Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
New-Year-2018-640x400

Comienza el año y todos hacemos todo tipo de promesas. Decimos que vamos a hacer tantas cosas. Este es el año que vamos al gimnasio y nos ponemos las pilas con la comida. Eso decimos. Las resoluciones que hacemos tienen sentido, sabemos que nos harían bien. Sí, hacer ejercicio, meditar y mejorar la alimentación, pueden ser exactamente lo que necesitamos. Pero no lo hacemos. 
 
Te voy a dar mi opinión sobre por qué fracasan las resoluciones. Al parecer, casi nadie las cumple, por más sentido que tengan.
 
Primero lo primero. No tenemos tolerancia por la incomodidad que surge con los cambios. Creamos la cultura de la gratificación instantánea y pagamos un alto costo por ello: no sabemos cómo tolerar el malestar. Cambiar es disruptivo y al mínimo asomo de resistencia, cortamos la intensidad. Dejamos de hacer lo que íbamos a hacer y creamos todo tipo de argumentos mentales para justificarlo. No hay cambio sin acción consistente. Punto.
 
Segundo: Nuestras resoluciones son demasiado amplias. Decimos que vamos a comer mejor. Pero esto es tan abstracto que la mente no sabe qué hacer. Es mejor comprometerse con algo específico y sencillo y cumplible. Si la meta suena ridículamente simple, mejor. Asegúrate de cumplir tu palabra. Haz lo que prometiste que ibas a hacer y verás cómo la reputación que tienes contigo misma se torna solida y leal.
 
Tercero: No revisamos constantemente el por qué de nuestras resoluciones. ¿Qué hay detrás de tus metas? Es un ejercicio paralelo que da vida a los procesos de cambio. Los acompaña cuando cambiar parece una tarea imposible. Visitamos las aspiraciones profundas que yacen detrás de nuestros esfuerzos y que son la gasolina cuando todo parece una tarea fútil. Los anhelos profundos no son los kilos que queremos perder o la comida más balanceada, o la apariencia deseada. Es más un lenguaje del corazón, es la emoción que nos mueve. Es lo que sentiremos, la alegría, la abundancia, la libertad, el gozo. Eso es lo que hay detrás y mueve montañas.
 
En todo caso, te propongo que revises cómo ha sido el comportamiento de tus resoluciones y qué tanto se han cumplido tus metas. Si no ves resultados, cambia tu método. Revisa qué quieres y qué necesitas y compromete con el proceso. Cambiar te enseña sobre paciencia y sobre el propósito de vivir; verás todo lo interesante e insondable que reside en tu capacidad para transformarte. 

Para más artículos de interés, visita:
www.francamaravilla.com

(Visited 143 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Coach, bloguera, escritora, autora del libro Yo debería ser flaca, publicado por Penguin Random House. Habla sobre nuestra relación con el cuerpo y con la comida.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar