Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Teólogo Fabián Salazar Guerrero.  Acompañante  Espiritual.  Director de la Fundación INTERFE.

En ocasiones nos hemos levantado con todos los ánimos para iniciar un nuevo proyecto. De repente parece que nos quedamos sin fuerza y de nuevo volvemos a nuestra desilusionante monotonía. Nos esforzamos en cambiar y en tomar mejores decisiones, pero al final volvemos a caer en las mismas situaciones, recuerdos, miedos y personas que no nos permiten crecer.

Puede ser que no falte la voluntad o la compresión sobre lo que nos está pasando, sino que nuestra energía y atención se encuentran dispersas, ya que no hemos cerrado ciclos anteriores, y ahí siguen presentes como una fuga que roba nuestra felicidad.

Los ciclos son momentos destinados a una enseñanza para nuestro propio crecimiento personal. Se desenvuelven en momentos de inicio, de desarrollo y también de finalización; y cuando no se da un cierre de la manera adecuada, traen estancamiento, dolor y hasta desesperación. Los ciclos en la vida son iguales a los momentos del ciclo de la respiración,  pues apenas termina una acción debe continuar la otra, a razón de mantener la existencia.

A continuación algunas reflexiones acerca del cierre de los ciclos:

Vivir en el presente.  La nostalgia del pasado tanto como la ilusión del futuro, pueden distraernos de nuestra realidad y por lo tanto no nos permiten disfrutar plenamente de lo que nos rodea. Para que no se nos pase la vida, es hora de alzar la mirada y descubrir toda la belleza a nuestro alrededor, todas la flores existenciales que adornan nuestro jardín , y de aceptar todo el afecto que nuestros seres  queridos nos ofrece ahora mismo; para qué dejar algo para alguna ocasión especial si todas las ocasiones son especiales.

Evitar engañarnos. La rutina, la costumbre o simplemente la inercia nos llevan a pensar que todo está bien y que si así ha funcionado, entonces debemos tratar de conservar todo igual. Es tanta la resignación que algunos se han acostumbrado a las espinas que les hacen daño a su cuerpo y corazón, y se han entregado con sumisión a ellas. Podemos buscar todas las razones posibles para no cerrar los ciclos y hasta inventar pretextos con el fin de justificarnos, pero todos estos esfuerzos serán  inútiles si al final lo único que logramos es sentirnos esclavo de las circunstancias. Recuerda que sólo la verdad nos hará libres.

Confrontar la propia situación.  En ocasiones el cierre de ciclos se deja descuidado esperando que algún suceso o alguna persona lo resuelva.  Se piensa que cerrando los ojos,  o aplazando la toma de decisiones se va a terminar por “arte de magia”.  Nadie puede terminar los ciclos por nosotros, es nuestra responsabilidad y a la vez nuestra oportunidad para ganar experiencia y seguir avanzando en el camino.

Soltar aquello que ya pasó. El intentar retener una situación, circunstancia o persona que ya no debe estar en nuestra vida, puede llevarnos a la frustración y la desilusión, ya que neciamente nos aferramos a lo que ya no tiene un propósito en nuestra existencia. Cerrar los ciclos es tener la valentía de aceptar los duelos como parte de la condición humana y reconocer que todo se acaba y que simplemente la vida continua. Esto no quiere decir que no duela, sino que una vez terminada la cosecha, no podemos quedarnos quietos ensimismados en los frutos, sino que se requiere iniciar un nuevo ciclo de siembra.

Mirar y anticipar. Al ver Las circunstancias, por el impulso que llevan, podemos en muchos casos intuir con sabiduría como van a concluir. Si por ejemplo en una relación, una persona  que inicia un maltrato, a la larga va a ir aumentando su violencia  de manera progresiva; es entonces necesario tomar acciones  y cortar a tiempo con ese individuo antes que alcance una mayor escala de agresividad. Viendo las evidencias y comprobando el daño que pueden causar la acciones de otros es mejor anticiparnos a protegernos.  En el caso de un ciclo positivo es necesario tomar también acciones, por ejemplo, si hay abundancia en un ciclo se requiere con prudencia mesurar los gastos y ahorrar para responder en los tiempos menos productivos.

Reconocer que se viven nuevas etapas. Cerrar los ciclos es un ejercicio de aceptar la etapa en que se está actualmente. Las nostalgias por las épocas pasadas, por los años transcurridos o las vivencias dejadas atrás pueden llevar  a la persona a vivir en amargura. Cada etapa de la existencia en un magnifico regalo y  la oportunidad con todas sus potencialidades de sentirnos felices, saludables, amados y en bienestar. Es hora de detener el apresurado andar de la ansiedad y el estrés y comenzar a disfrutar el día a día sin prisas.

Buscar ayuda y consejo.  En ocasiones nos es difícil cerrar  los ciclos por nosotros mismo y es necesario pedir ayuda tanto de amistad como profesional. En ocasiones las víctimas se acostumbrado al maltrato, la manipulación, el abuso que ya parecen normales y se confía en que las situaciones o personas nocivas van a cambiar, pero los hechos demuestran lo contrario.  En esos momentos es necesario pedir guía y hasta tratamiento para buscar la salida a un círculo perverso que se repite.

Gozar la temporalidad. Cada momento es único y por eso es importante celebrar cada instante, buscar la compañía de los seres queridos y agradecer por las experiencias de cada día, para que cuando un ciclo se termine no quede del dolor del arrepentimiento por lo que pudimos haber hecho, expresado o  aprovechado y no lo hicimos.  La vida es un ciclo, hecho de instantes que pueden ser maravillosos, si nos dejamos sorprender como cuando éramos niños.

Confiar en la ayuda divina. Cerrar los ciclos es finalmente un acto de fe y de esperanza en que Dios tiene algo mejor para nosotros cada mañana y que lo único que espera es que abramos las manos, la mente y el corazón a recibir con generosidad. El, envía a sus ángeles para que nos cuiden y ayuden a cumplir nuestros sueños sin apegarnos a los medios ni a los resultados. Y una vez termine nuestro ciclo en esta vida nos recibirá amorosamente como quien regresa a casa.

 

Seguimos en contacto

 

@teologosalazar

teologosalazar@gmail.com

www.teologosalazar.org

 

(Visited 2.227 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El teólogo Fabián Salazar Guerrero, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de diversas denominaciones religiosas, visitando varios países y compartiendo enseñanzas con líderes de diferentes tradiciones espirituales. Su labor como consultor, junto a su reconocida trayectoria como investigador y profesor Universitario de Teología, le ha permitido acompañar procesos de integración interconfesional y reconciliación. Actualmente dirige la fundación para el diálogo y la cooperación Intereligiosa INTERFE y se desempeña profesionalmente como consejero espiritual personal y empresarial.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    TRISTEZAS SILENCIOSAS.

    Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Asesor Espiritual. Director Fundación Interfe. A lo largo de varios años he tenido la oportunidad de(...)

  • Sin categoría

    SANAR CUANDO NOS DUELA EL EGO

    Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Asesor Espiritual. Director Fundación INTERFE. Hemos sentido varias veces como adultos que nos duele “algo” cuando(...)

  • Opinión

    JOYFUL IN EVERY DAY

    Fabián Salazar Guerrero. Theologian. Director INTERFE Foundation. Colombia. Many readers communicate with me to thank for the messages of the(...)

  • Opinión

    Las alegrías de cada día

    Teólogo Fabián Salazar Guerrero. Asesor Espiritual y Director Fundación INTERFE. Muchos lectores se comunican conmigo para agradecer por los mensajes(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

Cada vez está más de moda disfrutar de unos días de vacaciones(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Siempre en palabras puntuales y acertadas
    Así. Tal como lo describes. Yo he pasado
    Para entender la finalidad. De la vida
    Ciertamente hay dolor y tristeza. Cuesta mucho sacarse las espinas del alma. Hoy se que es un proceso para encontrar
    La luz. La vida nos presenta circunstancias
    Para crecer perdonando
    Y aceptando que todo lo que sucede en la vida
    Tiene una finalidad. Depende de una misma
    Buscar el lado bueno siempre. Eso nos libera.
    Y llena de paz. Puedo decir que no tengo rencores con nadie. Aún
    Cuando hay cosas que no suceden como las espero. Tengo que seguir
    Sin maletas .para no llevarme nada cargando
    Quiero .que la vida me
    Siga sorprendiendo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar