Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El trato correspondido por un Estado frente a aquel sujeto transgresor del ordenamiento jurídico permite analizar el comportamiento de una sociedad y sus necesidades, tal es el caso de Colombia, que desde hace algunos años está buscando estar acorde a principios y normas internacionales, que bien parecen ser cláusulas dirigidas a países subdesarrollados e ignoradas por potencias mundiales, ha pretendido dar un margen de protección y salvaguardia de los derechos humanos, aquella herencia de la revolución francesa de 1789 mediante la declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano y el reconocimiento de la universalidad de estos.

En Colombia el antecedente principal inmediato es la Constitución Política de 1991 que expresa especial protección a los derechos fundamentales y establece mecanismos jurídicos para su defensa, sin embargo, la constante a través de los años ha sido velar por los derechos de los delincuentes y terroristas quienes han sido victimizados por ciertos sectores sociales y autoridades gubernamentales y judiciales quienes defienden el derecho a la vida y a la integridad de estos y olvidan el dolor y el trauma de las víctimas y de la comunidad en general.

En Colombia al delincuente se le premia con una curul en el Congreso o con una gobernación o alcaldía, patrocinados directamente por un pueblo, en donde se protege y se da refugio al asesino, ladrón o violador y se insulta, empuja y amenaza a la autoridad pública cuando cumple su deber, el síntoma de una sociedad que ha perdido parámetros de autoridad desde la semilla, los padres.

En un país donde se afirma que el delincuente atraca porque tenía hambre, mata porque no le quedaba de otra, secuestran a alguien porque dio papaya, un borracho atropella a alguien y no es su culpa porque no era consciente, se premia a quien evade impuestos con amnistías y se revictimiza constantemente a quien transgrede la ley, es la manifestación de un síntoma de enfermedad social.

En Francia, por ejemplo, el objetivo de las autoridades después de haberse perpetrado la muerte de los caricaturistas era claro, la muerte, la persecución y la rendición para quienes provocaron la masacre en la sede de Charlie Hebdo, no significa, por supuesto, acudir al refrán popular “ojo por ojo, diente por diente”, pero si mantener un trato justo para los distintos sujetos sociales.

Si queremos tratar de manera digna y justa al delincuente común o al terrorista de gran envergadura, es una exigencia y necesidad construir cárceles que permitan un proceso de resocialización integral, donde el trabajo, la educación, el arte y la recreación se constituyan e instrumentos para recuperar un ser humano que está al servicio del delito.

Si el Estado pretende proteger los derechos, debe advertirle al delincuente sus deberes y obligaciones, y debe la justicia, solamente el aparato judicial, el encargado de sancionar con todo el peso de la ley la violación a la ley en sentido amplio, es precisamente este el reto de Colombia en materia de postconflicto, no es solo el anuncio de la discusión de un cese al fuego bilateral sino el empeño por dignificar la labor de la justicia, de no ser así, estaremos avocados peligrosamente a un país donde los periodistas y la Fuerza Pública seguirán pretendiendo hacer justicia.

Artículos mas recientes:

Estado Islámico, Cuba y Estados Unidos: titulares en el 2015 (31 diciembre 2014)


//

(Visited 211 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Un espacio para analizar y reflexionar el acontecer nacional y algunos de los sucesos que son tendencia en el mundo. Sígueme en twitter: @juanma_0423

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar