Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

     

Érase una vez un hermoso planeta, llamado Tierra, donde no existían las mentiras. Allí, no se reían de los chistes malos del jefe, ningún impuntual culpaba al tráfico y nadie postergaba la dieta prometida para el lunes. Tampoco había Macho humano que multiplicara por dos el número de Hembras que pasaron por su cama, ni Hembra que dividiera por cuatro el mismo número. Mucho menos había cantantes con Auto-Tune, modelos con Photoshop o calvicie con bisoñé.

Una generosa hada madrina había tocado con su varita mágica al globo terráqueo, y lo había convertido en un idílico lugar donde los políticos no sabían qué decir para ser elegidos. Era un sublime paraíso sin la publicidad doblemente engañosa del Wonderbra. Era un glorioso edén donde la comida servida en un restaurante, coincidía con las fotos del menú. Era el nirvana mismo porque no se escuchaban en el teléfono móvil frases tipo “Justo estaba pensando en ti, antes que me llamaras”, “Lo tenía en silencio, todo el día”, “Me quedé sin batería”, “No me llegó tu mensaje de texto… y tampoco tu correo electrónico” y hasta “El patroncito olvidó su celular. Déjeme la razón, sumercé.”
Hasta que un día cualquiera, el encantamiento se rompió. Ese día cualquiera una Hembra humana salía un tanto apresurada de su apartamento, pero antes le dijo a su Macho:
– Amor, voy camino al supermercado, ¿quieres que te traiga algo? Y por cierto, ¿quién es Natalia?
Acto seguido, en una fracción de segundo, el Macho humano debió decidir si continuaba bajo el hechizo Veritas del hada madrina o si más bien se arriesgaba a la ruleta rusa del interrogatorio de su pareja. La primera opción aseguraba la muerte, mientras la segunda traía quizás la muerte, quizás. Su respuesta fue contundente:
– ¿Ah?
Miento, luego existo
La mentira convive con la humanidad desde tiempos inmemoriales, iniciando con Eva culpando a la serpiente, continuando con San Pedro negando tres veces que conocía a Jesús, siguiendo con Bush inventándose armas de destrucción masiva y perpetuándose en todo aquel que vea amenazada su reputación. Al menos esa es la teoría predominante: la mentira surge por miedo. 
Por miedo al conflicto, se produce la afirmación “Lo que tú quieras, mi amor”. Por miedo al castigo, se jura que solo hay una bella amistad con la Ex. Por miedo al rechazo, se asegura a los amigos que ya se acostó con la Hembra que lo rechazó. Por miedo a perder a la pareja, se promete cambiar un molesto defecto, cuando es bien sabido que nadie cambia, empeora. ‘Por miedo a hacer daño’, se excusa una de las partes que no está interesada en el sexo.
Son muy bonitas las truculencias filosóficas que el humano le busca a su razón de mentir, pero es más simple: miente porque, la mayoría de veces, funciona.
Un político promete un impuesto temporal, porque es la mejor manera de volverlo permanente. Un parrandero asegura que se tomará una última copa y luego se irá, porque es la mejor manera de ganarse tiempo extra en la fiesta. Un laboratorio se inventa una paranoia tipo A(H1N1), porque es la mejor manera de vender vacunas inútiles. Un fumador tiene como resolución de año nuevo dejar el cigarrillo, porque es la mejor manera de aplazar la insistencia de su familia para que lo deje ya.
Y el Macho humano que rompió el hechizo Veritas también mintió, porque al fin y al cabo era inocente hasta que se probara lo contrario. En ese momento él no estaba en un juicio, sino en un mero interrogatorio policial donde lo único que había para poderlo incriminar, era una duda más o menos razonable:
– Si, es que la semana pasada fui a revisar mi correo en tu computador y, pues, tu Facebook estaba abierto… 
– No, detente, ¡para ahí! ¿Violaste mi confianza? –el Macho la miró con indignación contenida por unos cuantos segundos, y luego continuó– Hoy no quiero volver a hablar contigo y quien sabe si mañana quiera.
– Pero…
La evidencia que es recolectada al interior de propiedad privada, sin la autorización de un juez, es considerada como inexistente y el acusado no está en la obligación de responder. 
Hasta una próxima verdad humanamente irracional, Amigos de lo Salvaje.

LL.jpg

Lucano Divina

Comandante en Jefe de Amigos de lo Salvaje-EA
Selvas de Sur América, diciembre 1 de 2011

Compartir esta verdad es querer esta selva:


—————————————
Encuentra nuestra Revolución Animal también:
* Donde el Pajarito Azul
* Caralibro
  

* GeMás
* Interés del Pin
Follow Me on Pinterest
* La Guarida Oficial 
—————————————
Archivo de verdades humanamente irracionales:

(Visited 36 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El tigre de bengala que analiza las estupideces humanas, con un delicioso toque de humor negro

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

12 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Uufff muy bueno! “Miento, luego existo” es el mantra de la humanidad, mi estimado tigre de bengala!!! Y complementando lo que dijo Cinefan: El Alquimista de Paulo Coelho surge de una idea similar a Historia de Dos que Soñaron de Jorge Luis Borges, y este último se inspira en Las Mil y Una Noches… ideas similares, pero desarrollos distintos, como lo dice Cinefan. Mejor dicho, muchas ganas de algunos de buscarle la quinta pata al gato, en este caso al tigre!!!

  2. Oe Lucano, que buena entrada! Generalmente te leo artículos muy sólidos, pero este en particular tiene un no-se-que muy atrapador! Creo yo que es porque manejas tu humor impecable de siempre con ejemplos muy cotidianos (yo por lo menos tengo ese jefe de los chistes malos y he dicho varias de esa mentiras del celular). Chévere, me gusto mucho!

    P.D.: carfermu, conozco esa película, en Colombia no llegó a los cines que yo sepa, solo vi que llegó a las tiendas de alquiler. Pero viejo, ni por ahí. Mejor dicho, ambos arrancan de una premisa similar -un mundo sin mentiras-, pero pare de contar. Es como decir que “Romeo y Julieta” se parece mucho a “Piramo y Tisbe” -jovenes enamorados, de familias enemigas, incluso ambos mueren por errores-, por tener premisas similares. Si Lucano se inspiró en esa película sabrá él, o ella, pero no es como para verlo con suspicacia porque el desarrollo es planteado distinto.

  3. pero a ver cual es el lió en este momento donde se dicen tantas mentiras di la verdad y no te la creerán, y pasa eso es verídico inténtenlo, por otro lado respóndale a una mujer que tiene la duda razonable por el descuido que sea que no responde porque violo su libertad y verán que les dice los reto y me reiré si lo comparten, pero es muy buen blog como siempre Lucano, pero no quiero una humanidad sin mentiras seria mas cruel de lo que ya es…

  4. Exxxxxxxxxxxxxxccccccccceeeeeeeelllllleeeeennnnnnttttteeeeeeeeee!!!! Esta verdad humanamente irracional la sacó del estadio pero lejos!!!!! Tanto que se salió del estadio, le dio la vuelta al mundo y se volvió a salir del estadio jajajajaja Es muy cierta y yo este lunes había prometido dieta!!!! Pero bueno, queda el otro lunes!!!

  5. Buenísimo, pero sobretodo, nada qué objetar, preferimos la alegría y la sonrisa de una hipocresía y de las mentiras en lugar del dolor y el sufrimiento de una terrible verdad, simplemente mentimos para no herir a otros en la mayoría de los casos… Pero sería bueno analizar que la verdad y la mentira están en un delicado equilibrio, en una balanza en equilibrio, de inclinarse en favor de la verdad sería nefasto, habría personas que podrían salir lastimadas; pero cuando la balanza se inclina a favor de la mentira, sería nefasto tanto para quien dice la mentira como para el que la escucha, pues el engaño se descubre con el tiempo y las consecuencias pueden ser terribles. Por eso es que es mejor vivir con cierto grado de duda, de incertidumbre, tal vez con ello se minimiza los efectos adversos de la verdad y de la mentira. Pero no me malentiendan, siempre será preferible decir la verdad, por dura que sea en algunos casos, pues así como la verdad puede causar dolor, la verdad también puede dar alivio y consuelo, cosa que la mentira logra sólo en el momento.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar