Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

     

Diciembre pronto será un mes de 365 días, fruto de una campaña imperialista de Santa Claus -también conocido por los aliases de ‘Papá Noel’, ‘San Nicolás’, ‘Colacho’ y ‘Viejito Pascuero’-. Por eso ya no extraña que noviembre sea decorado con lucecitas titilantes al ritmo de Jingle Bells; villancico que se repite inmisericordemente una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez.

Y en un futuro cercano, muy cercano, octubre abandonará el naranja y negro, a cambio del rojo y verde; julio será el mes de Papá Noel y mayo el de Mamá Noel; marzo -otras veces abril- celebrará la Semana Santa Claus; hasta febrero dotará a Cupido de un nuevo veneno, cuyos flechazos enamorarán a todo Grinch del Espíritu de la Navidad…
Santa Claus viene cocinando dicho monopolio, desde que su campaña política logró posicionar el mensaje que sus visitas anuales las hace entrando por las chimeneas -o por las ventanas en países sin nieve-, cuando siempre lo ha hecho por la televisión, por las películas donde algún ingenuo ‘salva la Navidad’, por los villancicos de Luis Miguel, por el desempleado con barba de algodón en los centros comerciales, por los muñecos que lucen ropa invernal inclusive en el desierto, por el tío barrigón que no le critican sus kilos de más cuando se disfraza en nochebuena y por el Jo-Jo-Jo, entre muchas otras cosas.
No dejes para diciembre, la Navidad de noviembre
Pero, ¿cuándo se convirtió en una personalidad tan poderosa, capaz de arrebatarle la importancia a noviembre? ¿Quizá cuando despidió a los duendes y contrató mano de obra esclava Made in China para fabricar los juguetes? ¿Quizá cuando se convirtió en el primer Gran Hermano que vigila, a través de un telescopio mágico, el comportamiento de los niños? ¿Quizá cuando se alió con los cumpleañeros de diciembre, para que los novembrinos compartan la tragedia de recibir regalos ‘fusionados’? ¿Quizá noviembre nunca fue importante, dado que la única celebración medio relevante, la Fiesta de Todos los Santos, es como Halloween pero sin dulces y sin sexy-disfraces?
El primer pilar de su innegable poderío se encuentra en una estrategia populista, muy criticada por la prensa independiente pero que siempre da buenos réditos en las votaciones: prometer lo imposible, sin justificarlo. De tal forma, cada diciembre y ahora también cada noviembre se levantan avisos luminosos con mensajes tipo ‘Paz para todos’, ‘Próspero Año Nuevo’ y/o ‘La Navidad es Amor’; propagando la sensación que solo en esa temporada se logra armonía, abundancia y felicidad.  
Solo en Navidad las tropas alemanas y británicas, durante la Primera Guerra Mundial, hicieron un alto al fuego, decoraron sus trincheras y cantaron Noche de Paz -aunque a la mañana siguiente ya se estaban disparando de nuevo-. Solo en Navidad enemigas viscerales como la nuera y la suegra, se dan regalos mutuamente -aunque a la mañana siguiente también se disparan de nuevo-. Solo en Navidad… ese es el discurso, para extenderla aún más.
Y el segundo y más importante pilar que explica la influencia de Santa Claus, radica en una antigua alianza con Coca-Cola. Antes, el gordito del Polo Norte era señalado como comunista, porque vestía siempre de rojo; y también era señalado como una amenaza terrorista, porque piloteaba un trineo volador que no tenía matrícula. Pero después del jugoso acuerdo con la bebida, el anciano sin jubilación se convirtió en la chispa de la vida de la Navidad; a través de un multimillonario batallón publicitario para sentir de verdad, le robó el protagonismo a Jesucristo Súper Estrella.
Acto seguido las demás empresas, año tras año, se han ido uniendo a financiar la candidatura de Santa Claus a la presidencia mundial. El mundo corporativo aboga por el liderazgo espiritual del gordito del Polo Norte, porque ha logrado que el templo más visitado en Navidad tenga forma de centro comercial; lugar de multitudinarias congregaciones de feligreses que ofrecen como sacrificio el pagar extra, por aquello que hace unos días se vendía más barato. El año entero dichos devotos se quejan del precio de la gasolina, matrículas, pasajes aéreos, ropa, restaurantes, juguetes y demás etcéteras, pero en Navidad no le ven problema a salir de compras en el momento que son más costosos esos y todos los productos.
Pero, ¿por qué lo hace? ¿Por qué Santa Claus lleva las riendas de esta ambiciosa campaña de lucecitas titilantes? La respuesta es contundente y sutil: venganza. Dado que la humanidad ha estado derritiendo su hogar en el Polo Norte -gracias al calentamiento global y a la indiferencia-, él devuelve la atención con el siguiente regalito: más temporada gastideña para incrementar el apetito voraz por más y más cosas, pero con el mismo salario y las mismas vacaciones.
Hasta una próxima verdad humanamente irracional, Amigos de lo Salvaje.

LL.jpg

Lucano Divina

Comandante en Jefe de Amigos de lo Salvaje-EA
Selvas de Sur América, noviembre 17 de 2011

Compartir esta verdad es querer esta selva:


—————————————
Encuentra nuestra Revolución Animal también:
* Donde el Pajarito Azul
* Caralibro
  

* GeMás
* Interés del Pin
Follow Me on Pinterest
* La Guarida Oficial 
—————————————
Archivo de verdades humanamente irracionales:

(Visited 31 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El tigre de bengala que analiza las estupideces humanas, con un delicioso toque de humor negro

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Siempre que visito un restaurante, trato de averiguar sobre su historia y sus inicios porque me parece importante empaparme del arduo trabajo que hay detrás de lo que ahora es exitoso. Uno no puede ser irresponsable y criticar negativamente solo por una primera mala impresión, pues son muchas familias las que dependen económicamente de microempresas dedicadas a la gastronomía. Por eso, y aunque ya lo conocía, decidí volver a probar, y a escribir, sobre el ya muy conocido restaurante El Galápago, pues me molestó un comentario irresponsable de alguien que se dedica a hacer evaluaciones de comida en sitios de Bogotá y la sabana, tal vez con un poco de arribismo o de desconocimiento del tema. Adentrándonos en la carta de este restaurante ubicado en el centro de Chía (carrera 10 No 13-43), que también tienen una sede en la calle 19 No 14-08 (El Galápago Campestre ), su plato estrella es la hamburguesa al champiñón en pan blanco tipo árabe al que se le incluyen 260 gramos de carne madurada, tocineta y una salsa espectacular que, como su nombre lo indica, tiene muchos pero muchos champiñones frescos y de gran tamaño. Perfectamente se la pueden comer entre dos, y les recomiendo acompañarla con papas en casco y alguna de las muchas opciones de bebidas como limonadas, jugos de fruta natural o, tal vez, con una cerveza artesanal.  Visualmente puede que el plato no cumpla con los estándares de muchos otros, pero al probarla lo de menos es como se ve, pues el sabor de la carne y sus adiciones es delicioso.   [caption id="attachment_3503" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Pero El Galápago tiene muchas más opciones cárnicas (pollo, res y cerdo) como, por ejemplo, las entradas de chunchullo crocante, morcillas y platos fuertes como las costillas de cerdo acompañadas de papa salada, arepa de queso y ensalada. Allí también podrán encontrar cortes de carne artesanal como churrasco, punta de anca, baby beef, asado de cadera, chuletas, pechugas a la plancha y otros que se me olvidan en este momento. Igualmente, hay opciones para veganos que no quieran ser relegados a la hora de salir a almorzar en la sabana de Bogotá.   [caption id="attachment_3504" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Las malteadas, los postres y los helados son otro elemento destacado de este restaurante. Estos son elaborados de manera artesanal, logrando escoger el comensal entre más de 10 opciones para cerrar con un sabor dulce la visita al lugar. Finalmente, hay que resaltar que en El Galápago también son Pet friendly, un aspecto muy importante hoy en día para los que no se quieren separar de sus mascotas. Y en cuanto a los precios, los platos fuertes oscilan, en promedio, entre los treinta y los sesenta mil pesos. Pero, como lo advertí anteriormente, las porciones son generosas y, en ocasiones, con un solo pedido comen dos personas. Si van a ir el fin de semana les aconsejo que lleguen temprano ya que a veces hay fila, pero realmente los meseros son muy pilos y no hacen esperar mucho a sus visitantes. El Galápago Campestre SÍ es un buen restaurante, que tiene detrás a gente trabajadora que ha luchado mucho para lograr posicionarse, a tal nivel que ya han sido ganadores en Premios La Barra. Yo lo recomiendo ampliamente y espero que ustedes lo visiten y también le hablen del lugar a conocidos y familiares.

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. asi es y creo qeu nunca dejara de ser porqeu el ser humano cree que los regalos lo son todos pero vaya uno a darle un abrazo o beso como regalo y vera como lo miran, tampoco se dan cuenta que hace parte de una rutina o no les regalan la misma camiseta y los mismos calcetines todos los años??, ahora tambien se fijan en el costo de l regalo y asi mismo lo devuelven de esa magnitud el año que sigue, navidad ? espiritu navideño bahh tiene mas de eso el Grinch que esta sociedad moderna …

  2. Jajajaja!! Excelente!! Te extrañamos la semana pasada mi querido tigre, bienvenido de vuelta con tu agudo sentido del humor!!!! Excelente lo de “por el desempleado con barba de algodón en los centros comerciales”, no paré de reírme con eso como por cinco minutos!!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar