Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En Colombia encontramos productos con precios más altos que en Estados Unidos y Europa. Lo paradójico es que mientras todo está por las nubes y tiende a incrementarse, los salarios son cada vez más estáticos por lo que pierden capacidad adquisitiva, generando así un desequilibrio en el mercado nacional.

DvGo-SeWsAIAg-q

Por otro lado, los consumidores colombianos no hemos podido disfrutar realmente de los TLC pues la desgravación arancelaria es paulatina en la mayoría de los productos y sólo se verá reducida con el paso de los años. Lo que sí se pueden ver son los altos precios del conjunto de la mercancía que se importa, esto a pesar de que los empresarios ya no pagan los mismos impuestos.

Un ejemplo son los automóviles. La camioneta Lexus LX 570 que se consigue en los Estados Unidos desde $85.830 dólares que equivalen a $267’420.531 pesos colombianos (según la TRM de la fecha en que se escribe este artículo $3.115,70 M/L), es vendida en nuestro país a un precio promedio de $600’000.000 de pesos M/L, lo que quiere decir que con lo que se compra una camioneta de estas en Colombia, alcanza para adquirir dos en Estados Unidos y aún sobrarían $65’158.938 pesos M/L.

El Chevrolet Camaro cuya versión más básica se consigue en Estados Unidos desde $25.905 dólares que equivalen a $80.712.208 pesos colombianos (según la TRM de la fecha en que se escribe este artículo $3.115,70 M/L), es vendido en nuestro país desde $193’010.000 pesos M/L, lo que quiere decir que con lo que se compra un carro de estos en Colombia, alcanza para adquirir dos en Estados Unidos y aún sobrarían $31’585.584 pesos M/L.

El Porsche Panamera 4S que se consigue en los Estados Unidos desde $104.000 dólares que equivalen a $324’032.800 pesos colombianos (según la TRM de la fecha en que se escribe este artículo $3.115,70 M/L), es vendido en nuestro país desde $709’900.000 pesos M/L, lo que quiere decir que con lo que se compra un espectacular deportivo de esta marca en Colombia, alcanza para adquirir dos en Estados Unidos y aún sobrarían $61’834.400 pesos M/L.

De esta manera, queda demostrado que los estadounidenses adquieren vehículos a precios muy inferiores de lo que se comercializan en Colombia. De hecho, sin ir más lejos, los carros que se ofrecen en nuestro país tienen los precios más altos del continente americano y por ello el parque automotor nacional es precario, contaminante y anticuado.

En la finca raíz también vemos este mismo fenómeno. Los precios de la vivienda están disparados en ciudades como Bogotá y Cartagena, tanto así que hoy en día es más costoso adquirir una casa o un apartamento en la capital colombiana que en ciudades como Nueva York, Londres o París. La situación es tan crítica que en barrios bogotanos de estrato 5 como San José de Bavaria, hay propiedades que superan el millón de dólares a pesar de que sus calles y alcantarillas están destapadas y de no contar con andenes ni iluminación pública. Mientras que en la Florida-EE.UU, una casa de similares características y con mejores zonas comunes, se puede conseguir desde los $100.000 dólares.

De nada sirven los acuerdos comerciales con otros países si no generan precios más cómodos para los consumidores. Los importadores y distribuidores están abusando de su posición siendo de los pocos que se han beneficiado al comprar a menor costo en el exterior

Los precios de la ropa no son la excepción. Aunque ese mercado se ha dinamizado mucho con el ingreso de algunas marcas extranjeras, las prendas son comercializadas en Colombia a precios muy superiores que en Estados Unidos y Europa y paradójicamente, al promedio de los fabricantes nacionales. De hecho, algunas marcas que son de uso común entre los consumidores estadounidenses y europeos debido a sus bajos precios, en Colombia son consideradas “marcas de lujo” por todo lo contrario. Por su parte, las cadenas de almacenes por departamentos y las grandes superficies, han diversificado en menor medida la oferta de ropa y de calzado aunque con precios muy altos si se tiene en cuenta que las marcas que comercializan, proceden mayoritariamente de Chile y de China y que en el caso de las grandes superficies, se trata de marcas propias de baja calidad.

La oferta gastronómica presenta un comportamiento muy similar. En las principales ciudades del país existen restaurantes cuyos platos pueden costar el presupuesto mensual de alimentación de una persona que gana un salario mínimo. Llama la atención que Colombia sea uno de los países del mundo donde ir a un buen restaurante se considere un gasto suntuario y por lo tanto, sea un privilegio de pocos. En Cartagena por ejemplo, los comensales pueden pagar por un plato mal preparado y mal presentado, lo mismo que pagarían en un buen restaurante europeo. Lo anterior además de la especulación generalizada de precios que desafortunadamente, existe en esa ciudad en perjuicio del turismo.

La gasolina en Colombia es de las más caras del planeta si se compara con el SMLV y eso es innegable. De hecho, se calcula que en Colombia el galón de combustible le cuesta al consumidor el 20% de su ingreso promedio diario. Por el contrario, en EE.UU. y Corea del Sur que importan petróleo de nuestro país, la gasolina se vende a un precio mucho menor el cual baja a la par de la cotización internacional. Es absurdo que mientras más producimos petróleo y más baja de precio en los mercados internacionales, más cara sea la gasolina y que las únicas que ganen sean las empresas extractivas y distribuidoras las cuales se enriquecen con nuestros recursos sin beneficiarnos.

Otro ejemplo lo constituyen los teléfonos inteligentes. Mientras que en EE.UU. un iPhone XS se consigue desde los $999 dólares que equivalen al cambio de hoy a $3’112.584 pesos (según la TRM de la fecha en que se escribe este artículo $3.115,70 M/L), en algunas versiones es vendido en Colombia a más de $6’000.000 de pesos. Prácticamente, es el doble de lo que paga cualquier estadounidense o europeo por el mismo dispositivo y lo peor es que hay consumidores que lo financian y terminan pagando sumas ridículas por ese aparato.

Es un modelo económico que claramente tiene como principal beneficiario al sistema financiero y a los grandes monopolios.

Los ejemplos son innumerables y se presentan en todos los sectores y con todos los productos que se comercializan en el país. Desde bienes de consumo como ropa, zapatos, productos alimenticios, productos deportivos, smartphones y electrodomésticos; hasta servicios bancarios, de educación, salud y transporte. También en los bienes industriales. Todos cuentan con un elevado sobrecosto, un alto impuesto y un gran nivel especulativo en su precio final.

Lo anterior ha ocasionado que la economía no crezca en los porcentajes esperados y que incluso baje el nivel de consumo, aún cuando la inflación esté controlada. Como consecuencia, los consumidores se ven obligados a financiar los productos que necesitan o desean y como efecto de ello terminan pagando exponencialmente el precio inicial, un modelo económico que claramente tiene como principal beneficiario al sistema financiero y a los grandes monopolios privados.

De nada sirven los acuerdos comerciales con otros países si no generan precios más cómodos para los consumidores. Los importadores y distribuidores están abusando de su posición, siendo de los pocos que se han beneficiado al comprar a menor costo en el exterior y dejando de hacerlo a los productores nacionales con las consecuencias que eso trae para el país. Sin embargo, no han querido transferir ese beneficio económico al consumidor pues siguen vendiendo a los precios de siempre e inclusive los han incrementado.

Si bien es cierto que la importación de un producto le transfiere al mismo un costo adicional por distintos conceptos logísticos e impositivos, en Colombia dichos valores se han incrementado de forma tan especulativa que están afectando la calidad de vida de la población. Y aunque es obvio que los grandes exportadores también ganan con el alto precio que experimenta el dólar, ello no beneficia en absoluto a los trabajadores colombianos ya que estos escasamente reciben el SMLV que se establece cada año. A diferencia de esta situación, en otros países y en algunas empresas, a mayores ventas-mayores ingresos para todos y viceversa, y como ejemplo están las diferentes compañías japonesas y más recientemente la estadounidense Apple.

La Superintendencia de Industria y Comercio tiene el deber de impedir que los grandes distribuidores especulen con los precios, más si se trata de productos de la canasta familiar. Del mismo modo, debe procurar que los electrodomésticos, celulares y automóviles (entre otros productos) bajen de precio pues es una promesa básica de los TLC. Por su parte, el Banco de la República y la Superintendencia Financiera deben trabajar para que las entidades financieras bajen las tasas de interés y se estimule de ese modo el consumo. También para que dichas entidades dejen de lucrarse de forma tan descarada a costa de los colombianos ya que son las organizaciones que más se enriquecen bajo este inequitativo modelo económico.

En cuanto al fisco, este se debería enfocar en las personas verdaderamente ricas y en la utilidad final de las distintas actividades empresariales. Pero sobre todo, se debería castigar con mayor ahínco las diferentes formas de evasión y elusión de impuestos así como perseguir el contrabando y las inmensas fortunas que se esconden en paraísos fiscales. Igualmente, es necesario eliminar por completo la burocracia parasitaria que representan las Cajas de Compensación, las cuales se enriquecen tanto del sector público como del privado, esto evitaría en su conjunto futuras reformas tributarias que sólo afectan al consumidor.

Si comparamos el ingreso de un colombiano promedio (1SMLV) que equivale a COP$925.148 (incluido el auxilio de transporte) con lo que gana un estadounidense que trabaje apenas 8 horas al día a tan sólo 10 dólares c/u, encontraremos una diferencia de $6’552.532 pesos mensuales que reciben de más los trabajadores de Estados Unidos (según la TRM de la fecha en que se escribe este artículo $3.115,70 M/L). Ahora, si confrontamos ese ingreso con lo que paga cada consumidor por los productos e impuestos en su respectivo país, entenderemos que los colombianos nos encontramos en una situación de total desventaja y sumamente injusta por no calificarla de otra manera.

Se debería castigar con mayor ahínco las diferentes formas de evasión de impuestos así como perseguir el contrabando y las inmensas fortunas que se esconden en paraísos fiscales.

Con semejantes precios e impuestos que pagamos; los colombianos deberíamos tener mejores aeropuertos, puertos marítimos, autopistas, hospitales, colegios, universidades, parques, casas, automóviles, electrodomésticos….. que EE.UU. y Europa en su conjunto. También una mejor infraestructura de telecomunicaciones y en sí, un mayor estándar de vida. Pero infortunadamente, ocurre todo lo contrario y lo único que evidenciamos es corrupción en todos los sectores de la economía. Siendo consecuentes con el mercado y teniendo una justa proporción entre lo que se trabaja, lo que se gana, lo que se gasta y lo que se tributa; un ciudadano colombiano debería recibir un salario superior o por lo menos a la par que cualquier ciudadano estadounidense o europeo, pero de forma irracional sucede lo contrario.

Es absurdo que algunos “empresarios” se quejen de que la economía no crezca lo suficiente cuando no están realmente comprometidos con la generación de empleo y cuando los pocos puestos de trabajo que producen, los remuneran con bajos salarios. No obstante, es aún más absurdo que pretendan vender sus productos con los precios más altos de la región. Desconocen que al pagar mejores salarios, los consumidores tendrán mayor poder adquisitivo y por lo tanto se generará un mayor consumo, mucho más si dejan de cobrar tanto por los diferentes productos.

Esto es en lo que más se diferencia la economía de Estados Unidos de la colombiana pues mientras el empresario estadounidense trata de vender al menor precio posible para lograr utilidades por volumen de ventas, el empresario colombiano trata de vender al mayor precio que pueda así sean pocas unidades. De igual forma, el empresario estadounidense se esfuerza por pagarle buenos salarios a sus trabajadores para que tengan mayor poder adquisitivo, mientras que el empresario colombiano se restringe al SMLV y hace lo posible para no pagar ni siquiera las prestaciones sociales.

Del mismo modo, algunos empresarios colombianos creen erróneamente que sacarle el máximo de dinero a su cliente en una sola transacción es hacer un buen negocio, cuando en realidad están dañando una posible relación a largo plazo que les traería mejores resultados comerciales. También se equivocan al creer que el pagar bajos salarios les ahorra costos cuando es lo contrario pues sus colaboradores no harán su labor con gusto, no se comprometerán con la empresa y se irán apenas tengan una mejor oportunidad. Lo peor es que existen muchos personajes a los que ni siquiera se les puede llamar empresarios ya que se dedican a vivir de la renta y del interés más no del esfuerzo personal o del hacer empresa.

Colombia debe encaminarse hacia un nuevo modelo económico que se base en el precio justo de los productos y en salarios bien remunerados. También en unos impuestos más proporcionales a las distintas actividades empresariales, a su utilidad final y a la verdadera riqueza que poseen las personas naturales y jurídicas. Asimismo, el sector público y el sector privado deben converger para que exista una justa distribución de la riqueza de modo que se eleve el estándar de vida y a la vez, se contribuya al desarrollo del país teniendo como principal objetivo el bienestar y la felicidad del ciudadano.

(Visited 20.853 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesional en Mercadeo & Publicidad. Magíster en Marketing Digital. Bogotá D.C. / Colombia / LATAM

Más posts de este Blog

  • Economía

    ¡Cataluña es España!

    [caption id="attachment_6658" align="aligncenter" width="1024"] Imagen: AFP / LLUIS GENE.[/caption] La comunidad internacional observa con cautela los acontecimientos ocurridos en España,(...)

  • Bogotá

    12 de octubre: ¡Mucho que celebrar!

    [caption id="attachment_6602" align="aligncenter" width="934"] Monumento a Cristóbal Colón-Bogotá D.C.[/caption] El 12 de octubre se celebra el Día de la(...)

  • Colombia

    La especulación del dólar

    [caption id="attachment_6571" align="aligncenter" width="1024"] Imagen: AFP PHOTO/JUNG YEON-JE[/caption] El alto precio que experimenta el dólar en Colombia es ocasionado(...)

  • Bogotá

    La internacionalización de las Mipymes

    [caption id="attachment_6550" align="aligncenter" width="1900"] Imagen de una de las macrorruedas de negocios que se realizan en Bogotá D.C. Foto(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista(...)

3

Hace unos días tuve el gusto de conversar con Rosa Tous,(...)

34 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. El artículo deja ver una arista importante del desequilibrio de poder adquisitivo y margen excesivo, y hasta pecaminoso, de ganancia de los distribuidores y productores en este remedo de modelo económico capitalista. La formula de mayor riqueza para todos (incluyendo los empresarios) es sencilla, según lo promulgo Mr Ford en el siglo pasado. «Produzca tantas unidades posibles, siempre y cuando sus propios empleados las puedan comprar» , es decir pague bien y su propia gente lo enriquecerá….Y a el le funciono.

  2. Si bien, no entiendo la comparación de vehiculos lujosos vs el título del artículo, hay un tema que no se ha tocado. El lavado de dinero que existen el el sistema formal económico. ¿Por qué una casa es tan costosa, teniendo en cuenta los salarios bajos de los colombianos? Simple, por la mano invisible del lavado de dinero. ¿por qué se venden pocas cosas y tan caras?, por lo mismo.

  3. carlosbeltran0719

    Me parece su punto de vista muy limitado acerca de la economía. Explicar la economia desde un listado de precios de artículos de lujo entre usa y Colombia , no dice nada de la economía de un país. También comete un error , después de dar esta lista de precios de camaros , lexus etc, de sintetizar y concluir que en Colombia se tienen los precios mas altos en carros; esto no correcto , no se debería ser tan «ligero» en este tipo de conclusiones para materializar um concepto.
    Concuerdo con algunas ideas de este blog , pero como lo dice, los argumentos que da están condicionados por sus apreciaciones subjetivas de la economia.

  4. wilson455243

    Por qué creen que al comienzo de las negociaciones del PROCESO DE PAZ hace 4 años, lo primero que dijo Santos era que el modelo económico era intocable en la negociación?

  5. Es una dictadura tributaria, aquí el precio de todo se duplica o se triplica a punta de impuestos. Tenemos un congreso enorme lleno de corruptos lagartos, quiénes ni siquiera van a trabajar, y cuando van a sesionar lo hacen sólo para favorecerse a ellos mismos y a sus patrocinadores. Toda nuestra plata se va en burocracia corrupta.

  6. oscar436843

    Como es posible que una moto marca bajaj su modelo boxer valga mas de cuatro millones de pesos de contado es un robo total, ahora un taxi es mas carao que uno particular y de similar categoria y marca, por eso solo compro lo necesario en mi lindo pais

  7. felipe331040

    He vivido muchos años en Europa y he constatado las diferencias de precios que se mencionan. Más dolorosa aún que la de los carros es la de la alimentación. Hay productos como carnes frías, yogur, huevos, productos de higiene personal y otros, cuyos precios en Colombia son altísimos en relación al poder adquisitivo del salario medio, sin que haya nada que lo justifique, salvo la ausencia de competencia o el acuerdo entre fabricantes y/o distribuidores.
    Efectivamente, parece que no hay demasiado interés en popularizar demasiado ciertos consumos. Si observamos las campañas publicitarias, el segmento de mercado objetivo es el de una clase media-alta que numéricamente es muy minoritaria y por otra parte, se envasan formatos de bajo coste (sachets, porciones pequeñas, etc) pero subiendo el precio por gramo o mililitro, etc.
    Parece que el objetivo del mercado se ha adaptado a una realidad social claramente dividida en dos mundos separados:pobres y vulnerables (80 % del país) por un lado y las poco numerosas clases media-alta y rica por otro.
    Para fabricantes y distribuidores no parece tener ningún interés intentar cambiar la sociedad, posiblemente persuadidos de que no tiene remedio. Es imposible con un PIB tan pequeño como el nuestro y 46 millones de habitantes, alcanzar niveles medios de bienestar (medidos a nivel de la OCDE). Colombia necesitaría crecimientos interanuales del 10% en su PIB y mantenerlos durante 40 años, con una redistribución de riqueza eficaz, para llegar a niveles aceptables de bienestar social y consumos masivos de bienes y servicios, inaccesibles a día de hoy para la mayoría. Razonablemente, no es fácil pensar que esto vaya a ocurrir. Por eso las compañías fijan sus objetivos en quien puede pagar hoy o en quien puede endeudarse para mañana.
    No coexisten dos mundos de consumidores (ricos y pobres se ignoran mutuamente y viven a años luz por las diferencias de renta tan abismales) y también para el mercadeo este es un hecho prácticamente inamovible.

  8. Lo que debe existir control de precios en todo y bajo la supervision de entidades encargadas y separadas del gobierno para la transparencia del trabajo, los productos no deben superar un % de venta fijado los alimentos importados no deberian tener precios altos y deberia haber un control de toneladas permitidas para que nuestros productores y agricultores puedan vender sus enseres a precios que le permitan sacar sus inversion y ganancia mas el pueblo beneficiarse esto se logra bajo un control de precio global a todos los bienes servicios etc

  9. andres334790

    Muy buen escrito más claro no canta un gallo… vivimos engañados….además se educa al pueblo para trabajar y alimentar a una oligarquía que solo se interesa por sí misma y por sacarle el jugo a los que no son de su club… Adicionalmente mientras exista un sistema político correcto y favorecedor de la clase alta….los pobres seguiremos siendo engañados utilizados y siendo más pobres…..esto algún día cambiará sin llegar al otro extremo comunista donde los favorecidos son pocos a costa de la clase trabajadora

  10. pues de lo que dice el problema no es el modelo. el problema es la gente que son muy ambiciosos y avaros y quieren ganar mas de la cuenta. la solucion es que el consumidor no compre productos con sobreprecio. de esa forma al no vender tendran que bajar los precios. debe haber un consumo racional. por ejemplo un iphone. para que pagan 6 millones si hay telefonos igual de buenos que valen menos de un millon? lo mismo con la ropa de marca sucede. hay ropa de muy buena calidad que es economica pero la gente prefiere la de marca solo por eso por la marca. el consumidor debe ser mas inteligente a la hora de escoger en que gastar su dinero.

  11. hernan387928

    Se le olvidó mencionar al BSHC un banco que se hizo fortuna en Asia prestando plata a bajos intereses y llegó a Colombia a competir por ser el más caro co. El grupo avaro y los gilinski. Claro que como el sistema financiero colombiano es un cartel similar a los 12 apóstoles, con ley de silencio incluido, el que no cumpla, se saca de circulación o es absorbido por los otros. De algo tiene que servir que la prensa pertenezca a los empresarios.

  12. En mi caso tengo una pequeña empresa, y no hay forma de pagar mejores salarios, la carga impositiva es muy alta.hemos pesando cerrar por dos razones una los impuestos altos y dos la falta de seguridad jurídica.la rama judicial hizo metástasis., cualquiera te puede quitar lo tuyo via corrupción en caulquier juzgado.asi que tal vez como muchos colombianos la mejor opción sea irse del país.

  13. Faltó comparar los gastos de un trabajador en USA que en colombia ,cuanto paga de arriendo alla en un apto sin lujos y cuanto se paga acá en un apto de las mismas características.o cuanto se paga por la comida allá y acá.

  14. bibiana446914

    Vivo en Denver, y el arriendo más barato es de U$1.500. La salud es carísima y el sistema de pensiones complicado porque no es obligatorio. No estoy de acuerdo con las equivalencias, si con la necesidad de mejorar el empleo para dinamizar la economía. Ah, y el precio de los medicamentos, es altísimo en USA.

  15. josepadilla0628

    El problema de nuestra economia pasa mas por la falta de competitividad de nuestro aparato productivo que hace que las exportaciones no crescan lo suficiente, entonces ese desequilibrio macroeconomico se viene via tasa de cambio que encarece los productos importados. Si a lo anterior le sumanos nuestra ineficiencia del sector publico (lease corrupcion) esto es la causa primaria de nuestros males.

  16. El modelo economico de Colombia, que es el que promueve el macabro gamonal del uberrimo y sus compinches, en un modelo del sigo XIX, en los paises desarrollados hace raaaato saben que para crear riqueza hay que ofrecer salarios decentes y bienes de calidad a buenos precios.. pero en Colombia los empresarios, o mejor los feudales buscan exprimir a la gente como esclavos y enriquecerse a costa de la desgracia colectiva

  17. carlos359991

    La férrea defensa que en este país se hace a este modelo anacrónico donde sólo ganan los que más recursos tienen. Un modelo que no tiene en cuenta los fallos del mercado y que niega el papel del Estado en cuando a la regulación del mismo, conlleva la debacle que en otras latidutes se pudo contrarrestar con medidas que han garantizado la evolución hacia un capitalismo que no mate de hambre a los más pobres

  18. nadacontralacalvicie

    Me gustan sus artículos, desenmascaran esa profunda injusticia económica en la que vivimos. Sólo un reparo, porqué no incluyó vehículos de precios menos estrámboticos. Al incluir estas referencias pareciera un artículo clasista y reduce el número de personas que se sienten identificadas. Si aún puede hacerlo le sugiero que compare autos del promedio. Qué pena el atrevimiento. Que esté bien.

  19. Muy buenos ejemplos, los salarios par los empresarios Colombianos son costo! Para los paises avanzados son inversión, es decir el trabajador bien pago genera demand y crecimiento de la economia, la exportadores siempre se quejaron de l TRM hoy con un dólar de casi 3000, y y las exportaciones en el mismo nivel histórico de 35 años atras

  20. octavio195735

    Así disfracen este país de democracia, aquí lo que existe es una anarquía ya que prácticamente todos hacen lo que les da la gana, sobretodo los que mas tienen y los gobiernos corruptos que eligen los ciudadanos o la registraduria están ahí para que nada de esto cambie.

  21. oscarperez0728

    Igualmente los costos de la educacion universitaria en Colombia son astronomicos. Hoy en dia es mas economico estudiar en USA, Canada, etc, aun sumando los gastos de alojamiento, comidas, etc. El caso de Colombia no es unico, es por esta razon que paises como USA, Canada, Australia y otros estan recibiendo estudiantes extranjeros en altos numeros. Aun teniendo en cuenta que estos estudiantes pagan mas por ser extranjeros, les sale mas barato que pagar en sus paises por menor calidad de education.

  22. Nada de esto es mentira…y lo mas triste es que seguimos en racha de destapar ollas podridas todos los dias.Me pregunto : Cuantas obras y programas se hubiesen financiado con el dinero de uno solo, de uno solo de los casos de corrupcion, llamese como se llame.El principio de oportunidad debiera ser : Devuelvan primero el dinero y hablamos…pero es al contrario : hablemos y si puede devuelva el dinero..

  23. Gracioso cómo todo el mundo parece querer combatir los males de una burocracia todopoderosa… con más burocracia. Y como todo el mundo parece querer que el Estado les dé casa, carro y beca pero al mismo tiempo no quieren impuestos altos. Hay que ser consistente.

  24. pilar885430

    Excelente artículo, así ni más ni menos funciona nuestra economía nacional, aquí los TLC que deberían beneficiar a los ciudadanos, han permitido que sean las grandes compañías las que se queden con todos los beneficios….

  25. Creo que no se necesitan cursos de economía para notar por experiencia propia cosas tan sencillas, como que resulta más barato (~35%) traer un producto desde Bélgica (cruzando el Atlántico), a través de un casillero en Miami (cruzando el Caribe), que comprar el mismo producto en Colombia. O leer sobre el absurdo costo de productos literalmente vitales como los medicamentos, de los cuales decía J. Gossaín en una columna reciente: «…si podían cobrar el 92 por ciento menos, ¿por qué cobraban el 92 por ciento más?».
    Vivimos presos en una sociedad donde los proveedores de muchos productos son básicamente carteles que manejan los precios a su antojo, y siempre para el beneficio de productores e intermediarios y no del consumidor final. Cuando se ha tenido la fortuna de vivir en países mejor organizados a todo nivel, se nota la diferencia entre sociedades que proveen productos y servicios de calidad a precios justos y la nuestra donde desde el vendedor callejero hasta el almacén de gran superficie quieren esquilmar hasta el último peso al consumidor.

  26. santiago589555

    Excelente análisis. El nivel de explotación es a todos los niveles. Parece que es una forma de pensar de los empresarios el hecho de invertir poco y exigir mucho a sus trabajadores. Ante lo cual me pregunto si un enfoque de modelo de estado los hará cambiar de parecer, no creo. Yo lo estoy vivendo en el sector educativo, las universidades pagan salarios que dan risa y exigen a los docentes que hagan maestrias de 30 y 40 millones de pesos, todo para proteger al sistema de educación superior local.

  27. Además, los bancos en este país cobran hasta por consultar el saldo, altísimas cuotas de manejo e intereses desorbitantes por los prestamos. El estado creó el 4xmil y jamás lo eliminó como lo prometió.Lo creó para que entre todos los usuarios de la banca apoyáramos a los bancos en un momento de crisis. Banca que olvidaron el soporte que el público les ha venido dando y mucho cuidado con irse atrasando un día porque lo reportan y si pueden lo embargan y tan pronto llega algo de plata a su cuenta de ahorros, le van debitando el dinero sin ninguna autorización. Las leyes están hechas para que los de ruana pierdan.

  28. jorgeacevedoacevedo

    En realidad en Colombia no sabemos nada de macro-economía y nuestros dirigentes buscan su exclusivo beneficio personal por lo que les importa un rábano el desarrollo del país.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar