Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Diálogos espirituales

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Director Fundación INTERFE.

Cada persona desde su labor hace posible el bienestar de todos los seres humanos, es por eso que el trabajo es un privilegio al permitirnos dejar una huella en el mundo y una bendición de amor para las próximas generaciones.

Recuerdo en este momento la historia de tres obreros medievales; al preguntársele al primero qué estaba haciendo respondió “estoy pegando ladrillos”; el segundo, en las mismas circunstancias dijo “estoy haciendo un muro” y el tercero, levantando la mirada afirmó con orgullo “estoy haciendo una catedral para Dios”.

Todo trabajo es importante, según el valor que cada uno le otorgue y el destino que pensamos y deseamos pueda tener. Trabajar es mucho más que ganar un sueldo.

Me viene ahora a la mente otro relato, en el que había una vez un monje y un campesino; el monje estaba muy orgulloso de rezar todo el día las oraciones más perfectas y bellas y miraba con desprecio al pobre campesino que siempre estaba ocupado en las labores de la tierra. El campesino por su parte repetía estas simples palabras tres veces al día “Dios trabaja conmigo”. Al morir el monje esperaba su recompensa y cuál fue su sorpresa al encontrar a Dios en el paraíso labrando sus propios plantíos y a su lado al campesino.

Sin salir de su asombro el piadoso monje pregunta a Dios qué está haciendo; Él le responde: estoy devolviendo una invitación. Mi amigo el campesino me invitaba a trabajar con él y ahora yo lo llamo a trabajar conmigo, y por cierto mientras nosotros estábamos ocupados trabajando ¿tú qué estabas haciendo que no me acuerdo?

Así también podemos invitar a Dios a acompañarnos cada día a nuestro trabajo para que la espiritualidad se transforme en obras.

Continuado con las historias, un día un hombre muy molesto, llegó a las puertas del cielo, las golpea con gran fuerza, entra a empujones en medio de la corte de los ángeles, y grita reclamando la presencia de Dios. En ese preciso instante, y ante tanto alboroto, llega el Señor y se pone al frente.

El hombre muy enojado mira a los ojos a Dios y comienza a hacer enfurecido los siguientes reclamos: si te crees un Padre, por qué permites las guerras, por qué permites la injusticia, por qué permites la muerte de los niños, dime ¿Y TÚ QUÉ HAS HECHO? y Dios con paciencia amorosa le responde: Te he HECHO a ti (he trabajado en ti).

Que alegría es pensar que Dios también “trabaja” pero que no le quita al hombre y a la mujer la oportunidad de seguir avanzando, descubriendo, encontrando y modificando su entorno y ante todo le da los medios y talentos, para cambiar, crecer, renovarse, amar y hacerse cargo de mundo y de la realidad que lo rodea.

Hace unos años aprendí, de un abuelo indígena, la importancia que tienen cada miembro que constituye una Maloka (choza comunitaria). Me enseñó que al trabajar es tan importante poner las vigas, como hacer el último nudo que amarra el techo; que es tan importante construir la habitación, como mantener el fuego, el canto y la comida, todo es fundamental y no hay trabajo menor. En resumen, que todos necesitamos de todos y que todos le debemos agradecimiento y respeto a nuestros congéneres por la labor que realizan.

De igual manera, de unas mujeres indígenas aprendí, cómo funciona la chagra (huerta comunitaria) y como cada planta tiene su función (su trabajo), y que es tan importante el ají protector, la medicinal hierbabuena y el alimenticio Maíz; que todas las plantas se cuidan entre sí, y lo fundamental, que, aunque aparezcan separados en los tallos en el fondo las raíces se entremezclan y se abrazan. Así también el trabajo de cada uno de las personas, por más humilde que parezca, hace posible nuestra existencia en esta Maloka y esta Chagra llamada planeta tierra.

Al final del escrito está dedicado a orar por aquellos que en este momento se encuentran sin empleo y que viven el desespero que no tener los recursos para sostener a sus familias o sacar sus sueños adelante. Y también por quienes no están conformes con su trabajo o se sienten agobiados por hacer aquello diferente a lo que su corazón y vocación les dicta.

Que no pierdan la confianza, que conserven su amor propio, que no pierdan la capacidad de agradecer, que recuerden que vendrán oportunidades, que se deben sorprender, que tomen decisiones valientes; se abrirán nuevos horizontes para crecer, encontrarán caminos inesperados para su creatividad emprendedora, o que los contactarán personas honestas y valiosas con invitaciones a trabajar.

 

Feliz día del Trabajo. 01 de Mayo 2017

 

Seguimos en contacto en

 

teologosalazar@gmail.com

www.teologosalazar.com

@teologosalazar

 

 

 

(Visited 1.102 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

El teólogo Fabián Salazar Guerrero, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de diversas denominaciones religiosas, visitando varios países y compartiendo enseñanzas con líderes de diferentes tradiciones espirituales. Su labor como consultor, junto a su reconocida trayectoria como investigador y profesor Universitario de Teología, le ha permitido acompañar procesos de integración interconfesional y reconciliación. Actualmente dirige la fundación para el diálogo y la cooperación Intereligiosa INTERFE y se desempeña profesionalmente como consejero espiritual personal y empresarial.

Más posts de este Blog

  • Vida

    Carta a las madres

    Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Director Fundación INTERFE Esta carta es un agradecimiento a las Madres por todo aquello que nos(...)

  • Vida

    Feliz Día del trabajo: tres relatos espirituales

    Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Director Fundación INTERFE. Cada persona desde su labor hace posible el bienestar de todos los seres(...)

  • Vida

    Gracias Secretarias en su día

    Teólogo. Fabián Salazar Guerrero. Director Fundación INTERFE. Asesor Espiritual. En Colombia se celebra el día de la secretaria y es(...)

  • Colombia

    Luego del desastre comienza la tragedia

    Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Director Fundación INTERFE Reescribo un blog que envié hace un año y que hoy cobra vigencia(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No soy actriz de Hollywood ni modelo, pero he conocido a varios(...)

2

Nos dejamos seducir por la imagen del “millonario” en un yate, ¿pero(...)

3

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar