Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A veces me hastía el desfile en la televisión de publicidad sobre todo tipo de toallas, tampones y protectores con líquidos azules que van y vienen en medio de sábanas y cucos blancos. ¡Epa! Qué ganas de describir formas de ocultar lo que nos ocurre a todas las mujeres y, sobre todo, de mostrar el período menstrual como algo negativo, sucio, incómodo. No digo que sean los mejores días de nuestras vidas pero, ¿de verdad es tan malo ese momento de sensibilidad alborotada y renovación?, ¿es tan grave tener unos días de ánimo cambiante y cuerpo cansado? No. Ese es un mal cuento que nos echa la publicidad hace rato y un ejemplo de muchos cuentos que nos echamos sobre lo que implica ser bella y aceptada, sobre la maternidad, el matrimonio, etc. Son cuentos que le van dando sentido a cada una de nuestras vidas, en los que basamos nuestras tristezas y alegrías, y fundamentamos el miedo y la valentía de nuestras acciones.

Cuentos que, por supuesto, pueden cambiarse, “escribirse” distinto bien sea en la cotidianidad de cada una o, para mi grata sorpresa, en la publicidad misma. Amo cuando a través de las redes sociales me llegan ejemplos de publicidad distinta, propositiva, con mensajes cercanos que tocan la fibra con intenciones más allá del simple vender, (lástima que al parecer sólo son producidos en otras latitudes). Soy una ferviente convencida de que la vida es como nos la narramos, la felicidad se construye a diario, en los cuentos que nos echamos y, claro, esas historias muchas veces toman prestados significados de los medios de comunicación. La publicidad, las novelas, las películas, los noticieros, nos van regalando referentes, estereotipos, arquetipos, modelos, anti-modelos. Y nosotros como parte de esa gran cosa llamada realidad, también nos volvemos inspiración de los medios, de esas personas (publicistas, guionistas, periodistas) que nos interpretan, estereotipan, “arquetipan”, modelan y “anti-modelan”. Reconforta ver como algunos de esos ubicados “al otro lado”, se dan a la tarea de plantear mensajes constructivos, mensajes sanadores.

¿Por qué sanadores? Imaginemos que cada uno de esos malos cuentos (por supuesto, ya no hablo solo de los que nos echamos las mujeres), es una heridita que le vamos haciendo a nuestro amor propio. Heriditas que contradicen lo que somos, que no nos dejan aceptarnos, que se vuelven cada vez más profundas y duelen. Pues bien, una herida hay que cuidarla para que sane. Saber que está ahí, aceptarla y tratarla. Si podemos contar con publicidad y otros contenidos en los medios de comunicación que nos ayuden a echarnos cuentos distintos, en especial cuando somos diferentes por nuestra apariencia física, nuestra manera de pensar, nuestros gustos, nuestra cultura, nuestra historia, es una gran ayuda para ser felices aquí y ahora y proyectarlo, narrarlo, contarlo a otros. Por mi parte, lo agradezco y aprovecho.

@caroroatta

(Visited 122 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista, editora audiovisual y Activista #ProVida #ProDiversidad #EnfermedadesRaras #WilsonDisease #MaladieWilson

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Amazonía: ¿Cómo conservar el conocimiento indígena ?

    Un estudio de la Universidad Javeriana (28 de enero) evaluó los cambios del conocimiento ecológico tradicional (TEK por sus(...)

  • Vida

    A Colombia le falta tristeza

    A Colombia le falta tristeza, de esa que paraliza ante la perdida de un ser querido. De esa que(...)

  • Colombia

    Abstención de abstenerse

    La Historia lo ha demostrado: "De tout temps la politique a été la science de l'absurdité", desde siempre, la política(...)

  • Vida

    Escenas en femenino

    I «¡Quiero cogerle esas teticas!», le gritó el hombre desde un camión. ¿Teticas?, se dijo, mientras miraba su pecho.(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy costeño. Hablo fuerte, digo malas palabras, carezco de diplomacia y(...)

2

Por: Libardo Aldana  Si algo ha enseñado la pandemia del covid-19,(...)

3

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo ‘Ángeles(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Uno de los mejores artículos que he leído, gracias por mostrarnos una forma de ver como los medios nos manipulan a su antojo en cosas que son pequeñas’ pero realmente hacen mucha diferencia.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar