser buenos, sí, cuesta, siempre cuesta. Más cuando uno oye esto. Así y todo es deber moral seguir en esa lucha.

Ve, «limpiar la conciencia de toda moral», por ahí anda don Abelardo.

1. Gomez, Carlos (2007): «El ámbito de la moralidad: Ética y moral» en Gómez, C. Javier Muguerza, La aventura de la moralidad (paradigmas, fronteras y problemas de la Ética), Madrid, Alianza Editorial, 19-52.

Relatos en: El Galeón Fracaso

Cinalternativa

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5 Colombia.

(Visited 295 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La curiosidad me llevó a probar y a seguir probando. Ella trajo al cine, la música, los libros, la filosofía y la voluptuosidad. Así fue como de ingeniero electrónico llegué escribir y trato de no perder la elegancia en ello. Mi principal derecho: contradecirme.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Tetas y posmujeres

    Fue hace apenas poco más de veinte años cuando me enteré que había que regalarle una rosa a la(...)

  • Entretenimiento

    Arte y política

    En menos de dos semanas, y en diferentes capitales de Occidente, han ocurrido eventos significativos dentro del ambiente cinematográfico.(...)

  • Mundo

    Organicémonos

    La primera semana del nuevo presidente de EUA ha dejado clara la verdad que hay en la frase: “Es(...)

  • Mundo

    El Baile

    En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. George Orwell   Algunos de los(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

28 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. luiscarlos.alvarezmachado

    Pese a todo el abogado tiene razón. El derecho es un un sistema normativo diferente a la ética, lo que no implica que por esa razón queden sin vigencia las normas éticas y nos quedemos sin ellas. De no existir esa diferencia nos quedaríamos sin argumentos éticos para oponernos, por ejemplo, a la pena de muerte, pues que la norma jurídica perfectamente podría “legalizar” esa sanción, pero desde la ética no ha sido posible, al menos en nuestro medio, admitir tal sanción como ética. He ahí el ejemplo, una conducta desde el punto de vista jurídico no es ni buena ni mala, es solamente jurídi ca o antijurídica, y desde la ética, buena o mala, correcta o incorrecta, de suerte que si, pueden existir conductas lícitas, pero malas o incorrectas, y conductas ilícitas totalmente eticas. De manera señor bloguista que en tiempos de alteración emocional, es mejor calmarse y verificar antes de opinar-

  2. derechosde555319

    La ausencia del derecho (o la falta de ejercicio) y la ausencia de ética son recurrentes en una sociedad degradada, que deja de ser sociedad. Es el caso de los docentes e investigadores plagiarios y sus publicaciones fraudulentas. Por serlo, dejan de ser docentes e investigadores y pasan a ser delincuentes de cuello blanco, así la impunidad legal (ausencia de derecho) y silencio social (impunidad social) les oculte su esencia plagiadora y delictual. En muchas ocasiones, no pocas, en la Colombia del siglo XXI, la educación es plagiaria, así como el derecho puede ser ético. Visite el portal http://www.plagiosos.org

  3. Colombia pais de sicarios, asesinos y ahora asesinas, proxenetas, estafadores y estafadoras, violadores y violadoras, atracadores y atracadoras, ahora….. tambien hay abogados y estyan entrando tambien magistrados…. que verguenza de mie r dero es este pais , MORAL = actuacion buena en el ser humano… Etica = raciocinio de la moral …. un abogado no tiene moral ´pues tira para las dos partes la moral y el otro lado, pues inmoral no existe y raciocinio no tienen… son solo abogados.

  4. andres740561

    Si los. Abogados tuvieran ética y moral no defenderían cioladores, ladrones de cuello blanco. Ni asesinos. Pero el que estudia derecho lo hizo para defender al indefendible. Les toca hacerlo o se mueren de hambre. Por tal motivo ni etica ni moral tienen , por eso es diferente del derecho que lo estudian para defender al que o solicite.

  5. enver740871

    Y hay quienes todavía se rasgan las vestiduras con esa frase… Si lo que dijo el hombre es cierto en este pais: “La etica no tiene nada que ver con el derecho”. Lo que mas nos ofende es que dice la verdad y él al parecer es su fiel representante. Punto.

  6. Y todos le caen encima al magistrado, obvio que hay indicios gravisímos de corrupción y eso no tiene nada que ver con la moral, ni la ética ni con el derecho, tiene que ver con el poder, la forma como se utiliza, entonces no es que todos vienen ahora a rasgarse las vestiduras porque desvían la discusión, aquí el problema es la “Corrupción” de las personas, no que si es ético, inmoral o religioso el tema, es la infracción a la norma y eso en materia penal y disciplinaria tiene su tipicidad, la cual le cabe también a todos aquellos que han actuado en forma indebida, los asesores de esas empresas y super abogados que se mueven entre las finas cuerdas del derecho penal y actúan bajo la sombrilla del poder y entre esos creo que está pretel, que renuncie o no me da igual, porque él no acabará co nla impresionante corrupción que en las últimas décadas ha inundado al país en forma inmoral, antiética e ilegal.

  7. Es doloroso pero es cierto, el derecho nada tiene que ver con la moral, no basta con criticar porque si usted cree sí, exhiba la relación entre ambas, nada, de hecho la diosa de la justicia tiene los ojos cerrados, porque si los tuviera abiertos juzgaría mal, aplicaría su visión del asunto en cada caso, aplicaría su moral. La ética tampoco tiene que ver con el derecho, no ven las normas de las FARC, de los Islámistas, de los musulmanes?, y son construcciones legales o normas, entonces, lo dijo el abogado y todos se le vienen encima, pero ninguno dice cuál es la relación entre uno y otro ordenamiento. Existe la ética como postulado: “Que tu comportamiento sea tal, que sirva como ejemplo para los demás” en todos los ámbitos de la vida, pero veamos: El fiscal, los ex-magistrados, todos han trabajado con Fidupetrol, saludcoop, dmg y todos cobraron pinches honorarios de mil parriba ton?

    • elmohanlemus

      Digamos que en la Alemania nazi era moralmente aceptado matar judíos y era legal además; al cambiar de parámetro moral dicho acto se devino delito y se juzgó por el derecho que se basaba en otras instancias morales (más universales como el derecho a la vida).

      Los islamistas (fanáticos del islam) y los musulmanes (practicantes de la misma religión), en sus diferentes sectas, tienen algunas normas morales que no están de acuerdo con las “nuestras” (occidente), que nos pueden parecer extrañas (la del velo para las mujeres), pero… ¿quién nos da la razón? Es, en muchos casos, una concepción etnocentrista la que nos la da, poco más que eso.

  8. rodrigo.sarmientopalacio

    Don abelardito se enredó en su palabrería y luego, con su ego que lo asfixia, le costó reconocer su embarrada. Lo que quiso decir, y es cierto, es que una cosa es la ética y otra el derecho. Pero se le chispoteó decir que no tienen nada qué ver una y otro.

    • elmohanlemus

      Como un principiante ante un micrófono abierto. Así me pareció a mí. Al menos allí cabe disculparlo —y si él se retractara…—. No siempre estamos para dar respuestas brillantes y acertadas. Estamos acostumbrados a que se de en otros escenarios, bajo otros circunstancias y hasta con otro género; pero hoy la inmediatez es casi un deber ser de las cosas donde no hay mucho espacio para el humano arte de errar. ¿No hay un desbalance entre entrevistador y entrevistado?, ¿es justa la manera en que se presentan estas relaciones?

  9. Abelardo de la espriella es un producto de los medios, un personajillo bien vestido y bien altivo, alzadito y valentoncito… un abogadillo con dinero q considera es lo mejor en derecho y como tal lende su alma al diablo o a la misma madre… es como el padre chucho en version de abogado. Claramemte cualquier pendejada q dice el señorito es publicada y aqui nos tiene leyendo…escribiendo…. de moral y valores????? Nada, revisen el historial de casos que ha aceptado y decidan

  10. Es que se equivocaron cuando nació,el no es de la espriella ,es de la mierda costeña,que dicen “que los cachacos cuando en la costa se dice aprovechar la oportunidá,aquí le dicen peculado.Algo similar a la política de Hitler Uribe.todo vale.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar