Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

     

El odio está de moda. Todo el mundo tiene odio. Odio al jefe negrero. Odio a la suegra metiche. Odio a Yoko Ono por separar a The Beatles. Odio al cinturón que nunca le miente a la cintura. Odio a los lunes. Odio a la hora pico. Odio a la hora pico sin taxis disponibles. Odio a la hora pico sin taxis disponibles y lloviendo. Odio a la hora pico sin taxis disponibles, lloviendo a cántaros y con el paraguas olvidado en la casa.

El odio es inmensamente popular y ningún área está exenta de su influencia. Por ejemplo, en el deporte: “Qué aburrido es ver a veintidós tipos que no terminaron el bachillerato, ganar dinero por patear un balón”. En la cultura: “El cine nacional es lo peor, prefiero las películas gringas donde no toque pensar”. En la democracia: “Nunca pierdo mi tiempo votando, porque el resultado nunca es el que yo quiero”. En la religión: “Quien no le rece a mi dios, se pudrirá en el infierno”.
El odio es famoso y no por ser la otra cara de la moneda del también célebre amor, como se suele afirmar erróneamente. El odio es famoso porque es el mismísimo amor pero vestido de frac.
El odio es el amor vestido de frac
‘Odiar’ no es el antónimo de ‘amar’, porque si odias algo, no estás obligado a amar a su contraparte. En otras palabras, si odias las verduras no quiere decir, automáticamente, que ames las parrilladas. Si odias la televisión no quiere decir que ames -o siquiera leas- los libros. Si odias el reggaetón no quiere decir que ames la buena música. Si odias a un político no quiere decir que ames a su opositor. Si odias a tu esposa no quiere decir que ames a tu amante.
El enemigo público del amor, en realidad, es la indiferencia. También es el enemigo acérrimo del odio. Por lo tanto, una canción que pasó por la radio sin pena ni gloria es peor que un éxito de reggaetón, porque el odio hacia los seguidores del ‘perrea, mami, perrea’ sólo los une más y les da más publicidad.
‘Amar’ tampoco es sinónimo de ‘odiar’, pero ambos sí operan en la misma frecuencia. La esposa ama a su marido, pero odia a la amante. El borracho ama la cerveza, pero odia la resaca. El futbolista ama los goles, pero odia los autogoles. El amor ama al corazón, pero odia al cerebro. 
Aquello que se odia, está siempre orbitando alrededor del planeta amado. Su presencia es una amenaza constante a la zona de confort. El que obtuvo el ascenso que tú merecías, el que se acostó con tu amor platónico, el que se viste con la ropa que tu sueldo no puede pagar, el que saca la máxima nota sin estudiar tanto como tú… todos ellos conforman el mecanismo de control más elegante del amor, para que evites dormirte en tus laureles. 
Establecido lo anterior, aclaremos que así como existe el colesterol malo y bueno, e incluso la envidia mala y buena, asimismo hay odio malo y bueno. El odio bueno es un polo a tierra, materializado en múltiples obstáculos en tu camino insatisfecho, para que valores el arribo a la meta. El odio malo es una sensación que te impulsa a cambiar el mundo, sin cambiar tú.  
El odio malo busca una sola moral, raza, religión, ideología y, especialmente, una sola manera de pensar. Para rematar, lo hace disfrazado de amor puro. Es como el antagonista de las telenovelas que recurre a todo tipo de artimañas, en nombre del corazón, para ser correspondido por la protagonista; lo cual estaría justificado nada más si debe enamorar a Scarlett Johansson. 
Al final de cuentas, debes desconfiar de quien asegura que en su corazón ‘sólo hay amor y ni una pizca de odio’, porque es como decir que, en este planeta impregnado de McDonald’s, tu corazón sólo tiene colesterol bueno y ni una pizca del malo. También es como decir que por esos que han disfrutado de las curvas de Scarlett Johansson, sólo tienes envidia de la buena y ni una pizca de la mala. No hay peor corazón que el que no siente el odio bueno y que, además, se hace el ciego ante el odio malo que cultiva con otro nombre.
Hasta una próxima verdad humanamente irracional, Amigos de lo Salvaje.
LL.jpgLucano Divina
Comandante Macondo de la Revolución Animal
Selvas de Sur America, septiembre 20 de 2012
Compartir esta verdad es querer esta selva:


—————————————
Encuentra nuestra Revolución Animal también:
* Donde el Pajarito Azul
* Caralibro
  

* GeMás
* Interés del Pin
Follow Me on Pinterest
* La Guarida Oficial 
—————————————
Archivo de verdades humanamente irracionales:

(Visited 60 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

El tigre de bengala que analiza las estupideces humanas, con un delicioso toque de humor negro

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Excelente, tigre!!!!!!! Hace rato no te escribía por acá, porque siempre lo hago en Twitter. Pero felicitaciones, me encanta como le das vuelta a las cosas y siempre nos muestras un ángulo que desconocíamos, o que simplemente nunca quisimos ver porque la sociedad y la supuesta buena moral nos enseño otra cosa. Felicitaciones una vez mas, esta muy bueno!!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar