Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Se nos volvió costumbre criticar por criticar. Hablar mal de alguien, unas veces con sorna, otras veces con saña, en cualquier caso una crítica visceral y malintencionada con la finalidad de desacreditar y entorpecer. Una actitud bastante egoísta que irónicamente favorece a unos pocos nada más. ¿A quiénes? Principalmente a aquellos políticos narcisistas que tuvieron el descaro de venirnos a hablar de una “política del amor” a sabiendas de que el único amor que sentían era el inmoderado y excesivo amor por sí mismos.

Los mismos que pretendieron vendernos la ilusión de una ciudad “más humana” y “menos segregada” a punta de lengua. Una lengua viperina que terminó exacerbando nuestros ánimos y dividiéndonos como sociedad. Esos mismos políticos que nunca hicieron nada cuando tuvieron la oportunidad de hacer y que hoy se resisten a cambiar. Que no rajan ni prestan el hacha. O más bien, que se dedican profesionalmente a rajar de los demás. Y que para colmo de males son fieles practicantes del dicho: “cuando la ballena cae salpica”. Como quién dice: sin mí no hay nada aunque con ellos tampoco lo hubiera habido.

Lástima que no sean capaces de criticar constructivamente. Y que, en cambio, tengan el cinismo de desinformar para conseguir el apoyo ciudadano. Ellos saben que ese es el mejor caldo de cultivo para sabotear. Al fin y al cabo, su consigna sigue siendo: divide y reinarás.

Afortunadamente, existen personas que no comen entero. Que no profesan una fe ciega por las fuentes de información no válidas. Que se esmeran por estar bien informados y que en las elecciones pasadas votaron mayoritariamente por el cambio. Que, en síntesis, representan muy bien el concepto de capital social.

Personas que prefieren hacer y no deshacer. Que creen más en los actos que en las palabras. Que siendo conscientes de la delicada situación que enfrentamos, están dispuestos a hacer el sacrificio para que entre todos logremos poner la casa en orden y consigamos salir adelante.

Ese es el ambiente de solidaridad que necesitamos. Ciudadanos unidos por una causa en común que voluntariamente donan su tiempo para limpiar y embellecer el espacio público. Que salen masivamente a montar en bicicleta y que empiezan a portarse mejor en el sistema de transporte por el bien de todos.

La hora de poner manos a la obra ha llegado. Poco más de treinta días han pasado desde que el Alcalde asumiera su cargo y pusiera a funcionar la ciudad de otra manera. Aunque sería precipitado hacer una evaluación minuciosa, en estos momentos, lo cierto es que a la fecha hemos visto a un Peñalosa trabajando a brazo partido y gobernando más tiempo desde afuera con la gente y para la gente.

Algo que definitivamente nos estaba haciendo falta para pasar de la teoría a la práctica. De la improvisación a la gerencia responsable, que a pesar de cualquier resistencia que pueda generar apunta en la dirección correcta: analizar pormenorizadamente nuestra situación y valorarla en pro de nuestro bienestar.

Twitter: @AJARAMORENO.

(Visited 2.264 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Politólogo de profesión. Postgraduado en Economía. Experto en asuntos de movilidad y desarrollo urbano. Analista, Asesor, Consultor, Emprendedor. Amante de los libros, los periódicos, las revistas, los discos, los museos, las galerías, los restaurantes, la comida, los deportes, las bicicletas y los perros. Urbícola de nacimiento y convicción.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Mundo

    Terror en el Metro de Bruselas

    El terrorismo islamista ha vuelto a atacar. Dos violentas explosiones, una de ellas suicidas, han sacudido la normal tranquilidad(...)

  • Colombia

    ¿La ciudad de la eterna primavera?

    La ciudad de la eterna primavera es el apelativo que históricamente se le ha dado a aquellas ciudades cuyas(...)

  • Bogotá

    Aplausos y rechiflas

    Se nos volvió costumbre criticar por criticar. Hablar mal de alguien, unas veces con sorna, otras veces con saña,(...)

  • Entretenimiento

    La magia de David Bowie

    Tres días después de cumplir sesenta y nueve años, y de haber hecho el lanzamiento del que sería su(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

3

Luego de casi seis años de haber ordenado el inicio de(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. sebastian326323

    Pues tampoco es que esté siendo la alcaldía superespectacular, pero por lo menos no transmite ese odio y resentimiento de la alcaldía pasada, que vendía gobernar para los pobres y les implementaba programas mediocres y solo por mostrar cifras y resultados amañados

  2. Con nombre propio: lo que queda de los delincuentes y vagabundos polopetros, ésos son los que aún no soportan que se les haya acabado la licencia para hacer y deshacer en Bogotá. La decadencia de la izquierda ha terminado, y de todos depende recuperar nuestra amada ciudad.

  3. mariavalencia0568

    Resultado de todo este cruce de críticas han llevado a la polarización, la cual es convierte en un arma de doble filo que aprovecharán los que más peligro representan en la sociedad mientras nos distraemos en esa guerra de críticas

  4. 1+ Es reconfortante saber que aun hay muchos que todavía pensamos de Bogotá, lo que es la ciudad capital de Colombia y no como otras que la tratan como si fuera un chiquero y no les gusta los cambios para bien, solo la política y el blablabla de los populistas (léase petristas o izquierdistas).

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar