Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Toda la vida nos han vendido la historia de que la Navidad es una época para compartir con familiares y amigos un poco de los privilegios que gozamos. ¿Qué tal si todo esto es mentira y resulta que diciembre es la oportunidad perfecta para restregarles en la cara a los demás que somos mejores que ellos?
Esta hipótesis no es mía sino del economista estadounidense Thorstein Veblen (1857-1929). 
A diferencia del resto de sus colegas, Veblen no pensaba que la gente buscara comprar cosas de manera racional con el fin de mejorar su bienestar y el de sus seres queridos, sino que la cultura y los hábitos inducían a las personas a crearse una imagen de qué era placentero o doloroso y cómo a través de la compra de ciertos bienes y servicios se podía obtener confort o aliviarse las penas. De ahí que la publicidad sea tan importante para que funcione este juego de marionetas: como los consumidores nunca son inteligentes, se requiere de un mecanismo para que la gente compre cosas que realmente no necesita.
Por si no fuera suficientemente original esta teoría sobre el consumo, Veblen afirmaba también que nunca compramos cosas que nos hacen felices, o que cuando damos a regalos a familiares o amigos lo hagamos desinteresadamente. Veblen veía en el consumo la ocasión precisa para exhibir el espíritu ostentoso o chicanero, si me permiten el término, de los seres humanos.
Si viajamos a Cartagena no es porque allí la pasemos mejor que en Melgar o Girardot. Si compramos un Mercedes-Benz no es porque sea un carro más adecuado que un Twingo o un Corsa, y si en Navidad les damos bonitos y caros regalos a padres y hermanos no es un gesto de amor o generosidad, sino nuestro egoísmo operando y las ganas de despertar celos y envidia por nuestra capacidad adquisitiva.
A la luz de Veblen la Navidad no es otra cosa que una carrera de egos por igualarse con los demás a través de la compra de regalos ostentosos. Una carrera estúpida que solo conduciría a la adquisición de objetos extravagantes e inútiles que no mejoran en nada nuestras condiciones de bienestar.
A pesar de estas teorías originales y profundamente influenciadas por estudios antropológicos y sociológicos, muchos economistas no saben siquiera quién es Thorstein Veblen, y su pensamiento sobre el consumo solo es visto hoy en día como un caso particular o anecdótico.
Por mi parte, les deseo una feliz Navidad llena de regalos dados con amor o la vacua chicanería de algún pariente ricachón.
Frente a esto ¿tienen sentido las ideas de Veblen sobre el consumo? ¿Nos comportamos así los colombianos a la hora de comprar? Los invito a compartir sus opiniones en la sección de comentarios.
Sígame en Twitter: @cpinill
(Visited 84 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Camilo Pinilla es economista. Se ha desempeñado como investigador en temas de infraestructura y telecomunicaciones; regulación, inversión pública y políticas de competencia. Ha asesorado al gobierno en temas de regulación de comunicaciones. De manera paralela, es profesor de cátedra de microeconomía en una universidad privada de Bogotá.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

2

Estoy en guerra contra mi cuerpo desde antes de la adolescencia.(...)

3

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Para una persona nacida en un periodo de crecimiento y consolidación capitalista considero que es perfectamente comprensible genere una hipótesis tal. Esto unido al bienestar social mantenido durante la época, el hecho de ser ganadores genera grandes egos y a su vez grandes presunciones, así que encuentro muy valido que se genere una hipótesis como esta atendiendo a la época en que se dio.
    En Colombia los adinerados son bien pocos, lo que quiere decir que regalar para presumir, solo será cosa de esa minoría. En general yo diría que regalar para presumir o por vanidad o por ego o por buena voluntad solo depende de quienes seamos en ese momento, no se puede saber con que intención intrínseca se nos regala algo, lo que se debe hacer es recibir con agrado, así se vencen las poses, se destruyen las macaras. Los regalos hay que saber recibirlos y matarse la cabeza pensando porque condenada razón nos regalan un obsequio es aburrido, cansado, tormentoso y muy complicado.

  2. EL ESPIRITU DE LA NAVIDAD SI EXISTE, EN LA HUMILDAD, EN LA ENTREGA DEL SER EN LA GENEROSIDAD, EN LA ESPRITUALIDAD REAL. AL QUE USTED HACE ALUSIÓN ES AL ” ESPRITU DE LA VANIDAD” . UN MUNDO FATUO Y FRÍVOLO , MATERILISTA E INDOLENTE ES EL QUE VEMOS TODOS LOS DÍAS EN LOS MEDIOS, GUARDIANES CELOSOS DE ESE ESPRITU, DICE LE REY SALOMON: ” VANIDAD DE VANIDADES, TODO ES VANIDAD” , QUE ES LO REAL TRASCENDER A LA LUZ DIVINA , EL RESTO ES BASURA EXISTENCIAL.

  3. El efecto de la publicidad es muy fuerte y la voluntad del consumidor por abstenerce de adquirir artículos innecesarios es muy débil. Mas aún en la época navideña cuando por simple obligación toca dar regalos por no dar una mala impresón. Por ejemplo, si un funcionario en alguna oficina le da algo al jefe, inmediatamente los demás empelados buscarán algún obsequio que al menos sea de un precio superior, dejando de lado el sentido de afecto, unión, reconocimiento o amor que debería tener el detalle entregado.

  4. elinconforme1960

    Pienso que el impulso no es por egoismo sino por vanidad, ese afan de ser reconocido y vanagloriado por los demas.
    Esa misma vanidad es satisfecha ahora por las redes sociales, es normal ver en Facebook aquellos tontos que publican fotos de cuanto bello lugar o hueco visitan, lo importante no es conocer, disfrutar etc, sino tomar la foto y publicarla para que todos se enteren de donde estuvieron. O los tonticos que van por primera vez a un restaurante costoso y publican fotos tomadas a la comida, es ridículo pero así es.

  5. elburritocatalan

    La teoría de Veblen plantea sólo uno de los miles de escenarios posibles ante esta situación. Si bien es claro que este comportamiento consumista compulsivo está impulsado por el egoísmo natural de nuestra linda raza, bien puede ser producto de la necesidad de chicanear frente a nuestro prójimo como de la necesidad de sentir satisfacción a partir de dar satisfacción a otros. No existe tal cosa como el altruismo real.

    Es el caso del video que hace unos días invadió las redes sociales donde un bien intencionado joven decide celebrarle el cumpleaños a una habitante de la calle y que algunos mal pensados vimos como un show publicitario (o chicaneo), pero que en realidad puede ser el resultado de un ejercicio de auto satisfacción producida por hacer una buena acción.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar