Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario.

George Orwell

 

Algunos de los que han tenido hijas saben de lo que ellas son capaces si las dejamos. Si no las marchitamos haciéndolas princesitas, delicadas y sumisas pensando más en el cómo se deben ver que en vivir. Aunque habría que recurrir a la posverdad para negarlo, ellas no tienen el mismo tamaño, peso o fuerza física; pero son carencias —parece que aún hoy algunos las ven así— que compensan con fortaleza y un aguante inimaginables para los machos. La fuerza ha obnubilado al hombre, y nos ha tomado toda la existencia reconocerlas como iguales.

 

 

Sin embargo, lo duramente ganado en la mitad más reciente del movimiento feminista se vuelve a cuestionar por cuenta de un desaliñado calco de Don Drapper hecho presidente de los Estados Unidos. Primero, los derechos civiles borrados del sitio oficial de la presidencia, y los ataques a John Lewis —uno de los seis líderes de los Freedom Riders en los sesenta—; luego toda mención al cambio climático se esfumó; para seguir con que https://www.whitehouse.gov/espanol “no se puede encontrar” más. Y apenas cumplidos 44 años de ‘Roe vs. Wade’ —la ley que hizo legal el aborto en EUA— y se anuncia la firma presidencial al decreto que impide financiar con fondos federales a ONGs extranjeras proaborto. Sus consecuencias serán complicadas para los más necesitados. Tal vez el tipo que alienta a “agarrarlas por la chimba” ignora que ellas saben jugar largo y que se mueven mejor. Como si fuera un cha cha cha, sus derechos van tres pasos para adelante y tres para atrás; pero ojalá al terminar el baile quedemos donde ellas esperen.

Hoy que la diversidad, la igualdad de derechos, la inclusión social, los derechos reproductivos, la ecología están en juego, las sucias mujeres han tomado la iniciativa y nos sacaron a bailar. Fueron las primeras que se levantaron en pie de lucha y tomar la vocería. Veinticuatro horas más tarde del “Día Nacional de la Devoción Patriótica” —nombre que le dio a la fecha de su investidura—, las pussyhats movilizaron ríos de personas en el mundo para defendernos a todos. Michael Kazin nos recuerda que populismo de derecha racista y chovinista en EUA no cosa reciente, dándose su última vez fue con Reagan: The people vs. Special Interest. Aunque duela recordar a Hegel: “La historia se repite primero como tragedia, luego como farsa”, hemos decidido que la salvación del desastre del reaganismo es un remake del mismo. El nuevo showman es el director del refrito que contienen los elementos de siempre: superioridad moral cristiana, anti-elitismo, patriotismo revanchista y racismo.

Muchos en estas latitudes creen que no están invitados a este festejo, que esos son problemas del primer mundo. Lamentablemente, el vecino puso la música tan fuerte que sentimos los bajos en las vísceras. Las discusiones en Colombia sobre que muertos son deseables o no son cosa de cada día. En nuestras calles ya ha habido hordas autoproclamadas en pro de la familia y en contra de la igualdad. Entonces, ¿dejarán algo bueno el paso de este misógino por el salón Oval? Sacudirnos de tanta apatía política no nos caería mal. Menos discurso políticamente correcto tampoco. Reducir la tercerización del trabajo industrial nos vendría bien —mientras vemos que pasa con los robots y la I.A.—; pero poco más. Serán cuatro años de resistencia mundial.

Los trinos de Ordóñez y Uribe buscando congraciarse con el pelianaranjado, resaltan que a pesar de andar enguayabados de populismo parece que lo queremos curar con Jack Daniel’s. Hoy más que fuerza se necesita fortaleza, y tenemos mucho que aprender de ellas en ese campo. Ellas ya dieron el primer paso, y como buenos parejos toca cogerlo; porque comer pavo podría matarnos de hambre.

 

Ve, seguro que hay medios más elegantes e inteligente contra las corridas de toros que la burda prohibición

 

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5

Hablemos en Twitter

 

(Visited 415 times, 2 visits today)
PERFIL
Profile image

La curiosidad me llevó a probar y a seguir probando. Ella trajo al cine, la música, los libros, la filosofía y la voluptuosidad. Así fue como de ingeniero electrónico llegué escribir y trato de no perder la elegancia en ello. Mi principal derecho: contradecirme.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Tetas y posmujeres

    Fue hace apenas poco más de veinte años cuando me enteré que había que regalarle una rosa a la novia.(...)

  • Entretenimiento

    Arte y política

    En menos de dos semanas, y en diferentes capitales de Occidente, han ocurrido eventos significativos dentro del ambiente cinematográfico. Un(...)

  • Mundo

    Organicémonos

    La primera semana del nuevo presidente de EUA ha dejado clara la verdad que hay en la frase: “Es mejor(...)

  • Mundo

    El Baile

    En un tiempo de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario. George Orwell   Algunos de los que(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

De abundantes carnes, muy abultado y corpulento, que excede del grosor corriente(...)

3

Maria Paula Navas, bióloga, ambientalista y creadora de Sanacomilona y yo, coach y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar