Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

     

Un corazón roto es una esponja de malos consejos. “Si no es para ti, es que no te convenía”, “Si no se juntan ahora, es porque quizá no era el momento”, “Si la amas, déjala ir… si regresa, siempre fue tuya… si no regresa, nunca lo fue”, son unos cuantos ejemplos de lo que absorbe de la filosofía cliché.

En principio, parece recibir un manantial de predicciones que brotaron de un sagaz amigo-adivino, cargado de reveladores mensajes que podrían trasladarse a cualquier campo de la vida. Por ejemplo: “Si amas tu trabajo, déjalo ir… si te piden que continúes, es porque siempre fue tuyo… si no te ruegan, es que tu jefa ya te iba a reemplazar con un empleado más joven”. 
Pero lo cierto es que el poder de esos consejos premonitorios, consiste en apostarle a todos los números de la ruleta. Ganar con cara y también con sello. Si la Ex regresa, ya se lo habían avisado (aunque la única realidad sea que no encontró alguien mejor); y si no regresa, también se lo habían advertido (ella piensa que encontró alguien mejor, que sólo será igual a todos). Sin embargo, para un despechado, lo peor de su dolor ocurre cuando quieren curarlo con el siguiente consejo esotérico: “Escucha tu corazón”.
El peor consejo para un corazón roto
La labor del corazón siempre ha sido una: bombear sangre oxigenada a cada rincón del cuerpo, especialmente al cerebro. No obstante, el humano lo ha sobredimensionado y asegura que también es el responsable del amor, lo que comprueba que no mucha sangre le está llegando al cerebro. Eso, al tiempo, lo ha impulsado a hacerle caso a ese músculo que no tiene idea de nada, más allá de succionar y expulsar las 24 horas. 
Las sugerencias del mango bombeador, son las que producen las insistentes llamadas en la madrugada, con aliento a aguardiente, prometiendo cambiar ese defecto que nunca cambiará. El corazón persuade a un borracho, asegurándole que debe decir lo que siente, sin importar que al otro lado del teléfono está durmiendo plácidamente quien lo odiará aún más por despertarla. “¡El amor triunfará!”, “¡Demuéstrale que la quieres!”, “¡Llévale serenata!” son recomendaciones que le va soltando en cada latido.
El corazón dice lo que quieres escuchar, por eso es adorado por los humanos. En cambio, si el borracho le preguntara a su cerebro este lo reprendería con un contundente “Llámala en horario laboral. Tampoco servirá para reconquistarla, pero al menos no serás su hazmerreir cuando se lo cuente a las amigas”. Es más, si no fuera ignorado, escucharían su comunicación neuronal aconsejando “Más bien, llama mañana a su mejor amiga. ¿Recuerdas como siempre te miraba? En un santiamén, los celos harán que tu Ex te busque”. 
Esa relación de escuchar al apasionado mientras se ignora al racional, es pan de cada día, en cualquier película de la vida: 
39 – INTERIOR. RESTAURANTE ‘EL CUERPO GLORIOSO’. NOCHE.
CORAZÓN
¡Tengo unas ganas locas de brownie con helado!
CEREBRO
Hace un momento, ¿quién se quejaba que la ropa le apretaba?
CORAZÓN 
(A la mesera)
Tráigame uno, pero con varias cucharitas para compartir el pecado, ¡Jijiji!
CEREBRO
Tiroides, amiga, prepárate que mañana te incriminarán por ese pecado. 
TIROIDES
Ya me acostumbré.
CORAZÓN
También tengo unas ganas de ese Macho. ¡Está deliciosísimo!
CEREBRO
Por enésima vez: es el novio de nuestra mejor amiga.
CORAZÓN
En la guerra y el amor, todo se vale y se comparte.
CORTE A: 
40 – INTERIOR. BAR ‘EL DESPECHO’. MADRUGADA.
CORAZÓN
¡No entiendo! ¡Él dijo que me amaba solo a mí! ¡Todos son iguales!
CEREBRO
Y todas también, porque con el mismo parlamento romanticón, todas han caído rendidas.
CORAZÓN
Voy a llamarlo.
CORTE A: Final predecible.
La popularidad del mango bombeador ha logrado que hasta los cardiólogos sean más prestigiosos y mejor remunerados que los neurólogos. Todo porque el corazón busca los caminos soñados, mientras el cerebro toma decisiones pragmáticas. El corazón lucha por tener a Brad Pitt, mientras el cerebro sabe que se quedará solterona si no se casa -y pronto- con su novio barrigón. El corazón desea sexo salvaje con los ángeles de Victoria Secret, mientras el cerebro reconoce que nada más las tendrá en su imaginación y en versiones bidimensionales. Y, pese a lo anterior, el corazón continuará gobernando los impulsos humanos, porque esa especie odia la verdad.
Hasta una próxima verdad humanamente irracional, Amigos de lo Salvaje.

LL.jpg

Lucano Divina

Comandante en Jefe de Amigos de lo Salvaje-EA
Selvas de Sur América, abril 28 de 2012

Compartir esta verdad es querer esta selva:


—————————————
Encuentra nuestra Revolución Animal también:
* Donde el Pajarito Azul
* Caralibro
  

* GeMás


* Interés del Pin
Follow Me on Pinterest
* La Guarida Oficial 
—————————————
Archivo de verdades humanamente irracionales:

(Visited 44 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El tigre de bengala que analiza las estupideces humanas, con un delicioso toque de humor negro

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Francisco Javier González Aguirre, Coordinador de la Especialización en Seguridad de(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Insuperable Lucano. Tu filosofía me encanta, es la más pura y cruda verdad. Cada vez me hago más adicto a tus post, desde el primero los vengo siguiendo, y bueno, cada vez se ponen mejores! Un abrazo de oso… o de tigre?

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar