Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace unas semanas, mientras me decidía por un aguacate en la plaza de mercado de Villa de Leyva, repasaba en mi cabeza la letra de una folia criolla:

“Ay, que me abrazo, ay/ divino Dueño ay/ en la hermosura, ay/ de tus ojuelos, ay”.

Nada más medieval que una plaza de mercado; y nada hay menos de americano que aquellos vendedores de frutas. Algunos rostros aindiados y católicos, curtidos bajo los soles, y coronados por sombreros raídos, me recordaron los tiempos antiguos en que los hombres pertenecían a la tierra y no al revés. Estoy en casa, pensé, y me percaté que no era el único: mi madre también lo estaba en medio de un terrible regateo.

Por aquellos días, redactaba una reseña sobre un libro de la monarquía española en dominios americanos. Escaparme a una plaza de mercado y escuchar las folias criollas ayudaron a tender un puente con el pasado. Como dice una de ellas:

“Ahora sí ya están unidos el viejo y el nuevo mundo, y sólo están divididos, y sólo están divididos, por un viejo mar profundo…”.

Mi gusto por estas canciones sobrepasó el periodo de escritura. Con estas folias creció en mí una ciudadela de paisajes, de aromas, de hombres, de animales y de iglesias. Rápidamente di con un disco extraordinario de Jordi Savall titulado El Nuevo Mundo: folias criollas, una compilación erudita de composiciones de Juan García de Céspedes, Gaspar Fernández y otras anónimas del siglo XVII. A día de hoy, me cuesta trabajo leer mis libros sobre este periodo sin escuchar este disco.

Al pertenecer a una sociedad católica y corporativa, era inevitable que estas composiciones fueran religiosas. Bajo el patronazgo de la Diócesis de Oaxaca, Gaspar Fernández compuso unos villancicos notables. Las liturgias estaban bastante cubiertas, así que dedicó su tiempo a copiar y circular villancicos de otros maestros de capilla de Guatemala y Granada. También musicalizó poemas de Góngora y Lope de Vega, una práctica corriente en aquella época. En el Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Oaxaca sobrevive un códice excepcional que contiene cerca de 300 obras polifónicas de principios del siglo XVII, la mayoría en lenguas vernáculas, conocido como el Cancionero Musical de Gaspar Fernández. Como las plazas de mercado, son otro cruce de caminos. Un recuerdo sonoro del tiempo en que el México colonial era un meridiano de Greenwich.

Concluyo este breve texto, cuyo propósito es más bien escuchar las folias, recomendando uno de mis villancicos preferidos. Se llama “Xicochi Conetzintle”, de Gaspar Fernández, escrito y cantado en nahualt, latín y castellano. Se escribió para arrullar a los niños, en especial a los jóvenes indios que debían ser adoctrinados. El fragmento en nahualt reza:

“Duerme dulcemente, pequeño niño,

No llores más, pues los ángeles están aquí.

Aleluya”

 

El listado a continuación incluye mis favoritas interpretadas por Savall y Hesperión, aunque sea tan sólo un pequeño fragmento de estas folias.

 

 

 

 

 

(Visited 676 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Candidato a doctor en Historia de la Universidad de Oxford, St. Anne's College.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Opinión

    El nombre de Dios y la cuaresma

    En el camino que conduce a Jerusalén, hallamos a Jesús y a sus discípulos saliendo al encuentro de María(...)

  • Mundo

    El indio acerca de dios

    El hombre común, por ser quizás común, opina que habitamos un mundo rodeado de gentes extrañas. Lo cree hoy(...)

  • Opinión

    Para una historia del municipio de nuestra América

    Entre los muchos papeles acumulados en el archivo del presidente Eduardo Santos, una carta de un político liberal cubano(...)

  • Mundo

    Vistazo a la jerarquía en Oxford

    La Universidad de Oxford es una federación de colleges (colegios) prestigiosos, la inmensa mayoría de ellos con su tradición(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar