Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Seguro que usted conoce al Quijote. Y con conocer quiero decir que usted sabe más o menos de qué se trata el libro, y hasta lo tiene en la casa, o conoce a alguien que lo tenga. Pero, ¿lo ha leído?

Más de uno piensa que es ‘de cultos’ o ‘imprescindible’ haber leído esta obra alguna vez. Yo no creo eso, aunque lo más probable es que si usted encuentra a alguien que ya se haya leído El Quijote, esa persona habrá leído unas cuantas cosas más. De pronto muchas, de pronto no.

En fin.

La idea de esta entrada no es hacer un conteo de lectores (aunque no vendría de más), sino contarle a usted, querido lector, unas cuantas cosas sobre esta ‘obra capital’ de nuestro idioma. Y más particularmente, preguntarle su opinión sobre un asunto:

¿En realidad estaba loco Don Quijote, como dicen?



No se alarme; resulta que con los argumentos correctos, esta idea deja de ser tan ridícula como suena y pasa a ser interesante e inclusive lógica.

Recuerdo a mi profesora de Español (se llama Mercedes) hablando con nosotros acerca del tema., hace ya cuatro o cinco años. Existe una conclusión importante, y voy a decirla de una vez, de cualquier manera: no se puede pensar en Don Quijote como un simple loco, sino como un personaje mucho más complicado y profundo.

Don Quijote era de lejos lo que se llamaría una persona culta. Su posición social (hidalgo, como sabemos) le permitía darse ciertos lujos que no todo europeo de la época se podía dar (le recuerdo que la historia se sitúa en la península ibérica, actual España, cerca del año 1600). Lujos especialmente en materia económica, que este personaje en particular decidió invertir en conseguir y mantener una nutrida biblioteca, que entre otras cosas es escenario de un recordado episodio del libro. Tanto tiempo libre y tanta lectura contribuyeron a «secarle el cerebro» – como sabemos, al hombre lo trastornaron las historias de caballerías.

Percibía las ventas (posadas) como castillos, confundía a ‘simples molineras’ con princesas y a prostitutas con altas y recatadas doncellas. Disfrutaba mendrugos viejos y sucios de harina como el pan más excelso, y llegó a creer que una bacinilla de barbero, el más burdo recipiente de metal que llegó a encontrar, era en realidad el yelmo (casco) de un gran y famoso caballero, hecho todo de oro y abandonado en las circunstancias más extrañas.

Pero más allá de estas incoherencias, que podrían interpretarse como muestras del más profundo desorden mental, se encuentra un hombre inteligente, que percibe la realidad a su manera. Y esta manera es distinta que la de ‘nosotros’, los demás.

¿Por qué atacó a cierta caravana de viajeros? No fue por diversión, sino por cumplir con la causa en la que creía tan profundamente: lo hizo para liberar a una mujer que creyó prisionera. Si arremetió con violencia a un rebaño de animales, no fue para ganarse los golpes del cuidandero; fue para atacar al bando contrario, para pelear (y si era necesario, morir luchando) en el punto más álgido de todo el combate. Cosas que no suenan tan ajenas, ya que han sido y seguramente seguirán siendo ideales de muchos.

Un episodio en particular me revela a un hombre muy sensible y lógico; en cierta ocasión se encontró Don Quijote con un grupo de ‘galeotes’; delincuentes, prisioneros que llevaban amarrados a trabajar como remeros en las galeras – labor ardua y muy peligrosa.
Luego de entablar una corta conversación con uno de esos hombres (un pícaro muy famoso, que quizás existió en la realidad – se llama en el libro Ginés de Pasamonte) Don Quijote llega a la conclusión de que tal condena es injusta y por lo demás mala y no digna de apoyo. ¿Y qué hace?

Pues libera, ahí mismo (en medio de las montañas, en medio del bosque y lejos del lugar o pueblo más cercano) a ese grupo de villanos, ladrones, delincuentes en general, por considerar que se encaminaban a una condena innecesaria.

¿Que estuvo mal hecho? Seguro. ¿Obra de un loco, entonces? No lo creo. Hay que ser loco para asesinar a veinte personas sin razón, no para sentir piedad. Hay que ser loco para perseguir frenéticamente a una mujer desconocida, no para sentirse apegado a ella precisamente por estar lejos, que era lo que hacía Don Quijote con su amada Dulcinea.

Loco es quien sufre de serios desequilibrios mentales. Pero el mismo cura del pueblo dice que, si no se le toca el tema de ‘sus libros de caballerías‘, Don Alonso (como se llama en realidad Don Quijote) pasaría por un hombre perfectamente cuerdo y muy culto. Y en realidad lo hace, como se nota en ciertos discursos que da a lo largo del libro. Discursos tan coherentes y organizados que uno no creería que fueron dichos por quien los dijo.

Quizás quiero pensar de forma distinta en este personaje, en este hombre que pudo haber sido y no fue. Quizás quiero verlo como alguien que sólo quería hacer el bien en el mundo, y dedicó su vida (parte de su vida) a esta labor, nada fácil por cierto. Si puedo ver al Quijote razonable, al hombre bajo este ser confundido y embebido por la ‘mala literatura’, entonces siento que habré comprendido un poco más al personaje de Cervantes, y con eso al escritor mismo.

Cosa que no me parece inútil. En absoluto.

dancastell89@gmail.com

PD1: Les dejo este enlace, una caricatura en la que se puede ver que esta obra tiene un alcance más grande de lo que uno inicialmente puede pensar.

PD2: Ediciones del Quijote se consiguen por donde se mire, en cualquier idioma que se le ocurra. Ésta me parece bastante buena (se puede leer en línea), y aquí se puede descargar todo el libro o sus partes. Legalmente, valga la aclaración.

(Visited 239 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

8 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Dancastell89, te agradezco por deleitarme con esta real apreciación del Quijote. Te recomiendo, leerlo nuevamente bajo el título del «Quijote a lo Paisa» de Roberto cadavid (Argos) y Jorge Franco Velez (cuya referencia puede ser Hildebrando); con plena seguridad lo disfrutarás.

    Felicitaciones por tu buen guto de interpretar la lectura.

    Hernán

  2. Dancastell89, te agradezco por deleitarme con esta real apreciación del Quijote. Te recomiendo, leerlo nuevamente bajo el título del «Quijote a lo Paisa» de Roberto cadavid (Argos) y Jorge Franco Velez (cuya referencia puede ser Hildebrando); con plena seguridad lo disfrutarás.

    Felicitaciones por tu buen guto de interpretar la lectura.

    Hernán

  3. El Quijote es un libro pasado….lástima que son muchas más las personas que presumen de haber leído el libro que quienes realmente nos hemos deleitado con las ‘locuras’ del manchego..ahora con respecto a la locura del Quijote ciertamente estaba loco pero no es menos cierto que durante su locura vivió una vida llena de aventuras que los cuerdos no nos atrevemos a vivir

  4. Durante los quehaceres del diario vivir es parte de la rutina el leer el tiempo y mantenerse informado de lo que sucede el el pais. Gracioso fue ver como ayer mi hijo trajo a la casa su primera copia en espanol de Don Quijote de la Mancha, comentandome que la profesora le habia recomendado su lectura. Ahora, yo no vivo en Colombia hace muchos anos, pero las nostalgia y el recuerdo se aprovecharon del momento y volvi a tener en mis manos el ejemplar que ilustra a la dulce dolcinea, con el loco de la mancha y su sabio amigo sancho panza….Para darme cuenta que no estan muy lejos de la realidad que vivimos muchos de nosotros dia a dia….

    Ya por lo menos se que no soy el unico que piensa asi! 🙂

  5. Durante los quehaceres del diario vivir es parte de la rutina el leer el tiempo y mantenerse informado de lo que sucede el el pais. Gracioso fue ver como ayer mi hijo trajo a la casa su primera copia en espanol de Don Quijote de la Mancha, comentandome que la profesora le habia recomendado su lectura. Ahora, yo no vivo en Colombia hace muchos anos, pero las nostalgia y el recuerdo se aprovecharon del momento y volvi a tener en mis manos el ejemplar que ilustra a la dulce dolcinea, con el loco de la mancha y su sabio amigo sancho panza….Para darme cuenta que no estan muy lejos de la realidad que vivimos muchos de nosotros dia a dia….

    Ya por lo menos se que no soy el unico que piensa asi! 🙂

  6. Durante los quehaceres del diario vivir es parte de la rutina el leer el tiempo y mantenerse informado de lo que sucede el el pais. Gracioso fue ver como ayer mi hijo trajo a la casa su primera copia en espanol de Don Quijote de la Mancha, comentandome que la profesora le habia recomendado su lectura. Ahora, yo no vivo en Colombia hace muchos anos, pero las nostalgia y el recuerdo se aprovecharon del momento y volvi a tener en mis manos el ejemplar que ilustra a la dulce dolcinea, con el loco de la mancha y su sabio amigo sancho panza….Para darme cuenta que no estan muy lejos de la realidad que vivimos muchos de nosotros dia a dia….

    Ya por lo menos se que no soy el unico que piensa asi! 🙂

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar