Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Uribe como Geppetto

Imagen del video PinochOIZ, que se puede ver aquí.

Las cartas están puestas sobre la mesa: Óscar Iván Zuluaga dice que si gana no negociará la paz sin un cese al fuego de la guerrilla, y Santos seguirá con el proceso de paz si un cese al fuego. Es decir, estas elecciones la ganará la guerra o la paz.

En términos generales, los que vamos a votar por Santos –sí, esto lo escribe un santista– no dudamos en que Santos pueda firmar la paz. Dudamos, eso sí, en el costo, la impunidad y la duración de esa paz. Ya lo dijo Mockus: “nosotros preferimos una paz imperfecta a una guerra perpetua”. Pero los que van a votar por Zuluaga no dudan, para nada, que él pueda ganar la guerra. Creen de manera ciega en que si votan por él, ganará la guerra. ¿Por qué están tan seguros?

Si yo creyera que Zuluaga puede ganar la guerra por la vía armada, votaría por él. Creo que la guerrilla no se merece un segundo más en la Tierra, pero Zuluaga, como estratega militar, no me convence para nada, así como el ingenio militar de Álvaro Uribe tampoco me convenció. ¿O ya se les olvidó uno de los peores fracasos militares de la historia de Colombia?

Como los uribistas tienen mala memoria, se los recuerdo: para liberar al Gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria Correa y Gilberto Echeverry, el gobierno Uribe envió un grupo de helicópteros a la zona selvática donde estaban los secuestrados, avisándole con el ruido de las aspas y perifoneo aéreo que iban por los secuestrados. Además, no conocían el terreno y las tropas no pudieron arribar de manera directa al campamento guerrillero, sino a veinte minutos a pie del sitio. Es decir, los guerrilleros tuvieron tiempo de fusilar, rematar y huir, como me lo contó hace unos años el Sargento Aranguren, uno de los tres soldados sobrevivientes. ¿Es Uribe, entonces, el gran estratega militar que sus seguidores creen?

Pero volvamos a Zuluaga. ¿Podría llegar a ganar la guerra? Sus seguidores creen que sí porque lo ven hablar de manera altiva, directa, haciéndose respetar hasta cuando no lo irrespetan, mostrando los dientes, atacando a su contrincante donde más le duele, riéndose con suficiencia y lanzando uno que otro grito y manoteando, como se pelean las vendedoras de naranjas en las plazas de mercado. Para sus votantes, eso es ganar la guerra, pero para la historia y los grandes estrategas militares, es todo lo contrario.

¿Por qué Hitler perdió la guerra? Su carácter agresivo, sus manoteos y sus gritos –que a los hispanohablantes nos suenan aún más aterradores por ser en alemán– eran muy efectivos para generar pasión en los discursos, pero su ego, su autosuficiencia y su arrogancia, hicieron que no contento con pelear contra Francia e Inglaterra, se fuera contra Rusia, sin aprender el error de Napoleón. Tres frentes de batalla le quedaron grandes al más agresivo y mediático estratega militar de la historia.

En cambio, Winston Churchill se despertaba a las 7:30 a. m., desayunaba en la cama y defendía siempre que no había nada más productivo que empezar la mañana trabajando desde la cama. Hasta las 11 a. m. ponía los pies sobre la tierra para dar una caminata alrededor del jardín e ir a su estudio a leer y escribir con un whisky con soda, antes de almorzar a la 1 p. m. Allí tomaba champaña y comía como emperador romano hasta las 3.30 p. m., cuando jugaba a las cartas o escribía un poco en su estudio. A las 5 p. m. tomaba una siesta hasta las 6.30 p. m. un hábito que aprendió en su servicio militar en Cuba, y se duchaba para comer y beber de nuevo a las 8 p. m. Con esa calma, Churchill le ganó la guerra al lunático de Hitler.  

“Un conquistador es siempre un amante de la paz”, dijo Carl von Clausewitz, un general prusiano que empezó su carrera con sólo doce años de edad y es considerado uno de los grandes estrategas militares de la historia. ¿Es Zuluaga, con su discurso bélico, sus rabietas, su carácter destemplado, su afición por lanzar naranjas de la rabia y dar manotazos en las mesas de los debates, un amante de la paz? Por otro lado, Clausewitz también afirmó: “entre todas las actividades humanas que existen, no hay una más parecida a la Guerra que un juego de cartas”. ¿Se les olvidó a los uribistas, que eligieron a Santos hace cuatro años, que votaron por un jugador de póquer empedernido?  

A Santos se le acusa de ser simpatizante de la guerrilla, de querer llevarlos al congreso, de reinsertarlos a la vida civil sin que paguen por sus crímenes. Sun Tzu, el gran general del ejército chino en el año 544 a. C., conocido por su libro El arte de la guerra, el gran tratado de estrategia militar, diría sobre Juan Manuel Santos: “conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo y así podrás pelear cien batallas sin ningún desastre”. Y también diría que “para conocer a tu enemigo, debes convertirte en tu enemigo”. Estas frases me recuerdan la reunión con Hugo Chávez en la Quinta de San Pedro Alejandrino, que terminó en risas entre los dos mandatarios.

Sun Tzu también dice: “Guerreros victoriosos ganan primero y luego van a la guerra. En cambio, guerreros perdedores van a la guerra y luego buscan cómo ganar”. Sobre esto, hace falta recordarles a los uribistas quién sentenció al Mono Jojoy, Raúl Reyes, Alfonso Cano y quién dirigió la Operación Jaque. “La gran victoria es la que no requiere de batallas”, dice, de nuevo, Sun Tzu. Eso no hace referencia a otra cosa que a los diálogos de paz en Cuba, algo que considero una jugada maestra: balas y diálogo, como jugar contra una misma persona dos juegos de ajedrez a la vez, uno con las fichas negras y otro con las blancas.

“Sea extremadamente sutil, incluso hasta el punto de perder la forma. Sea extremadamente misterioso, incluso hasta el punto de no producir sonido alguno. De esta manera usted puede ser el director de la suerte del rival”, dice, para finalizar, Sun Tzu. Ahora, yo pregunto: ¿acaso hay algo más misterioso y sutil que un tartamudo que juega póquer?

Ahí les dejo la inquietud.

Bonus track: las elecciones de Colombia como un cuento infantil, una de las cosas más inteligentes que he visto de humor en internet: Uribe como Geppetto y Zuluaga como PinochOIZ.

(Visited 258 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Simón Posada Tamayo, periodista de la Javeriana. Especiales Pirry, Kien&Ke, Editorial Planeta, SoHo, Bocas, Bacánika y La Hoja. Autor de Las barbies también sueñan con muertos (Norma) y Días de porno (Planeta).

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. a uribe como a pinocho la gente ya medianamente inteligente ya no le cree, yo como tantos otros tambien comi carreta en su primer gobierno .

    son tantos los errores de uribe y son tantas las pruebas que ha dado de su incapacidad, intolerancia, groseria, irrespeto a las ideas ajenas , corrupcion etc. que una persona racional no votaria por el.

    Pero como a toda persona se debe reconocer cuando tiene razon: hoy el la tiene cuando desconoce el proceso de paz. hay que ser ciego para no ver lo que este gobierno esta fabricando con su tan cacareado proceso .

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar