Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

     

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿El político o la corrupción? ¿El engaño o la publicidad? ¿El chisme o la falta de oficio? ¿El cereal servido sobre la leche o la leche servida sobre el cereal? ¿La tapa del inodoro dejada arriba o más bien abajo? Intentar responder cualquiera de los enigmas anteriores, sólo ha servido para causar más incertidumbre. Salvo uno. O al menos así lo asegura el Sindicato Femenino. 

Para ellas, no existe duda alguna que la tapa del inodoro fue hecha para permanecer en la parte baja, cuando no está en uso. Igual que la puerta del refrigerador o el cajón de un gabinete permanecen cerrados, cuando no están en uso. Hacer caso omiso de esa norma de la Etiqueta del Toilette, provocará en una Hembra humana las ganas de poner la cabeza principal del olvidadizo (la misma que regó las gotas) sobre el borde del inodoro y machacársela con la tapa, hasta que aprenda.
Para ellos, la tapa va arriba cuando la vejiga pide camino y va abajo cuando el intestino desaloja deshechos unicolor. No hay queja pública cuando la necesitan abajo y la encuentran arriba, ni mucho menos cuando está abajo achicando el espacio disponible para disparar. Entonces, si los Machos humanos se adaptan sin chistar, ¿por qué deberían ceder a las pretensiones del Sindicato Femenino? 
“¡Súbela y cuando termines bájala!” exigen ellas. “¡Bájala y cuando termines súbela!” replican ellos. 
¿Por qué ellos no bajan la tapa del inodoro?
Esta, una de las más célebres batallas de la Guerra de los Sexos, fue iniciada por las Hembras humanas en respuesta al calvario que padecen en un baño público. Es allí donde retumban las paranoicas palabras de sus madres, al instante que cruzan la entrada: “Nunca… ca… ca… te… te… te…. sientes en la taza… za… za… ¡Nunca!”. Es también allí donde, sabiendo de antemano el alto riesgo de sufrir un calambre, adoptan la postura-cuclillas sin tocar el inodoro o cualquiera de las paredes del cubículo, para así dejar fluir el chorro que pocas veces sale en la dirección deseada. Es también allí donde no pueden limpiarse con papel higiénico -porque nunca hay-, sino con lo que encuentren al interior del bolso (el cual, a su vez, fue colgado alrededor del cuello, dado que desconfían de la limpieza de cualquier percha… cuando hay perchas). Todo ese tormento es sufrido sin relajar, en ningún momento, la postura transmitida entre varias generaciones de Hembras humanas, mientras permanecen alerta ante quien quiera abrir la puerta y se le deba gritar: “¡OCUPADO!”.
El hogar se convierte en el único sitial de privilegio para sentarse tranquilamente, y por eso el Sindicato Femenino entra en cólera cuando una de sus miembros, por dejar la tapa levantada, es sorprendida con una súbita caída al vacío hacia un bautizo en el inodoro.
“Ustedes sólo piensan en ustedes. ¡Machistas!” protestan ellas. “Tanta igualdad que reclaman, ¿y aún piden orinar sentadas? ¡Machistas!” controvierten ellos. 
Debido a ese tire y afloje que el Sindicato Femenino ha perdido más que ganado, desde hace un tiempo decidió infiltrar al enemigo con una arriesgada apuesta: disciplinar a los Machitos humanos. Cuando apenas son unas crías, los adoctrinan sobre la importancia de bajar la tapa con variopintos argumentos como “Es por caballerosidad”, “Es por las bacterias” y/o “Es por el Feng Shui”. Y así, como herencia a las futuras generaciones de Hembras humanas, están dejando futuros Machos entrenados en la Etiqueta del Toilette. 
Pero esa estrategia no tendrá efecto alguno en los integrantes del MLM (Movimiento de Liberación Masculina), así como ninguna funcionó antes. Y no porque sepan que todo se solucionaría si ellas se fijaran dónde se sientan. Tampoco porque sepan que la tapa no debe ajustarse a futuro, de la misma forma como no se acomoda la silla de un automóvil para el futuro conductor. 
No es un olvido. No es una casualidad. No es un error. Es una cuestión de coherencia: en los baños públicos, ellas no bajan la tapa a sabiendas que después sólo vendrán otras Hembras humanas. Entonces, ¿por qué lo deben hacer ellos?
Aunque, no se les ocurra subvalorar el poder del Sindicato Femenino. Todavía les falta sacar un as bajo la manga: forrar la totalidad de tapas de inodoro del planeta con fundas peludas. Es bien sabido que una tapa recubierta como un Schnauzer, nunca se mantiene levantada.
Hasta una próxima verdad humanamente irracional, Amigos de lo Salvaje.
LL.jpgLucano Divina
Comandante Macondo de la Revolución Animal
Selvas de Sur America, agosto 23 de 2012

Compartir esta verdad es querer esta selva:


—————————————
Encuentra nuestra Revolución Animal también:
* Donde el Pajarito Azul
* Caralibro
  

* GeMás


* Interés del Pin
Follow Me on Pinterest
* La Guarida Oficial 
—————————————
Archivo de verdades humanamente irracionales:

(Visited 77 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El tigre de bengala que analiza las estupideces humanas, con un delicioso toque de humor negro

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La decaída del gamonal electoral. Hay dos formas de expresar lo(...)

2

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

Aceptar

Ingresa los siguientes datos para enviar el correo


¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar