Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por: Santiago Páez. 

Este sábado se celebró la vuelta triunfal de Colombia al mundial, con la victoria sobre Grecia por 3-0. La celebración no se dio a esperar y todo el país se unió bajo el mismo grito ganador, bajo la misma fiesta del fútbol. Pero así como la violencia ha hecho parte de los sucesos más importantes en la historia de Colombia, esta vez no iba a ser la excepción.

Fui en la noche del sábado al hospital de Engativá –luego de tener que abandonar con mucho dolor la celebración de la victoria con mis amigos– donde se encontraba de turno un interno a quien contacté para hacerle unas preguntas. Este hospital es importante en las madrugadas de los fines de semana, pues se especializa en urgencias y cirugía, y además recibe pacientes no sólo de esta localidad, sino también de pueblos aledaños como Siberia, Tenjo y Cota. Llegué alrededor de las diez de la noche y me dirigí directo a la sala de espera de urgencias. Estaba un poco llena con los pacientes usuales: niños con fuerte gripa, torceduras de tobillo, fracturas, etc.

Me hice a un lado y esperé al doctor David López. Observé durante un tiempo en espera de algún suceso en especial, pero por el momento no se dio nada más que discusiones entre familiares de los pacientes y trabajadores del hospital, pues para algunos la espera era demasiado larga a causa del funcionamiento deficiente del sistema de salud. A los pocos minutos salió el doctor López y fuimos a una pequeña tienda a tomar un café. Charlamos un rato, lo noté impaciente así que no lo ataqué con muchas preguntas, de todos modos me dijo que lo llamara el domingo porque hasta ese momento no habían llegado muchos pacientes que estuvieran celebrando el partido, sólo algunos borrachos con golpes menores.

El médico volvió a su trabajo luego de decirme que le quedaba imposible dejarme entrar a urgencias, tal vez en otro momento sí. Le agradecí y me despedí. Luego me quedé un tiempo en la sala de espera, me puse a leer en el celular y encontré una noticia sobre un joven llamado Bryan David Villanueva quien se encontraba celebrando en un bar de Barranquilla luego del partido de Colombia contra Chile, que decidió por fin la clasificación de Colombia al mundial. Dos sujetos le propinaron una fuerte golpiza, llegó al hospital en coma y nunca volvió a despertar.

Apenas terminé de leer esta noticia, el buscador me remitió y recordó a la mayor tragedia en las celebraciones de los partidos de Colombia: aquel momento cuando, con orgullo, le ganamos 5-0 a Argentina y en Colombia murieron 82 personas y 725 resultaron heridas en actos relacionados con la celebración. Luego busco más noticias sobre celebraciones de partidos no sólo de la selección de Colombia, sino de equipos nacionales, encuentro una noticia sobre dos jóvenes que recibieron disparos luego de que comenzó una pelea en la celebración del título de Millonarios en el fútbol profesional colombiano. Uno de ellos le dice al papá «me dieron en el corazón papi», después muere. Por último leo una noticia sobre fuertes peleas en París luego de que el París Saint-German ganara el título en la liga francesa. Cuando averiguo sobre violencia en las celebraciones del fútbol, el buscador arroja una infinidad de noticias sobre peleas, heridos y muertos y no puedo dejar de preguntarme por la locura e incoherencia de este actuar del humano, pues quién iba a pensar que las celebraciones resulten siendo siempre más una guerra civil que un festival.

Mientras estaba sentado leyendo, llegó una familia: papá, mamá e hijo. El hijo vestía la camiseta de Colombia, estaba un poco borracho y sangraba por la cabeza. Según lo que alcancé a escuchar fue una botella lo que causó la lesión, luego de meterse en una pelea con otros borrachos. No supe más, pues la cantidad de chismosos era abrumadora y muchos lograron hacer un mejor trabajo que yo en mi intento de averiguar qué era lo que había sucedido.

El domingo descubro la noticia de primera hora: en Bogotá hubo 3000 riñas, 15 heridos y nueve muertos en la celebración. Llamé al médico, me atendió sin demora a diferencia del hospital a sus pacientes.

«Cuénteme sobre la situación en el hospital anoche, ¿llegaron más pacientes que estuvieron en riñas y en estado de embriaguez que un sábado normal? – Borrachos sí llegaron bastantes. Pues los fines de semana suelen llegar bastantes borrachos, especialmente si es quincena, pero este sábado fue tal vez mayor la cantidad de borrachos que llegaron y que estuvieron en alguna pelea.»

«¿En qué condición llegaron? – Algo en especial fue un sujeto que llegó con 20 puñaladas, pero no se trató pues ya estaba muerto. También fue particular un caso como a la una de la mañana, en el que llegaron papá, hijo y tío apuñalados. Fueron tratados rápidamente pues la mayoría de las puñaladas se encontraban en el vientre donde la capa de grasa es mayor que en otros lados del cuerpo, así que por lo general el cuchillo no llega a tocar los órganos.»

«¿Apuñalados, golpizas, peleas? – Hubo bastantes apuñalados, pero la mayoría llegó con golpes en la cabeza y en el rostro, o con cortes en los brazos o la cabeza.»

«¿Llegaron con la camiseta de Colombia? – Casi todos llegaron con la camiseta de la selección (se ríe), provenientes de bares. Es interesante que aunque hubo ley seca, todos llegaban embriagados luego de haber estado celebrando

«¿Cómo ha estado con respecto a otros partidos de Colombia o encuentros nacionales como Millonarios vs Santa Fé? – Yo no he atendido este tipo de casos pues hasta hace un mes rotaba en el Samaritana, que es un hospital que no se encarga de estas urgencias. Pero por lo general se vive este mismo panorama cuando juegan Millonarios contra Santa Fé

Colombia vuelve al mundial, una alegría para todos los colombianos, me incluyo. Ganamos el primer partido, lo cual me emociona como a todos los demás, pero esta victoria no es sólo de risas y fraternidad, muchos pagaron con su vida la participación de Colombia en este debut mundialista. No quiero imaginar cómo serán los partidos por venir, menos si llegamos a ganar y mucho menos si pasamos a la siguiente ronda. ¿Cómo quedaría este país si ganáramos un mundial? Tal vez muchas partes de Bogotá serían marcadas como zona de desastre al estilo Woodstock. Prendo la televisión para distraerme un rato de este tema, ha ganado Santos las elecciones presidenciales y se encuentra dando un discurso. Miro por la ventana de mi cuarto y veo a un sujeto que acaba de entrar, lleva la camiseta roja de Colombia y se tambalea, caminando en zig-zag. Observo su andar ebrio mientras Santos en la televisión promete paz para los colombianos. Hombre, qué bueno sería eso, pienso.

@diariosmundial 

 

(Visited 158 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Estudiantes apasionados por el fútbol y las mil caras diferentes que esta moneda redonda llamada Brazuca puede aportar. Periodistas más allá de la narración y el comentario, pero más acá del mundo de los gurús del periodismo deportivo. Analíticos y críticos el 90% del tiempo, durante el otro 10% estamos viendo a la Selección.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Deportes

    Carlos Sánchez: el gigante del mediocampo

    Por: Juan Pablo Gómez M.  Esta es la historia de un hércules bañado en chocolate. Es el 6 de(...)

  • Deportes

    La banca de los churros

    Historia por: Gabriela Gómez.           Links fotos Guillermo Ochoa - http://www.fotolog.com/guillermo_8a/25914472/ Gotoku Sakai - http://www.focus.de/sport/fussball/bundesliga1/bundesliga-sakai-hoffnungstraeger-mit-grossmutter-aus-nuernberg_aid_699076.html(...)

  • Deportes

    ¿Se acuerdan de un tal Falcao?

    Por: Camilo Correa I. Dos penales convertidos en aquella tarde eufórica del 11 de octubre, en el Metropolitano de(...)

  • Deportes

    El efecto Suárez

    Por: Alejandro Téllez S.  “Cuando llegué al Liverpool como gerente, Jamie Carragher y Steven Gerrard, me dijeron que él(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy costeño. Hablo fuerte, digo malas palabras, carezco de diplomacia y(...)

2

Por: Libardo Aldana  Si algo ha enseñado la pandemia del covid-19,(...)

3

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo ‘Ángeles(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar