Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Director de la Fundación para el Diálogo y la Cooperación interreligiosa INTERFE

Luego de largos años de acompañamiento he tenido la oportunidad de compartir con hombres y mujeres que honestamente se hacen la pregunta sobre Dios, su existencia, su bondad, su intención creadora y su paternidad pero  también, en repetidas ocasiones, en esa misma sinceridad, encuentro personas que sienten que Dios no les habla, y que la religión es un montón de contenidos sin significado, que no pasa de ser una colección de historias “piadosas” más cercanas a las fábulas que a realidades que le den sentido a su existencia.

La gente está cansada de repetir lecciones doctrinales que no entienden y que por tanto tampoco creen, y que al fin de cuentas no responden a sus grandes preguntas vitales. Recuerdan que sus clases de religión consistían en clases de estética donde lo importante era hacer dibujos de Semana Santa o Navidad,  ver películas “bíblicas” (que por cierto eran de muy mala calidad), asistir a las celebraciones religiosas pero nunca les enseñaron a escucharlo o a discernir su voluntad. Quedaron tan saturados y confundidos de “lecciones sobre Dios”  que al salir de colegios religiosos no querían saber nada de “Monjas o de Curas”. La religión se hizo, para algunos, algo tedioso o a lo sumo inservible. Fueron pocos los momentos de encuentro reales con la divinidad en experiencias significativas y profundas.

Tal vez nos concentramos más en estudiar “clases de religión” que en cultivar una auténtica espiritualidad.

Otros en la vida adulta, se han cansado de la falta de experiencias religiosas reales y cotidianas. Han tenido una formación teórica, muchas veces memorística, pero no han sentido que tenga un correlato en la vida diaria, en los sentimientos, en las emociones, en el intelecto, en su familia, en la vida económica y sociocultural. Parecería que Dios se revela solo a algunos, a los “santos”, a las “beatas” pero que no se acerca a la gente del  común, aquellos que lo buscan y no lo encuentran.  Se aburrieron de un amor a “distancia”, de un amor “virtual” que nunca se expresa y que nadie les enseña cómo hacerlo.  Faltan más acompañantes espirituales para la gente.

Algunos preguntan dónde estaba Dios cuando les sucedió alguna desgracia y se preguntan también por qué si intentaron ser “buenos” les pasan “cosas malas”. Esto deja un sinsabor en las personas de que Dios no cumplió su parte y lo peor, en ocasiones parece convertirse en cómplice de las desgracias.  Es verdad que no falta la “piadosa” que frente al dolor de una madre por la muerte de su hijo, piensa hacer un acto de caridad al decirle “Dios se lo llevo al cielo porque necesitada angelitos” o “Era tan bueno que no quiso  dejarlo en esta tierra”.  Es cierto que algunos han encontrado consuelo en esos momentos de dolor en la religión, pero la imprudencia en no pocos fieles,  han desdibujado a Dios como un ser cruel. Y a estas personas heridas y en sus duelos no se les ha hecho el acompañamiento posterior.

La imagen de un Dios castigador y vengador ha hecho también mella en la conciencia del pueblo.  Se ha utilizado la explicación de la voluntad divina para justificar un revés,  un infortunio y hasta una desgracia, afirmando que es su Voluntad para corregir al perdido, para devolverlo a la senda; ¿pero qué  pasa con los que han intentado ser cumplidores y se sienten castigados injustamente? Y más de uno utiliza frases que refuerzan ese carácter vengador  “yo no haré nada…todo lo dejo a la justicia Divina”.  Se proclama a Dios amor, misericordia, compasión y la gente no comprende cómo puede asociarse al mismo tiempo a la guerra,  al desastre, a la violencia y hasta el terrorismo.

Otra causa para el alejamiento y negación de Dios es, el doloroso sentimiento de engaño,  la explotación,  el abuso y en ocasiones violación por parte de aquellos que se suponía representaban a Dios y a sus instituciones.  A las personas no sólo les escandaliza el hecho abusivo sino el silencio cómplice, el ocultamiento y la mentira. Quedan cicatrices tan profundas que han dañado vidas y familias enteras y han robado la inocencia y la confianza en Dios (pues consideran que su silencio es cómplice).

En muchos casos el desafortunado intento de sobornar el silencio con razones religiosas, ha ocasionado que explote en escándalos que han salpicado a todos los miembros de la comunidad.  Es necesario el pedir perdón pero también la sanción ejemplar, para que no quede impune la falta en nombre de una “misericordia” acomodaticia.  Mientras no haya verdad no habrá justicia y por tanto tampoco reconciliación con la comunidad y con Dios.

Sin embargo estas situaciones de alejamiento y duda, no es sólo asunto de los “escépticos”, de aquellos de se encuentran alejados o en la periferia de la religiones.  Las crisis, el alejamiento y la desesperación por el silencio de Dios, también se da entre hombres y mujeres de fe en diferentes estados de vida. La rutina, el exceso de trabajo, el progresivo sentimiento de soledad, el desencanto por las instituciones, ha causado en algunos el enfriamiento espiritual.

Pero, tal vez, no es que Dios no se comunique sino que nosotros no hemos aprendido a escucharlo. Sería importante que revisemos internamente si algunas de las siguientes circunstancias han afectado nuestra relación con Dios:

  • No hemos silenciado nuestro ruido interno
  • Lo invocamos con angustia sólo en momentos de crisis
  • Lo buscamos con miedo e interés
  • No le dedicamos tiempo a la intimidad de la oración
  • No aceptamos que nuestro tiempo no es el suyo
  • Nos acercamos sin creer realmente que somos importantes para Él
  • Pensamos que su voz es exclusiva para “elegidos” y no para todos
  • Seguimos enojados y no queremos escucharlo
  • No se busca por el propio esfuerzo del amor
  • Lo intentamos como un ejercicio mental o de fórmulas mágicas
  • Estamos distraídos y no escuchamos su respuesta
  • No nos dejamos sorprender por Él hablándonos en la creación
  • No lo encontramos en el hermano
  • No vamos a Él como adultos en la fe sino como niños caprichosos
  • No asumimos nuestra propia cuota de responsabilidad en el destino que queremos darle a nuestra existencia

Finalmente, y lo más difícil, no es únicamente intentar escucharlo, sino que Dios pueda hablar a través de nuestras vidas a aquellos que lo necesitan y en esto vuelvo a insistir sobre la Responsabilidad Social de la Organizaciones Religiosas (RESOR).

Gracias por las comunicaciones que me han llegado por vía redes sociales y email pero agradecería dejar sus comentarios consignados también en este blog.

 

Contactos:

@teologosalazar

teologosalazar@gmail.com

(Visited 2.858 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

El teólogo Fabián Salazar Guerrero, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de diversas denominaciones religiosas, visitando varios países y compartiendo enseñanzas con líderes de diferentes tradiciones espirituales. Su labor como consultor, junto a su reconocida trayectoria como investigador y profesor Universitario de Teología, le ha permitido acompañar procesos de integración interconfesional y reconciliación. Actualmente dirige la fundación para el diálogo y la cooperación Intereligiosa INTERFE y se desempeña profesionalmente como consejero espiritual personal y empresarial.

Más posts de este Blog

  • Vida

    Decir las cosas a tiempo

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor Espiritual.   En ocasiones se siente un nudo en la garganta(...)

  • Opinión

    Estrellas en la noche oscura

    Fabián Salazar Guerrero, PhD. Doctor en Teología. Asesor Espiritual. En algún momento de la existencia miramos a nuestro alrededor,(...)

  • Opinión

    Inteligencia de corazón para ayudar a los demás

    Fabián Salazar Guerrero. Asesor Espiritual y Doctor en Teología. Luego de iniciar una vida espiritual nuestro amor se desborda(...)

  • Vida

    Gracias, amigos

    Fabián Salazar Guerrero. Doctor en Teología y Asesor Espiritual.   En días anteriores tuve la dicha de encontrarme con(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

18 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. mariamcontigo0718

    El Dios que ni escucha ni habla

    Querido amigo Fabian, tu post tiene mucho de verdad, pero tampoco debemos olvidar que Dios escucha a sus hijos dependiendo siempre de la forma como nosotros nos dispongamos a oirle, porque son nuestros oídos los sordos a sus respuestas.

    Bendiciones, Dios contigo

  2. Pues NO es el Señor un ser indiferente, ÉL es el Padre eterno, la fuente del amor, el GRAN YO SOY, y espera con ansias que cada uno de los suyos vuelva su corazón a ÉL, para que asuman la identidad de HIJOS y vivan de acuerdo a ella. Se trata de INTIMIDAD en su presencia.
    Excelente blogs.

  3. Mil gracias. Mucha de la responsabilidad (si de responsabilidades se tratara), del distorsionamiento de nuestras creencias somos nosotros mismos. Nos vendieron creencias, imagenes, conceptos, tradiciones, etc., y nos las comemos todas sin ningún criterio, pero ahí nos quedamos, no nos interesa nada más, no buscamos la forma de abrir nuestro corazón a la voluntad del Padre, que se expresa en la medida en que silenciemos tanto ruido interno y externo. Él siempre está, pero no sabemos escuchar…

  4. Mi querido Fabian; definitivamente quedo con la lectura de este articulo completamente identificado, y en resumen entendiendo como lo que quizás nos acontece en el día a día, es debido al alejamiento de Dios y su verdadera iglesia (Cristiana), alejamiento en el sentido de nuestra falta de compromiso en cuanto a lo que decimos creer y actuamos, permitiendo que haya una permeabilidad en nuestro pensamiento y como consecuencia el afloramiento de sectas que terminan confundiendo mas a la gente del común

  5. “Quiten de su vida todo lo malo y lo sucio, y acepten con humildad la palabra que Dios les ha sembrado en el corazón, porque tiene el poder para salvar su alma.” Santiago 1:21 (NTV)

    Sabemos que la calidad de la señal de un teléfono celular es muy variable. Lo mismo sucede contigo. Debes estar correctamente posicionado para poder escuchar a Dios hablar.

    Muchas veces no damos la oportunidad de hablar con nosotros. Queremos hacer lo que queremos hacer, no lo que Dios quiere que hagamos. Nuestros corazones están endurecidos, y no estamos dispuestos a escuchar.

    Cuando tienes una mente cerrada, por supuesto ¡Él no va a hablar contigo!

    Pero si realmente quieres escuchar a Dios – ¿y qué creyente no quiere escucharlo? – tienes que entender qué es lo que te aleja de escuchar a Dios. Hay tres barreras mentales que mantienen tu mente cerrada al mensaje de Dios.

    Orgullo. Si piensas que no necesitas a Dios en tu vida y quieres manejar tú mismo las cosas, probablemente no escuches lo que Dios dice. El orgullo te impide estar abierto a la posibilidad de que Dios quiera decirte algo.
    Miedo. Muchas personas no pueden escuchar la voz de Dios porque les atemoriza escuchar a Dios. Tal vez piensen que escuchar la voz de Dios les hace una especie de fanáticos religiosos.
    Amargura. Cuando te aferras al dolor, al resentimiento o al rencor, no vas a ser capaz de escuchar a Dios, porque tu corazón está endurecido. Esto te hace ser frio y estar a la defensiva, incluso al amor de Dios.
    Algunos de ustedes se han hecho mucho daño, ya sea en esta semana o hace años, estás cargando con eso. Quiero decirte que tienes que dejarlo ir. No por su bien, sino por tu bien. ¡El resentimiento te mata! El resentimiento es una herida auto-infligida que permite que el pasado de las personas continúe haciéndoles daño hoy. Necesitas dejarlo ir, no porque se merecen el perdón sino porque necesitas seguir con tu vida. Necesitas deshacerte de la amargura, del miedo, del orgullo que te mantienen alejado de escuchar la voz de Dios y de vivir en su propósito para tu vida.

    Santiago 1:21 dice, “Así que quiten de su vida todo lo malo y lo sucio, y acepten con humildad la palabra que Dios les ha sembrado en el corazón, porque tiene el poder para salvar su alma.” (NTV).

    “Acepten con humildad” significa que dejas ir tu orgullo y dejas de tratar de resolverlo tú mismo. Esta es la llave para abrir tu mente y tu corazón, para que así puedas escuchar al Señor.

  6. Estoy de acuerdo con ud y agregaria un dato mas: las profecias cumplidas nos hablan de un Dios que tiene un plan de salvacion y no esta a los vaivenes del destino. Dios explicitamente declaro que Israel iria cautivo por 70 anos a Babilonia, que Babilonia seris destruida y no existiria mas, en la imagen de el sueno de Nabucodonosor dejo saber la venida de los reinos de Alejandro Magno, el imperio Persa, el imperio romano. El profeta Ezequiel declaro que Egipto habia sido una constante tentacion para Israel, Dios lo rebajaria de tono .Y para nuestros dias, la globalizacion y el gobierno mundial usando como excusa el calentamiento global, estan descritos en el Apocalipsis. Dios nos habla hoy, el hombre no es sincero con Dios sino que trata de usar a Dios para sus fines egoistas.

  7. Considero que no es correcto enfocar la religion como algo inutil e infecundo en la vida de muchas personas. El problema no es la religion sino las personas a las cuales les ha sido confiadas en transmtir esas enseñanzas. La experiencia de relacion con Dios parte desde nuestra relacion intima y personal con El. Bien lo expresaba al final del articulo. En conclusion la Iglesia es humana y divina. Y no por los errores de unos pocos debemos juzgar a todos pero tampoco justificar el pecado… Sino ayudar al pecador. Ese es el riesgo que se puede caer cuando se estudia teologia o la perdona pretende conocer mucho de Dios y de la Ia Iglesia.En la que podemos ver a Dios como objeto de estudio y no como Persona. Y en un mundo con todo un supermercado de religiones nuestro testimonio de critica no se transforma en un testimonio evangelizador claro, alegre y entusiasta.

  8. mario.b.moreno.1

    DIOS NO EXISTE. ES PURO CUENTO INVENTADO POR EL HOMBRE AL NO PODER EXPLICAR LOS AVATARES DE LA NATURALEZA. TAMBIEN SU MIEDO A LA MUERTE LO LLEVA A INVENTAR OTROS MUNDOS Y OTRAS VIDAS. SOMOS ANTROPOIDES QUE DEBIDO A MUTACIONES GENETICAS LOGRAMOS UNA MEJOR INTELIGENCIA. PERO COMO OTROS ANTROPOIDES, TAMBIEN NOS EXTINGUIREMOS. Y MAS PRONTO DE LO PENSADO SI SEGUIMOS ASI. AHÌ NO HABRÀ DIOS COMO NO LO HUBO PARA EL HOMO ERECTUS, NEANDERTAL, ETC.

  9. Algunas de las razones que tengo para no creer en la existencia de ese Dios descrito por la biblia es el hecho de saber que hay millones de personas en este mundo que nacen predeterminadas a sufrir de manera inevitable.

    Partiendo del hecho de que hay muchas religiones, cada cual con sus propias, y a veces descabelladas doctrinas, es difícil explicar cómo la vida se ensaña contra ciertos grupos de personas, tal como lo podemos ver en nuestro propios país con los miles de niños que nacen en lugares sin mayores recursos para su bienestar y desarrollo, aquellos que son abortados o que mueren por desnutrición, aquellas personas que nacen enfermas física y/o psicológicamente, aquellos que nacen en lugares en guerra, o en países musulmanes donde los extremistas someten a la población a todo tipo de vejámenes, aquellos a quienes no se les respetan los derechos humanos, aquellos que pertenecen a las castas más bajas en países como Paquistán, India, Nepal, Bangladesh, etc.

    La mayoría de estos problemas pueden resolverse con la intervención decidida, bondadosa, racional e inteligente del hombre, lo cual tampoco ocurre, pero hay muchos casos en los que el ser humano no puede hacer absolutamente nada al respecto. En muchos casos estas desafortunadas personas profesan algún tipo de fe, pero sus oraciones nunca son escuchadas y su paso por esta tierra resulta ser efímero y triste.
    Entonces me pregunto: ¿Hay un ser superior consciente de todo esto? ¿Tiene, ese ser superior, qué esperar a que se le llame o convoque para actuar ante algo que a todas luces es injusto? ¿En qué radica que un ser humano nazca en un determinado lugar, bajo condiciones predeterminadas? ¿En un castigo? ¿Por qué se le castiga? ¿Hay que castigarlo? ¿Dónde está la bondad y al amor de Dios?

    Lo que creo es que la vida evolucionó de esta manera. Que por muchas razones históricas –justas o no- el mundo se convirtió en un infierno para unos, y en un buen vividero para otros, y que estamos aquí para aprender, progresar y explotar al máximo nuestras capacidades humanas para el beneficio de nuestra especie y de este planeta.

  10. el dios que ni escucha ni habla CONFORME EL TITULO NO EXISTE……..ademàs se debe mirar principios natuales como no hacer daño a nadie, sencillamente; mire usted que igualmente las personas que mas son religiosas de todas las clases de religiones….son lso que mas malos son ……hacen daño, etc andan con cristos , escapularios y todas aquellas cosas…buscando con sus tales oraciones y demagogias ENRIQUECERSE….los llamo estafadores de la fe……..si dios ni habla ni escucha, ni aparece por ningun lado …..entonces sencillamente NO EXISTE…fue INVENTADO, asi de sencillo

  11. franciscoalexander.suachamonroy.1

    Dios nos ha hablado por medio de su palabra. El sufrimiento del hombre es innato a su naturaleza pecaminosa. El unico camino para llegar a Dios es Cristo. Y la religion es un invento de hombres. Cristo no es una religion. El peor pecado es la idolatria pues el que la practica es maldito junto con sus hijos , nietos y biznietos (exodo 20) por eso las desgracias en personas aparentemente inocetes. Todos estamos bajo la ira de Dios y al morir vamos al infierno y solo los que creen en Cristo (arrepentimiento verdadero, vida en santidad y obediencia a su palabra ) se salvan del infierno los demas se condenan… lea la biblia no cualquier biblia (falsa) sino la que le fue confiada a los judios (romanos 3,2)… y deje de escribir vanas palabrerias….

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar