Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor Espiritual.

Mujeres y hombres de muchas partes del mundo, de diferentes edades, razas y creencias se han preparado con dedicación, empeño y disciplina para lograr un nivel espiritual que les permita ayudar a la humanidad. ¡La hora de ayudar ha llegado! Es necesario poner las oraciones, las meditaciones, las técnicas, las prácticas, las escuelas, las enseñanzas, y sobre todo, los corazones para acompañar a quienes lo necesitarán en esta época de pandemia.

Es la oportunidad de servir a los demás con toda la generosidad de nuestras capacidades, tanto de manera voluntaria como profesional. Es la posibilidad de compartir el afecto, la esperanza, la alegría y motivar con una poderosa llama de positivismo a las personas para que sigan adelante.

Toda palabra de aliento y todo el cariño enviado será importante y llenará de bienestar, tanto quienes están al frente de la emergencia como aquellos que se quedan responsablemente en casa. Debemos sentirnos como “médicos” y “enfermeros” del alma, dispuesto entregar nuestro tiempo, dedicación y conocimiento.

Es cierto que hemos estado divididos, trabajando cada uno por su lado, y en muchas ocasiones hasta enfrentándonos, pero hoy es necesario bajar las guardias, dejar nuestros egos atrás y trabajar en red espiritual para cuidar a nuestro hermanos y hermanas, para protegerlos, consentirlos y guiarlos en medio de noches oscuras y aún más, para acompañarnos en profundos cambios que vienen a la comunidad humana y al planeta.

Para cumplir nuestra bella labor podríamos tener en cuenta los siguientes aspectos:

Preguntar. Antes de intentar ayudar es mejor preguntarles a los destinatarios si necesitan nuestro acompañamiento y cómo lo necesitan. Se requiere estar atento para que nuestro deseo de servir (por muy bien intencionado que éste sea) no cause un daño mayor por nuestra imprudencia. En el caso de discernir que no podemos ayudar a una persona en particular, sea la causa que sea, debemos retirarnos en paz y dejar que todo fluya.

Saber escuchar y no imponer. Se requiere renunciar al protagonismo de la propia palabra y aprender a escuchar desde un silencio contemplativo para dejar al otro ser el mismo, para sentirnos cercanos con su causa, para comprender sus dudas, su dolor y sus razones. Y luego llegado el momento, devolverle con ternura y paciencia lo que él nos dijo para que se escuche y se entienda a sí mismo. En ocasiones guiar con amor es únicamente escuchar, mirar y ayudarle a encontrar su camino.

Fortalecer una red afectiva. Es conveniente motivar a quien ayudemos a fortalecer sus lazos familiares y de amigos para que formen círculos efectivos de soporte, tan prioritario, en esta crisis. Es fundamental promover que unos a otros se colaboren, se llamen, se envíen mensajes afectuosos, se presten recursos, incluso, económicos y estén atentos del mutuo cuidado. Esto requiere una especial atención de los adultos mayores, aquellas personas que están solas y de los que no tienen hogar.

Mantenerse espiritualmente fuerte. La crisis que vive el mundo actual, a causa de la pandemia, no es una carrera de velocidad sino de resistencia. Eso pide que mantengamos rutinas de auto cuidado, espacios de silencio, y busquemos quien nos acompañe, y sobre todo tiempo de cultivo espiritual y de encuentro intimo con la fuente divina del amor.

En estos momentos de urgencia todos podemos llegar a ser compañía, motivación y consuelo para los demás, incluyendo prioritariamente a los más cercanos. Es hora de mostrar quienes somos y de lo que estamos hechos.

Amados lectores, gracias por recibir este blog, gracias por compartir en sus redes y hacerlo llegar a quien lo requiere.

Seguimos en contacto en:

Email: teologosalazar@gmail.com
Twitter: @teologosalazar
Instragram: fabiansalazarguerrero

(Visited 717 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

El teólogo Fabián Salazar Guerrero, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de diversas denominaciones religiosas, visitando varios países y compartiendo enseñanzas con líderes de diferentes tradiciones espirituales. Su labor como consultor, junto a su reconocida trayectoria como investigador y profesor Universitario de Teología, le ha permitido acompañar procesos de integración interconfesional y reconciliación. Actualmente dirige la fundación para el diálogo y la cooperación Intereligiosa INTERFE y se desempeña profesionalmente como consejero espiritual personal y empresarial.

Más posts de este Blog

  • Vida

    Gimnasia espiritual en casa

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor Espiritual. Estos días de permanencia en el hogar nos dan la(...)

  • Vida

    La humanidad necesita de nuestra ayuda espiritual

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor Espiritual. Mujeres y hombres de muchas partes del mundo, de diferentes(...)

  • Vida

    Tentaciones a la espiritualidad

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor Espiritual. La espiritualidad es una dimensión de la vida que experimentada(...)

  • Opinión

    Hablar para sanar

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Acompañante Espiritual. Director Fundación INTERFE En ocasiones se siente un nudo en(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: Libardo Aldana En los últimos días, Soacha ha sido epicentro(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar