Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Según muchos de los gurús de la economía mundial, los ingresos de la clase media en un país como Estados Unidos están estancados desde hace al menos tres décadas. Y aunque también es verdad que el costo de vida ha venido disminuyendo este es un inútil torniquete que no logra atajar el crecimiento de la desigualdad. Es así pues en lo que va corrido de este Siglo XXI esta disparidad se ha incrementado en general todos los países «asociados» a la laissez-faire. Y el mundo se afana. “La sombra negra que se cierne sobre la economía global” fue el nombre que le dio la patrona del FMI, Christine Lagarde.

Y no es que ella sea muy socialista que digamos. Sumergidos en el «dejar hacer», desde su original Gran Bretaña hasta otros países más socialistas como Suecia ni hablar de las Banana Republics como la nuestra, los dirigentes políticos y económicos se despachan sendos y afectados discursos sobre el mentado asunto. ¿Soluciones? Pues, la receta de siempre: «trabajar en conjunto para recuperar la senda del crecimiento». Porque la batalla ideológica del modelo económico ya se da por perdida y todo lo que suene a impuestos progresivos suena cuando no mamerto, naive y peregrino. Los mismos gurús de siempre se inventan nuevas manera de decir que más impuestos alejan al capital como Caperucita Roja lo debe hacer del lobo feroz. Y de tanta repetidera ya se lo da por sentado.

Sin embargo, ni por bajas ni por altas que sean las cargas impositivas de cada país siempre se busca hacerles el quite. El escándalo de los papeles Panamá nos vino a confirmar el secreto a voces: la élite económica del mundo, los cacaos de cada país se gastan parte de su dinero en buscar formas alternativas para no pagar impuestos donde lo deberían hacer. Desde hermanas de reyes pasando por futbolistas y músicos hasta cineastas izquierdosos. Nada nuevo. Ya en 2007 al adalid de la lucha contra la pobreza en África y la condenación de la deuda al tercer mundo, Bono, se le había partido el motor cuando se descubrió que tenía su fortuna, y la de U2, en Holanda y por ello evitaban pagar impuestos en Irlanda.

Hablar siempre ha sido mucho más fácil que hacer. Acá mi parte. El Estado debe de ver cómo recauda mejor los impuestos y a quién se los exime. Hoy por hoy, es quitarle impuestos a los ricos, porque dizque así ellos generan empleo, y que sea la gran masa la que sostenga las finanzas del país. Del mundo. La cuestión funcionaría si esa masa que trabaja pudiera generar riqueza. Pero está estancada. Cualquiera con dos dedos de frente se podría llegar a preguntar para quién es que se estancó el crecimiento. Porque lo cierto es que dentro del tema de producir riqueza desde hace años la brecha que existe entre los dueños del capital y los del trabajo no deja de hacerse más amplia y profunda. Hace 30 años en Colombia un salario mínimo equivalía a 135 dólares, hoy alcanzamos los 224 dólares. Les dejo la tarea de comparar las inflaciones.

Con este modelito llegamos a que el 1 % de la población tiene tanto como el 99 % restante, y claramente las cuentas no dan y el asunto se revienta. O se reventará. Pero parece que los que dicen representarnos cada vez están más lejos de nosotros. Al fin y al cabo, ¿qué es un voto contra dinero para financiar las campañas, y la propaganda? Porque adivinen de dónde sale esa platica. Sí, sí. De allí mismo. Sería casi increíblemente fácil hoy con todas las ayudas tecnológicas saber por dónde va el flujo de dinero y de esta manera lograr que los impuestos que paguen los que más tienen sean destinados a donde más se necesitan con un control exacto. ¿Qué tal así mejorar las condiciones de vida de la mayoría? Los impuestos son la única solución racional en cuanto no se debería esperar que la caridad aparezca para salvar a nadie.

No obstante, todo parece indicar que no se quiere y que la tecnología solo está siendo usada para ayudar más al capital y menos al trabajo, recuerden en lo que quedó las exenciones de impuestos del gran colombiano con las empresas para aumentar el empleo. Lo fatalmente gracioso es que estamos viviendo en el mismo «Rascacielos» —el de Ballard— y como Laing nos sentimos falsamente a salvo; pero ya sabemos lo que se nos viene encima.

 

Ve, ¿y cómo hace Japón que no crece hace una década?

(Visited 644 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

La curiosidad me llevó a probar y a seguir probando. Ella trajo al cine, la música, los libros, la filosofía y la voluptuosidad. Así fue como de ingeniero electrónico llegué escribir y trato de no perder la elegancia en ello. Mi principal derecho: contradecirme.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Tetas y posmujeres

    Fue hace apenas poco más de veinte años cuando me enteré que había que regalarle una rosa a la(...)

  • Entretenimiento

    Arte y política

    En menos de dos semanas, y en diferentes capitales de Occidente, han ocurrido eventos significativos dentro del ambiente cinematográfico.(...)

  • Mundo

    Organicémonos

    La primera semana del nuevo presidente de EUA ha dejado clara la verdad que hay en la frase: “Es(...)

  • Mundo

    El Baile

    En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. George Orwell   Algunos de los(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Desde el inicio de la campaña electoral en Estados Unidos, Donald(...)

2

Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar