Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por Fabián Salazar Guerrero. Fundación Interfe

 

AMADA MADRE

En este día pido a Dios bendiciones para Ti. Él también tiene un rostro materno de misericordia, dulzura y fortaleza que le permite conocerte bien pues tú eres obra de sus manos.

Cada día más al ser padre de familia puedo comprender mejor tus preocupaciones, tus consejos, tus desvelos y tus sueños.

Para mi fue maravilloso ver, hace algunos años, cómo iba creciendo una pequeña barriguita al igual que las ilusiones sobre esa vida que se formaba. No se ahorró esfuerzos, ni cuidados para proteger ese nuevo ser. En esos mismos instantes me imaginaba a mí mismo dentro de tu joven vientre, me imaginaba tu dedicación, tu voz llamándome a la existencia, tus ocultos te amo desde el corazón que no tenían que pasar por los labios. Pero también pensaba en tus preocupaciones, tu inexperiencia, tu juventud y tus condiciones tan diferentes a las mías y esto me lleva a reconocer aún más tu valor de haber querido ser mi madre.

Luego de ocho meses, al ver a la hermosa madre de mi hijo, tendida en la sala del hospital, partiéndose el alma en indescriptibles dolores de parto, con lágrimas en los ojos, apretando con fuerza mis manos, y yo sin poder hacer nada, en ese momento descubrí el amor doloroso de una mamá que rompe su propio cuerpo para dar a luz. Eso nunca lo experimentaremos los hombres, nunca sabremos lo que significa ese sacrificio en carne propia. En esos minutos de angustia y alegría también recordé a mi Mamá, pues nunca pensé en lo dramático de ese instante en el cual al intentar sacarme a la existencia arriesgaba su propia vida. En aquella ocasión respeté aún más tu fuerza y tenacidad.

Inmediatamente nació el niño fue puesto en el pecho de su progenitora; con desespero buscaba el alimento dulce y tibio de ese ser amado que conocía desde adentro. En ese momento de inmensa alegría comprendí lo frágiles que somos y lo dependientes de la generosidad de nuestras mamás que nos alimentan desde el fondo de sus entrañas y desde su corazón. Pude contemplar como la madre y el hijo se entrelazaban en profundas miradas. De igual forma, tú querida Mami, tú me habrías mirado para darme la bienvenida a este mundo con llanto en los ojos pero con sonrisas en tu existencia.

Cuando recibí al niño, en mis brazos descubrí que había heredado de su abuela el contorno de su cara y en particular su barbilla. Temblé de felicidad pero también de temor por la responsabilidad que Dios nos dio de la formación de esa personita, y me imagino que lo mismo te sucedió a ti.

En posteriores meses, o mejor dicho años, nos embarcamos en noches de desvelos, de preguntas, de cuidados, de aprendizajes. Guardo con especial cuidado la foto de mi Mamá en la cual se muestra cuando carga por primera vez a mi hijo, parece que se hablaran en el silencio, parece como si ella ya lo hubiera visto, anticipado en el tiempo.

Cada vez que corremos con presura, cada vez que nos levantamos por la noche, cada vez que procuramos comprarle lo que necesita, cada vez que corremos al hospital, cada vez que lo hacemos dormir, cada vez que lo vemos reír, cada mañana cuando va al colegio, cada vez que sentimos que va creciendo; pienso y comprendo el amor de mi madre y de nuestras madres que estarían dispuestas a dar la vida por nosotros.  Ahora sí entiendo por qué, aunque seamos adultos, siempre nuestras mamás nos siguen viendo como sus pequeños niños que necesitan de sus cuidados.

Gracias también a nuestras Abuelas por su amor, ternura y cuidados.

De seguro muchas de estas experiencias las han vivido ustedes con el mismo sentimiento.

¡FELIZ DÍA DE LAS MADRES!  BENDICIONES

 

Gracias por inscribirse a este blog y divulgar entre sus redes

teologosalazar@gmail.com

@teologosalazar

www.teologosalazar.com

 

 

 

 

 

(Visited 1.801 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El teólogo Fabián Salazar Guerrero, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de diversas denominaciones religiosas, visitando varios países y compartiendo enseñanzas con líderes de diferentes tradiciones espirituales. Su labor como consultor, junto a su reconocida trayectoria como investigador y profesor Universitario de Teología, le ha permitido acompañar procesos de integración interconfesional y reconciliación. Actualmente dirige la fundación para el diálogo y la cooperación Intereligiosa INTERFE y se desempeña profesionalmente como consejero espiritual personal y empresarial.

Más posts de este Blog

  • Vida

    Decir las cosas a tiempo

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor Espiritual.   En ocasiones se siente un nudo en la garganta(...)

  • Opinión

    Estrellas en la noche oscura

    Fabián Salazar Guerrero, PhD. Doctor en Teología. Asesor Espiritual. En algún momento de la existencia miramos a nuestro alrededor,(...)

  • Opinión

    Inteligencia de corazón para ayudar a los demás

    Fabián Salazar Guerrero. Asesor Espiritual y Doctor en Teología. Luego de iniciar una vida espiritual nuestro amor se desborda(...)

  • Vida

    Gracias, amigos

    Fabián Salazar Guerrero. Doctor en Teología y Asesor Espiritual.   En días anteriores tuve la dicha de encontrarme con(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar