Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Esta semana vi dos videos que —hoy hasta lo irrelevante es viral— de seguro ustedes también vieron. Ambos hacen pensar en nuestra especie, en sus creencias, en su ética, en sus capacidades y grandezas, tanto como en sus miedos, sombras y fracasos. Dos deportistas alternativos ponen a reflexionar y soñar (?).

No creo que con el primer video sus realizadores quisieran llegar hasta allá, pero se nota un repaso fílmico al Génesis. Vamos de la oscuridad total a una exuberante naturaleza —el paraíso terrenal— hasta llegar al versículo 1:26 ese que dice, «Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en toda serpiente que se anda arrastrando sobre la tierra». Acá ese hombre está representado por Robbie ‘Maddo’ Maddison en moto.

 

‘Maddo’, por su apellido y lo alocado, es un motocrosista freestyle australiano, que va quebrando la paz y la quietud que reinaban en ese bosque tropical. La musicalización encaja perfecto con la fotografía y hace que el pulso se acelere con las acrobacias de motorista. Y así prosigue hasta que el resulto australiano se las ve con una ola tres o cuatro veces más alta que él… ustedes saben ya el resultado.

Sobrecogedor, llena de orgullo esa muestra de capacidad del ser humano, ¡es Fantástico! Todo el poder del hombre, toda la valentía que nos ha llevado a superar nuestros miedos y límites y que nos ha puesto en donde estamos. Para bien y mal porque del otro lado también causamos daños en la ambivalente relación con la naturaleza, de la que nos servimos y de la que nos debemos defender, y a la que, ¡ay de nosotros!, no sabemos cuidar y respetar. Tal vez porque, como en otros casos aún no tenemos la suficiente inteligencia o no confiamos en ella, hemos sabido sacudirnos de nuestro ADN las doctrinas bíblicas en las que se asienta nuestra ética y que al hacer de creencias verdades nos mantienen en la caverna.

En el segundo video, Ross McGouran nos presenta el juguete con el que todos soñamos desde hace 26 años una Hoverboard —Lexus— la patineta voladora de Volver al futuro II. El todos es porque seguramente la mayoría de los que creíamos viejos en esa época no lo hicieron. Ross vuela en un skatepark en Barcelona con algunos de sus colegas. Una vaina sorprendente, casi mágica, que como dice allí, nos recuerda a las alfombras voladoras de Las mil y una noche.

 

El aparato tiene su truco, como lo verán en la historia que está detrás de este gadget, pero no por ello deja de ser menor el esfuerzo y la colección de buenos atributos: inventiva, ingenio, cooperación, ganas, que le ponen humanos de diferentes razas, seguramente credos, edades y profesiones para desarrollarlo. El inglés, que devino en esperanto, se oyen con múltiples acentos en diferentes lugares del mundo donde los más viejos, que han dedicado años de estudio y esfuerzo en el desarrollo de este juguete disfrutan, como si fueran ellos, el uso que le dan los más jóvenes. La alegría se reflejada en la cara de todos los involucrados. No hay cuchos que no saben nada, no hay muchachitos vagos y faltos de oficio. Sin prejuicios, por el contrario lo que se ve es respeto y admiración por las capacidades de los unos tan diferentes a los otros. Un bálsamo entre tanto desencuentro.

Lograr superar esos mitos, que nos ponen en la cima de la creación, y prejuicios, que impone una sociedad en donde la juventud y la belleza están tan sobrevaloradas, suena a utopía. Como la Hoverboard que Marty McFly usó en la trilogía de marras. Pero ya tenemos un prototipo funcional.

Ve, vos hijo de Dios ¿seguís pensando que sos único y especial?

 ¿Querés leer más?

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5

 

(Visited 569 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La curiosidad me llevó a probar y a seguir probando. Ella trajo al cine, la música, los libros, la filosofía y la voluptuosidad. Así fue como de ingeniero electrónico llegué escribir y trato de no perder la elegancia en ello. Mi principal derecho: contradecirme.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Tetas y posmujeres

    Fue hace apenas poco más de veinte años cuando me enteré que había que regalarle una rosa a la(...)

  • Entretenimiento

    Arte y política

    En menos de dos semanas, y en diferentes capitales de Occidente, han ocurrido eventos significativos dentro del ambiente cinematográfico.(...)

  • Mundo

    Organicémonos

    La primera semana del nuevo presidente de EUA ha dejado clara la verdad que hay en la frase: “Es(...)

  • Mundo

    El Baile

    En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. George Orwell   Algunos de los(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Una de mis grandes sorpresas y fuente de felicidad durante estas(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar