Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

I’m not in the business. I am the business.

Rachel

Se podría decir que desde el nacimiento de las maquinas, hemos desarrollado un gran complejo de Frankenstein suponiendo que en algún momento ellas nos dominarán. La anterior afirmación se ve reflejada en producciones culturales distópicas que pasan por la literatura, el cine y las series de TV de ciencia ficción. Quién no recuerda con terror el «I’ll be back» con el que Arnold Schwarzenegger nos amenaza en Terminator.

Esa película no está sola en su atención al miedo humano contra nuestros hijos bastardos, esos que provienen de la biomecatrónica y la computación: Wall E, Matrix, Blade Runner, Her; series televisivas: Black Mirror, Orphan Black; literatura: El hombre en el castillo, 1984, I robot, Never let me go; son algunos ejemplos que nos enfrentan al sentimiento de ese futuro que estamos construyendo. El sentido, la comunicación, el amor, la cotidianidad, el aburrimiento, el cuerpo, el otro, el sexo, temas que siempre han afectado la vida del hombre, parecen, hoy, con un nuevo responsable, las tecnologías computacionales. Ellas en muchos aspectos están siendo las encargadas de dar respuesta —o solucionar— a las preguntas de siempre de la humanidad.

El ‘nuevo’ mundo tecnológico, este que devino en la epistemología de las masas, la herramienta con la que vemos y entendemos el mundo, me lleva a preguntar: ¿es la imagen que nos dan estas herramientas la real? No estaremos como la rana de la fábula y análogamente el agua son estos nuevos mecanismos y herramientas que no nos dejan tomar distancia suficiente como para ver el problema.

Así, el ‘avance’ no ha parado y hoy disponemos de un ejército de apps en nuestros celulares para comunicarnos, para expresarnos, para combatir la soledad y para tener más tiempo. La verdad es para muchos lo que hay es menos tiempo y más soledad en tanto que vivimos distanciados y sintiéndonos únicos dentro de un planeta de miles de millones de semejantes. Como en los relatos de vampiros ¿no lo estamos invitando a entrar en casa para que nos desangre? Hoy vivimos en la era selfie, la del hágaloustedmismo. Son las redes sociales el lugar en donde tenemos que auto gestionarnos todo: desde el entretenimiento hasta la crítica. Producir y consumir lo que nosotros mismos hacemos mientras nos vamos aislando cada vez más al vernos rodeados de un séquito de personas que piensan y ven el mundo como nosotros.

Para los otros hay una respuesta «siléncieme/deje de seguirme». Facebook, la red social, no tiene botón de dislike, como si no se pudiera disentir del otro y si alguno se atreve a opinar diferente, un séquito de ‘amigos’ o ‘seguidores’ atacan al contrario y lo vapulean. Las herramientas son solo eso, y esa autogestión que tenemos en otros campos es la que se nos echa en falta ahora mismo y por la cuál seríamos nosotros mismos los que acabemos con la ‘humanidad’ llegando a un planeta zombi. Valga la pena recordar también que esta época no es tan única y que la humanidad ha pasado hace poco más de 100 años el telégrafo, de agua potable —así en Colombia aún no tengamos—, las vacunas ola luz eléctrica fueron avances alcanzados por la humanidad que pusieron la vara muy arriba en cuanto al impacto en la calidad de vida de las personas y que estos nuevos desarrollos no han llegado a alcanzar.

Si es insoportable el mundo sin unas horas de Internet, pues, pónganse a pensar en uno mundo sin alcantarillado o sin luz eléctrica. Sin ir a espacios en donde su impacto es más preocupante, como en el laboral, la comodidad que nos han traído las TIC, en no pocas ocasiones nos impide tomar distancia y, a su vez, nos aísla para terminar en una comunicación inocua con los demás. Un atisbo de solución es pedirles a esas máquinas que nos ayuden en nuestra dependencia con soluciones como las que mencionó Isaac Asimov en sus leyes de la robótica.

 

Ve, ese hermano siamés si que da lío.

 ¿Querés leer más?

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5

(Visited 568 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La curiosidad me llevó a probar y a seguir probando. Ella trajo al cine, la música, los libros, la filosofía y la voluptuosidad. Así fue como de ingeniero electrónico llegué escribir y trato de no perder la elegancia en ello. Mi principal derecho: contradecirme.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Tetas y posmujeres

    Fue hace apenas poco más de veinte años cuando me enteré que había que regalarle una rosa a la(...)

  • Entretenimiento

    Arte y política

    En menos de dos semanas, y en diferentes capitales de Occidente, han ocurrido eventos significativos dentro del ambiente cinematográfico.(...)

  • Mundo

    Organicémonos

    La primera semana del nuevo presidente de EUA ha dejado clara la verdad que hay en la frase: “Es(...)

  • Mundo

    El Baile

    En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. George Orwell   Algunos de los(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar