Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
El proceso de paz ya inició. El pasado es historia.  De la historia  se aprende, del pasado no se vive,  entonces es hora de entender que los tiempos han cambiado, que Colombia  y el mundo no son los mismos de hace unas décadas.
Es momento de empezar a dialogar entre los diferentes sectores de la sociedad, las personas que no estamos sentados en la mesa de negociación; tengamos en cuenta que una paz real y duradera se logrará cuando la sociedad en general se reconcilie con justicia y sobre todo con el aporte de todos: empresarios, trabajadores, estudiantes, académicos y científicos, periodistas, usted y yo, hombres y mujeres de distintas condiciones socio-económicas. 
Defendamos la vida, miles de compatriotas son desplazados, muchos mueren todos los días en medio del fuego cruzado, ¿Qué importa de que bando son? Son seres humanos, son vidas valiosas. Todos somos víctimas directas o indirectas del conflicto.
He podido encontrar a algunos abanderados de la guerra que  hablan de lo inconveniente que sería la desmovilización guerrillera, hablan de miles de desocupados que el Estado tendría que mantener, de potenciales delincuentes en las calles citadinas. 
A ellos los invito a que pensemos cómo generar miles de empleos que a su vez generen miles de nuevos consumidores y contribuyentes. Nuestro país ha crecido económicamente en medio del conflicto, se habla de una economía en potencia que crecerá este año entre 4,5% y 4,8%, una economía que según expertos ya superó a la de Argentina. Un proceso de paz exitoso, una desmovilización guerrillera y un cese al fuego definitivo, serían oportunidades evidente spara mejorar las cifras oficiales de crecimiento que el gobierno y algunos sectores de la sociedad anuncian con orgullo . 
En un escenario de paz cesarían los ataques terroristas que golpean la infraestructura, se haría más productivo el campo, se podría incursionar en otros sectores de la economía que necesitarán mano de obra calificada, aumentaría la vanagloriada inversión extranjera y el turismo, y esfuerzos recientes como “Marca País”, darían resultados. 
Sería una oportunidad para potenciar las fortalezas del país, ser más competitivo y convertirse en referente regional. ¿Sería necesario entonces en un escenario de paz invertir cerca del 1,7% del PIB en seguridad? ¿Cómo podríamos destinar ese dinero para desarrollar al país? ¿En cuánto podría reducirse el presupuesto destinado a defensa que para 2013 será de 21,5 billones de pesos?.
A corto y mediano plazo es cierto que hay que hacer una inversión considerable para el mantenimiento de la paz por vía militar, como responsabilidad y naturaleza de cualquier Estado, pero habría que pensar también si no es más rentable y duradera una paz construida sobre bases de desarrollo social, equidad, generación de empleo, tecnificación y profesionalización de la mano de obra, educación, salud, vivienda, infraestructura.
Por otra parte, si algún guerrillero desmovilizado llegara alguna vez a ocupar un cargo en alguna de nuestras instituciones, les tengo una buena noticia: no lo haría por vía armada ni de facto, lo haría por vías legales en una democracia fortalecida con mayores garantías. Entonces serán los colombianos quienes elijan su destino en las urnas y no algunos a través de las armas. Qué orgullo vivir en un país donde trabajemos en una misma dirección respetando las diferencias, un país que defienda la vida con verdad, justicia y oportunidades para todos.
Este es un momento histórico para derribar el muro de rencor que algunos sectores quieren imponer guiados por intereses particulares que buscan dividir al país y convertir este momento histórico de unión y de construcción en un escenario más de guerra y conflicto entre hermanos. Si usted está cansado de la polarización y quiere apostarle a crear una Colombia mejor, aportando buena energía y todas sus capacidades e ideas súmese, juntos podremos construir no sólo paz real, sino el país que todos merecemos. Este blog será un espacio donde usted siempre tendrá las puertas abiertas, también lo invito a intercambiar ideas en Twitter.
Anexo:
En Twitter pregunté sobre las oportunidades de un proceso de paz exitoso, algunas respuestas:
@Bunkerglo: •Todas, la primera soñar, la segunda creer que ese sueño es un proyecto de nación que no tenemos”
@BgtMejor: “Todo. la economía lo primero, el bienestar social, gente que puede trabjar ranquila en el campo sin miedo a la guerra”
@HozkarHernandez: “El Gobierno tendría que dejar de invertir en armas, para invertir en libros. Con un pueblo bien educado se evitará otra guerra”
@Pedrito01: “Sin duda generaría un auge en el turismo hay muchos paraísos en Colombia a los que nadie va por miedo”
@CamilaSsoto: “Frenar el exterminio de los 32 pueblos indígenas que están en extinción, pues el conflicto armado en sus territorios es causa de ello”
@GermanFRV: “1. Limitar a comunicados conjuntos la información de prensa (entre delegados de Gobierno y FARC) 2. Medios deben acabar con síndrome “CHIVA” para manejar el tema”
@alejandroberri4: “La oportunidad de ser dignos y reconocidos mundialmente como un país capaz y en transformación”
@_ElCaminante: “Renacer del agro, disminución de personas desplazadas y se supondría, la reducción del presupuesto de la guerra”
@andresyanez4: “Lo más delicado de discutir sería el tema del narcotráfico. Al cese al fuego se le vence creando oportunidades para los desmovilizados”
(Visited 142 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

María Fernanda Carrascal es estudiante universitaria y activista social. Fue co-fundadora y miembro de la Fundación Anticorrupción Manos Limpias Colombia, fue coordinadora y presentadora de redes sociales en el programa Sin Censura que se emitía en el Canal Uno. Ocupó diferentes cargos durante tres años de representación estudiantil como Representante, Canciller y Presidente del Consejo Estudiantil de su Facultad. Twitter: @MafeCarrascal.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

A través de campañas de información y concientización dirigidas por organismos(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

6 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. La paz debe ser una prioridad para nuestro país y por supuesto que tenemos frente a nosotros una gran oportunidad para volverla realidad.

    Sin embargo es importante que la paz no sea vendida como la solución a todos los problemas de Colombia. Hay resaltar que nuestro país actualmente vive un conflicto de baja intensidad, esto quiere decir que la mayoría de los colombianos no nos vemos afectados por el conflicto que se está desarrollando. Para contextualizar un poco, actualmente el 70% de los ataques que se le atribuyen a la guerrilla ocurren en 37 de los 1100 municipios de Colombia. En materia de muertes las cifras son muy parecidas, pues solo el 10% de las muertes violentas en nuestro país se le atribuyen al conflicto. La firma de la paz con la guerrilla cambiará muy poco la situación del país a corto plazo.

    Dicho lo anterior hay que tener en cuenta que lo que vamos a sentir a corto plazo los colombianos serán los costos asociados al post-conflicto, la reinserción de los militantes de los grupos a margen de la ley cuesta y seremos nosotros los que paguemos ese precio. La reducción en el gasto que se hace actualmente en las fuerzas militares no se verá sino hasta dentro de 10 o 20 años, de hecho un comunicado del ministro de defensa aclara que la actual coyuntura del proceso de paz no cambiará en nada el presupuesto de su cartera.

    El proceso de paz, de ser exitoso, reflejará sus resultados positivos en materia económica y social en décadas o posiblemente siglos. Sin embargo es un riesgo que vale la pena correr buscando un mejor país, no para nosotros, sino más bien para futuras generaciones.

  2. Muchas gracias Mafe por este inspirador artículo sobre una paz que por décadas necesitamos urgentemente.

    Por hacer un retracto fidedigno de los que se oponen a la paz con toda clase de disculpas.

    Y por presentar las soluciones reales y alcanzables en las que todos podemos contribuir.

    Complementando el buen artículo de Mafe ha venido a la atención de muchos el artículo “RESPUESTAS ALREDEDOR DEL DIÁLOGO DE PAZ DE COLOMBIA” que viene circulando con gran interés en el Internet y que la gente baja en este enlace:

    http://www.mediafire.com/view/?d744409enrscvf8

    Uno y otro ayudan a entender con amplitud el proceso de paz y llenan los vacíos de información tan importantes de llenar en un momento histórico como el que actualmente vive Colombia en busca de la paz que abra el horizonte de progreso y desarrollo para las actuales y todas las nuevas generaciones de colombianos.

  3. El entusiasmo que muestra Mafe Carrascal por la paz produce alegría, u entimiento por cierto muy diferente al que muestran los que persisten en un odio que no les permite imaginar a una Colombia en paz y con ciudadanos sin miedo, deseosos de ser amigos de muchos sin suspicacias ni prevenciones. Con respecto a los milicianos,tengo entendido que las FARC pueden ayudar mucho a la reinserción , ya que la mayoría de ellos son campesinos que pueden trabajar muy bien en la sustitución de cultivos en las tierras que hoy están ocupadas por cultivos de coca.Pineso q hay que brindarles educación a quienes no la tienen o la tienen incompleta Y los que no se integren a la política pero han salido de la universidad para unirse a la guerrilla bien pueden integrarse a organizaciones que promuevan todas aquellas actividades relacionadas con el mantenimiento de la paz,la erradicación de la pobreza, ayuda a desplazados, etc q son situaciones que conocen muy bien. Esperamos que todos aquellos a quienes la paz beneficia incluso económicamente también colaboren para dar trabajo a quienes dejan de ser ilegales confiando en que nosotros , los ya legales, les demos la mano para poder integrarse. Ya tenemos pruebas de que los guerrilleros son personas que tienen alegrías y pesares como todo el mundo, que tienen familias a las que volverían felices. Ya hemos visto varios que se han desempeñado muy bien y trabajado mucho en la política. No hay razones para la desesperanza. Si no tenemos un proyecto conjunto como sociedad(la paz es uno de ellos)elegiremos el fracaso. Está en nosotros entonces acompañar este proyecto si es verdad que queremos la felicidad de nuestros hijos.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar