Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
petro3

Colombia está experimentando una serie de cambios a los que la ciudadanía tendrá que adaptarse, tal vez el más importante es el haber firmado la paz con la insurgencia y terminado de ese modo con un conflicto interno de más de medio siglo. Y es el cambio más importante porque a partir de dicha firma, todo se afectará positivamente. Un ejemplo es la economía, la cual ha mejorado notoriamente gracias a la inversión extranjera que ha llegado y a que el grueso del presupuesto ya no se destina a la guerra sino al desarrollo del país.

De allí se derivan otros beneficios que la población tendrá como el disponer de un rubro más alto para la educación, la salud, la vivienda y el emprendimiento. En otras palabras, nuestro país está saliendo del abismo para encaminarse hacia el desarrollo e integrarse a la comunidad internacional de forma competitiva. No en vano, ya hacemos parte de importantes bloques económicos como la Alianza del Pacífico y nos perfilamos para ingresar a la OCDE a lo que se suman los TLC que se han vendido negociando con algunas naciones del mundo.

Un sector que ha salido beneficiado del fin de la guerra es el del turismo, el cual ha venido creciendo como nunca antes gracias a que Colombia ya no es vista como un lugar peligroso y porque ahora se pueden visitar distintos sitios a los que antes no se podía llegar. Hoteles, restaurantes, museos, fincas de recreo, servicios de transporte y demás negocios relacionados; se han beneficiado del flujo de turistas que llegan de diversas partes del mundo a disfrutar las maravillas de nuestro país.

Otro sector que se ha beneficiado de forma enorme es el de las Tecnologías de la Información y la Comunicación el cual perfila a Bogotá D.C. como un importante jugador internacional al mejor estilo de Silicon Valley. Esto ya que las más importantes compañías de tecnología tienen sede en la capital colombiana y porque el Estado y el Distrito Capital han hecho lo suyo al desarrollar un importante ecosistema digital el cual anhelaría tener cualquier país del mundo.

Sin embargo, existen muchos retos a partir de la firma de la paz que deben ser asumidos por la ciudadanía y por el nuevo gobierno. Tal vez el erradicar la corrupción sea el mayor de todos pues es la causante de miles de problemas derivados. Y es que se calcula que al año más de 50 billones de pesos del presupuesto nacional termina en manos de corruptos. Como consecuencia, las regiones sufren un déficit al punto de no contar con los recursos suficientes para cubrir las necesidades más básicas de la población.

Otro de los principales desafíos que tiene Colombia es erradicar por completo su inmensa desigualdad económica la cual ha llegado a niveles vergonzosos. Es tan preocupante la situación que mientras comunidades enteras viven por debajo de la línea de la pobreza, sectores económicos como el financiero y el petrolero ganan BILLONES gracias a las utilidades que obtienen con recursos de todos los colombianos. Es impresentable que mientras la gran mayoría de ciudadanos tienen necesidades insatisfechas, algunos personajes de nuestra sociedad figuren en las listas de los hombres más ricos del mundo.

La acumulación de tierra por parte de grandes terratenientes y latifundistas es otro fenómeno que nuestro país debe enfrentar. No es un secreto que muchos propietarios obtuvieron ilegalmente sus predios y que además los están sub-utilizando al no hacerlos productivos o al explotarlos mediante actividades extractivas o de ganadería extensiva. Algo que debería preocupar al Estado porque nuestro país necesita con urgencia que el campo sea productivo ya que será el motor de desarrollo de nuestro futuro inmediato. De hecho, la FAO perfila a Colombia como uno de los 5 países que cuenta con el potencial para producir alimentos en el mundo, lo que representa una oportunidad sin precedentes para nuestra nación.

Infortunadamente, existen factores que amenazan nuestros ecosistemas como lo es la minería ilegal, la actividad petrolera, la tala indiscriminada de árboles, la contaminación del agua, la caza, el tráfico ilegal de animales, la combustión de energía fósil, el uso de pesticidas químicos y la construcción ilegal. Asimismo, es claro que el cambio climático es una realidad que amenaza la vida y que debemos contrarrestarlo por nuestra propia supervivencia.

Por otro lado, la privatización de los derechos ciudadanos ha ocasionado que la gran mayoría de colombianos no pueda acceder a la educación superior, a un sistema de salud digno y a una vivienda con características aceptables. Incluso, la privatización de los derechos ciudadanos ha impedido que muchas personas cuenten con acceso a servicios públicos básicos como el agua potable, el alcantarillado y la electricidad; una realidad que no se puede ignorar porque afecta a millones de colombianos.

A lo anterior habría que añadir los altos precios de los productos y los exorbitantes impuestos que recaen sobre el consumidor, factores que empobrecen aún más al ciudadano y que no le permiten alcanzar un mayor estándar de vida. De hecho, no es un secreto que en Colombia se pagan productos a precios superiores que en Europa y que en Estados Unidos. Asimismo, los colombianos tributan con tasas superiores a las que paga cualquier ciudadano europeo o estadounidense. Lo anterior a pesar de que el colombiano promedio devenga mucho menos.

Y todo lo anterior es algo que tendrá que solucionar la ciudadanía en los próximos años y para ello deberá elegir a un presidente que sea consciente de estos y otros problemas que afectan al país.  No es el momento de escoger un programa de gobierno retrógrado que nos devuelva a las oscuras épocas del pasado, tampoco es el momento del continuismo y mucho menos de la tibieza. El mandarino que elijamos deberá resolver con firmeza los desafíos que enfrenta Colombia a nivel interno y a la vez, procurar su desarrollo y competitividad internacional.

Todo ello nos lleva a pensar que el gobierno de la Colombia Humana es la mejor opción que tenemos los colombianos en este momento. Y esto se debe a que su programa de gobierno tiene como eje principal la lucha contra la corrupción, la disminución de la pobreza, el desarrollo de actividades agroindustriales, la mitigación del cambio climático, la gratuidad en la educación, el acceso a un servicio de salud digno y la disminución de los impuestos al consumidor. Sin embargo, un aspecto a destacar es la seguridad que genera que el acuerdo de paz se respete y con ello se garantice la estabilidad del país y se atraiga mayor inversión extranjera.

El futuro de Colombia también depende de nuestra madurez política pues así como en el pasado se tuvo que optar por la confrontación directa y posteriormente apoyar el proceso de paz, ahora se tendrá que elegir una opción diferente a las que tradicionalmente han gobernado. Estamos en un momento distinto de nuestra historia en el que se necesita hacer énfasis en la justicia social, en garantizar los derechos ciudadanos, en proteger nuestros recursos naturales y en potenciar el desarrollo sostenible y ecuánime de Colombia de modo que seamos una nación más próspera.

Lo que propone Petro no es el modelo venezolano como lo han querido recalcar sus contradictores y algunos medios irresponsables. Lo que él propone es un modelo como el de Europa en el cual todos los ciudadanos sin excepción tengan acceso a los servicios de salud, educación y vivienda. Un modelo donde además exista empleo con salarios justos y donde los productos estén al alcance de los consumidores y no cuenten con las cargas impositivas que hoy tienen.

Los países europeos se caracterizan por vivir en paz en medio de la pluralidad, por el fortalecimiento constante de su democracia y porque han logrado disminuir al máximo la desigualdad económica mediante el acceso real a los derechos ciudadanos. También por su lucha frontal contra la corrupción y por la protección de sus recursos naturales. Algo que les sirvió para convertirse en las grandes potencias que hoy son y lo que enhorabuena le servirá a Colombia para resurgir entre las cenizas que dejó la guerra.

Debemos entender que la democracia no consiste en que todos pensemos igual sino en llegar a acuerdos en medio de las diferencias. Asimismo, necesitamos comprender que la política es mucho más que ser de izquierda, de centro o de derecha. Por lo tanto, antes de votar, es necesario identificar las mejores propuestas de los candidatos y optar por las que beneficien a la mayor parte de la sociedad y es claro que en esta ocasión el mejor programa de gobierno es el de Gustavo Petro.

¨¨¨

Le invitamos a leer:

ICETEX: ¡La propuesta de Petro es la mejor!

Las 10 razones por las que Petro es el candidato de los millennials

(Visited 3.769 times, 20 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesional en Mercadeo & Publicidad. Magíster en Marketing Digital. Bogotá D.C. / Colombia / LATAM

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

2

Pensé mucho en si escribir o no este texto. La verdad, no(...)

3

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. german389438

    Juan Carlos, su artículo es una vision altruista de un proyecto de futuro de pais, lo que usted lee de la colombia humana, pero no hay que ser ingenuo con la figura de Petro; solo fue necesario 4 años para conocer la calidad pésima de su gestión y ejecutoria en la capital. Es necesario resolver un pais desde distintas posturas y medidas donde las sociales son las mas urgentes, pero nunca desde el populismo y la escuela con la trascendencia de los castro y los chavez, no podemos dejarnos pretender por el lobo con piel de oveja, no te dejes seducir, de eso tan bueno no dan tanto, y si exponerse a un remedio peor que la enfermedad. los extremos son malos consejeros, se prudente. no seas Caperuza!!!!.

  2. fredytorrijos0714

    Los gobiernos de izquierda han mostrado su ineptitud sin excepción y en Colombia no han sido diferentes y si a eso se le suma el ego de Petro terminaremos todos igual de vaciados que es la igualdad que sueñan los mamertos…

  3. anaduenas0527

    permitame decirlo de esta manera… así como Reyes (rafael), saco al país del atraso del siglo 18 y lo llevo al siglo 19 … petro sacara la industria y la economía del atrasado siglo 19 y la llevara al 21!!!! ese es el alcance de su propuesta… claro el actual estado de cosas beneficia a unos pocos y esos le temen al cambio!!! cobardes

  4. andrescuellari

    Pero ¿cómo financiar tanta maravilla?. Hay que ser realistas y dejar de pensar que la economía va a mejorar destruyendo las actuales fuentes de ingreso. Este plan de gobierno me parece un conjunto de cosas que todos queremos oír, pero que no tienen mucho fundamento cuando se deben de poner en práctica.
    Optemos por no inclinarnos por los extremos, ya que ninguno de los dos es bueno.

  5. votar por petro es un error, tiene comportamientos mesianicos y se convertiría en un dictador, espantaría la inversión extranjera, mas que la crisis de Venezuela , la que viviremos sera la crisis argentina de 2001

  6. maximiliano169702

    Votar por Petro sería un grave error, comenzando porque la inversion extranjera que tanto a ayudado al crecimiento economico se iria en estampida, muchos colombianos con capacidad de invertir lo harian en el exterior, las relaciones con nuestro mejor socio comercial se entorpecerían y, ya sabemos que este señor es pertidario de Chaves y de maduro.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar