Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La educación a distancia es como el sexo en la adolescencia: Todos dicen que lo hacen, la mayoría no lo hace y los que sí lo hacen, no lo hacen bien. Estas palabras dichas en 1996 por Larry Cooperan, expresidente de Peer two Peer University, la comunidad educativa en línea más grande en el mundo, ya no son vigentes. Según Cooperan sobre sus mismas palabras, la educación a distancia, en línea o virtual, hoy en día, ya no es una alternativa sino la única opción en muchos países. En medio de esta pandemia hemos replanteado la educación tradicional y conocido una versión cercana a la educación a distancia. Nos tocó. Pero la educación virtual hace mucho ya no era un adolescente, sino un joven adulto con retos, sueños y temores, por supuesto.

Algunas cifras. En Colombia, según el Ministerio de Educación, el 44 % de los colombianos usan internet para capacitarse. Un poco más de 90.000 personas son estudiantes de educación virtual acreditada. Desde 2017 hasta este año, el crecimiento del mercado e-learning es de 10 % anual. Es decir, cada vez más las personas reconocen los beneficios de la educación virtual. Entre ellos, costos reducidos comparados con las exorbitantes matrículas de universidades tradicionales en Colombia; comodidad para el estudiante, que no tiene que desplazarse largas distancias y puede alternar con una actividad laboral y seguimiento personalizado de las instituciones, y libros académicos gratis o a bajo costo, entre otros beneficios.

Claro que la educación virtual no es para todo el mundo. Estudiar medicina o ingeniería civil en esta modalidad es casi imposible. Pero estar confinados por tanto tiempo ha hecho que veamos cuánto vale realmente la educación que estamos recibiendo. ¿Pagamos por un campus, prestigio o el peso del cartón en el mercado laboral? No sé. Cuento mi experiencia.

Estudio periodismo y ciencia política en la Javeriana de Bogotá, pero vivo en un municipio, Facatativá, que queda a dos horas en transporte público. Dos horas ida y dos horas vuelta, con suerte, a veces más. Estoy a punto de acabar mi paso por la universidad y creo que, a excepción de algunas materias prácticas de periodismo que implican usar equipos técnicos o materias de ciencia política que requieren salidas de campo, pude haber estudiado estas dos carreras desde mi casa.

Sin duda, la experiencia cotidiana de la universidad física es maravillosa. Pero creo que las instituciones que llevan más de veinte años trabajando en un tipo de educación que no implique ir todos los días, con horarios flexibles y educación personalizada, merecen ser más conocidas.

A manera de reflexión este blog busca dejar más preguntas que respuestas, ¿El país está listo para ofrecer educación virtual a más personas? ¿Las circunstancias harán que la gente prefiera migrar a la educación a distancia por sus beneficios? ¿Las universidades tradicionales y colegios tendrán que reinventarse después de toda esta crisis mundial? Lo único que sé es que la educación virtual es un adulto que no conocíamos del todo y hay que dejarlo de tratar como un adolescente.

Nicolás Rivera Guevara

@soynicolasrg

(Visited 284 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Facatativeño. Estudiante de Ciencia Política y Periodismo de la Pontificia Universidad Javeriana. Creador del Podcast 'La interviú'. Ha trabajado en emisoras universitarias y revistas independientes.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy costeño. Hablo fuerte, digo malas palabras, carezco de diplomacia y(...)

2

Por: Libardo Aldana  Si algo ha enseñado la pandemia del covid-19,(...)

3

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo ‘Ángeles(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar