Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
En 1989, Boston Celtics viajó a Yugoslavia para jugar un partido de baloncesto contra la selección de ese país. Jamás imaginaron encontrar al mejor equipo europeo, al mejor equipo del mundo. 
Vlade Divac recuerda esa época como una vida simple y bonita,despreocupada. Era el más alto del equipo, pero sentía que había un jugador más grande que él: Drazen Petrovic. Todos ahí lo admiraban, y se rumoraba que en un solo partido anotó más de cien puntos; Vlade tenía toda una leyenda croata a su lado, así que ambos se convirtieron rápidamente en mejores amigos,en hermanos. 
Un año después, participaron en el campeonato europeo. En Croacia se comenzó a hablar de independizarse de Yugoslavia y, aunque ellos pensaban que eran simples jugadores y que ninguno de sus actos tendría repercusión, al ganar esa competencia se convirtieron en héroes y referentes para todo el mundo.
Portland Trail Blazers, equipo originario de Ontario, había hecho un contrato con Drazen. Vlade, luego de asistir a los drafts de la NBA, fue contratado por los Angeles Lakers, el equipo en el que jugaba Magic Johnson. 
Qué lindo es ver imágenes de Vlade llegando a Estados Unidos: Tenía una sonrisa tímida, ojos brillantes, pelo desordenado (como debería ser el pelo de todos); no sabía una sola palabra en inglés, pero aún así estaba dispuesto a atender a periodistas y ejecutivos del equipo. 
Durante aquella temporada en la NBA, ambos jugadores mantenían contacto telefónico diario durante horas. A Vladec se le estaba cumpliendo su mayor sueño: se convirtió en una estrella de su equipo. Drazen pasaba más tiempo sentado en la banca que en la cancha, ya que su equipo tenía cuatro jugadores más en la misma posición. Eso lo llenaba de rabia y resentimiento. 
divac-y-petrovic-once-brothers.jpg
En el verano de 1990, durante el periodo de receso, volvieron a Yugoslavia. Allí, las cosas no estaban como las recordaban. Fue por la misma época en la que se jugó el famoso partido de fútbol entre Dinamo de Zagreb y Estrella Roja de Belgrado, encuentro que, después de provocaciones de ambas tribunas, terminó en una pelea violenta entre croatas y serbios, dejando varios heridos por arma blanca y una cruda radiografía de la situación.
El equipo de baloncesto viajó al Campeonato Mundial en Argentina y, después de derrotar al equipo de Estados Unidos (con Moaning a bordo), ganó la final contra la Unión Soviética. En la celebración, un hombre entró a la cancha con la bandera de Croacia y se acercó a los jugadores. Vlade le dijo que esa bandera no pertenecía a ese lugar. Luego de una respuesta grosera, el jugador perdió el control, le quitó la bandera de las manos al tipo y la sacó de la cancha.
Cuenta el jugador que lo que quería era proteger al equipo, a Yugoslavia. No era consciente de que acababa de perder a su mejor amigo. «Toma años construir algo y para dañarlo se tarda un segundo».
Unas semanas después, volvieron a los Estados Unidos a una nueva temporada. Drazen dejó de hablarle a Vlade, pues se sintió ofendido por su gesto a la bandera de su región. En 1991, el jugador de los Portland fue enviado a New Jersey donde comenzó a tener éxito con los Nets, tal como lo había soñado.
La separación de Croacia fue un proceso muy violento y todos sabían que así sería. «Los peores elementos de la sociedad se tomaron todo», cuenta Vlade, y remata con un «para los políticos la vida no es nada». 
En 1992 se jugaron los Olímpicos. El equipo de baloncesto de Croacia fue aceptado para participar, mientras que al Yugoslavo le fue prohibido ir por decisión de la comunidad internacional. Los croatas llegaron a la final contra el famoso Dreamteam. Perdieron. Todos se preguntan qué hubiera pasado si hubieran estado unidos, si hubieran estado en paz.
En la temporada de 1993 se vió a un Petrovic vivo, enfrentándose a Jordan como si fuera uno más, encestando cualquier tiro desde cualquier ángulo. Se veía feliz, como un animal que después de estar encerrado en un zoológico recupera su libertad. A pesar de eso, los Nets quedaron eliminados en Playoffs por Cleveland, y Petrovic aprovechó para ir a Polonia y acompañar a su equipo en los partidos calificatorios de Europa. Croacia se clasificó con facilidad y el equipo retornó a su país pasando por Frankfurt. Drazen, a último minuto, decidió bajarse del avión y encontrarse con su novia para regresar a casa en carro. 
Ella conducía, él dormía, se encontraron de frente con un camión. Él tenía 28 años. Cien mil personas fueron al funeral y ninguna de ellas era Vlade. Todo por la guerra.
Dos años después de la muerte de Drazen, con la guerra aún vigente, Yugoslavia pudo jugar el campeonato europeo coronándose campeón. Croacia ganó la medalla de bronce y, en medio de la ceremonia, abandonaron el podio en señal de repudio. 
En 1996 los Lakers cambiaron a Vlade Divac por un tal Kobe Bryant. El serbio jugaría nueve temporadas más con los Kings.
Veinte años después, Vlade Divac no puede caminar por las calles de Croacia sin recibir un insulto o una mala mirada. Pareciera que en la tumba de Drazen se enterró el perdón. No hay forma de reconciliarse completamente con un muerto.
(Visited 162 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Sin categoría

    Los feos son un buen partido

    En alguna conversación, le dije a mi hermano mayor que me encanta el argentino Emanuel “Manu” Ginobili, basquetbolista de(...)

  • Deportes

    Liberen al fútbol

    El otro día decían que amar el fútbol era para mediocres que no eran capaces de hacer lo que(...)

  • Deportes

    Lo que entierra la guerra.

    En 1989, Boston Celtics viajó a Yugoslavia para jugar un partido de baloncesto contra la selección de ese país.(...)

  • Deportes

    El amor juega en la Selección de Italia

    No conozco a Andrea Pirlo, pero puedo asegurar que él es la definición del amor. El pasado 16 de junio(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar