Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

     

La idea de una resurrección masiva de muertos vivientes, en la totalidad del planeta, causa risa en la humanidad. Se considera poco probable que unos caníbales sobrenaturales, en una sorpresiva noche dantesca, repentinamente quieran devorarse millones de cerebros sin usar. Y el argumento es contundente, para un cerebro sin usar. Es por eso que siempre ha sido despreciado cualquier intento de crear un Protocolo Oficial de Emergencia para un Apocalipsis Zombi (OZAEP, por sus siglas en inglés).

Pero, cuando los humanos sean invadidos por la hecatombe subestimada como una fantasía del cine Clase B, ¿qué harán? ¿Esperarán seguir unas luces en el piso que les señale el camino para huir de los muertos vivientes? ¿Se pararán bajo el marco de una puerta hasta que se suavice el temblor de sus piernas? ¿Volverán viral el hashtag #Mamatengomiedo? ¿Habrán campañas de sensibilización para entender por qué se debe matar, sin piedad, a un familiar infectado? ¿Sacarán cruces y agua bendita creyendo que debían llevar a cabo el OVAEP (Protocolo Oficial de Emergencia para un Apocalipsis Vampírico, según sus siglas en español)?
La realidad es que el Apocalipsis Zombi ya empezó. Hace varios años empezó. Basta percatarse cómo el milagroso jugo de Noni, el Botox y la televisión se han engullido, a diario, una infinidad de cerebros. 
Tips para sobrevivir un Apocalipsis Zombi
Y pronto, muy pronto, el pandemónium se extenderá más allá de la silicona y los foros de discusión de los periódicos, contagiando a todo aquel que no conozca este plan de salvamento: 
1) Nunca hables con un zombi: Es inútil. No sólo no entienden cualquier tipo de argumentación lógica, sino que ellos no te hablan de vuelta. Lo único que pretenden es morderte para que cambies tu manera de pensar y te unas a deambular torpemente con el resto de muertos vivientes.  
2) Ármate hasta los dientes: No los subestimes. Son descerebrados, pero son muchos. A través de decisiones mayoritarias, escogieron políticos populistas y se apoderaron de cientos de emisoras para programar reggaetón. Por lo tanto, ve a la armería del barrio -si vives en Estados Unidos- o al mercado negro -en el resto del mundo-, para que puedas hacer realidad tu álter ego de los videojuegos, llevándote un lanzallamas. 
3) Reúne un equipo: Los zombis atacan en gavilla, por lo que tú debes defenderte en equipo. Busca un fortachón con más músculo que seso. Busca un taxista porque este no temerá atropellar al que se le atraviese en la fuga. Busca un gordito, de esos que eligen de último en clase de Educación Física, dado que será indispensable para dejarlo rezagado cuando toque sacrificar a alguien. Y busca una supermodelo que será inútil en toda la lucha por la supervivencia, pero con alguien tendrás que repoblar la Tierra. 
4) Sé el líder de ese equipo, pero no un héroe: Un héroe de la humanidad es inmortalizado con estatuas adornadas por grafiteros. En el mejor de los casos, es homenajeado por un estudiante que le prestará más atención al teléfono móvil que al libro de historia. Nadie recuerda el nombre del Buen Samaritano. Por eso siempre -¡Siempre!- corre sin mirar atrás, aunque aferrándote a las riendas del grupo, porque en toda película al último que matan es al líder de la resistencia. 
5) Atrinchérate en un cementerio: Muchos pensarán que un centro comercial, por su fácil acceso a múltiples provisiones, es la fortaleza ideal. Sin embargo, ¿no es este uno de los más grandes generadores de zombis? En cambio, el cementerio es un sitio olvidado al poco tiempo de enterrados los difuntos y que, a su vez, fue abandonado por estos últimos la noche de su resurrección. Allí, sólo tienes que permanecer sin llamar la atención, porque el déficit de atención que sufren los muertos vivientes se hará cargo de ellos mientras se desgastan de recorrer la ciudad cojeando (Por sus cabezas nada más pasa lo siguiente: “Uuuuh, comida, comida… ¿Dónde se escondie…? ¿Qué estábamos siguiendo? Uh, allá hay comida, comida, comida…”).  
Todo ha comenzado poco a poco, pero el gobierno humano lo excusa como hechos aislados. Por cada evidencia, hay una explicación ‘razonable’. El caníbal de Miami, fue culpa de una nueva droga alucinógena. El actor porno caníbal de Montreal, fue culpa de filmes sadomasoquistas de los que dicen se inspiró. La oreja que Mike Tyson le arrebató de un mordisco a Evander Holyfield, fue culpa de su impotencia en el cuadrilátero. Empero, más temprano que tarde, se pedirá calma, linternas, comida no perecedera y agua embotellada, mientras el presidente escapa en su avión. Cuando eso ocurra, sólo se salvará quien siga las recomendaciones mencionadas con anterioridad, y además dispare su lanzallamas al punto más débil de todo muerto viviente: la cabeza.
Hasta una próxima verdad humanamente irracional, Amigos de lo Salvaje.
LL.jpgLucano Divina
Comandante en Jefe de Amigos de lo Salvaje-EA
Selvas de Sur America, junio 14 de 2012

Compartir esta verdad es querer esta selva:


—————————————
Encuentra nuestra Revolución Animal también:
* Donde el Pajarito Azul
* Caralibro
  

* GeMás


* Interés del Pin
Follow Me on Pinterest
* La Guarida Oficial 
—————————————
Archivo de verdades humanamente irracionales:

(Visited 42 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El tigre de bengala que analiza las estupideces humanas, con un delicioso toque de humor negro

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Francisco Javier González Aguirre, Coordinador de la Especialización en Seguridad de(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. SoyUnBuenAteo

    Gracioso el blog. Me hizo recordar una anécdota, de un misionero cristiano que trataba de evangelizar a niños japoneses, narrándoles la leyenda de Jesucristo resucitado. Uno de los niños, asombrado al escuchar que Jesús resucitó al tercer día y salió de su tumba, exclamó: ¡entonces Jesús era un zombi! Lo gracioso es que técnicamente el Jesucristo bíblico sí era un zombi, si damos crédito a lo que cuenta la leyenda. También fueron zombis Lázaro, la hija del fulano ese, la suegra del otro, y no recuerdo cuantos otros muertos que revivió este simpático personaje. Había epidemia de zombies en aquella época.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

Aceptar

Ingresa los siguientes datos para enviar el correo


¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar