Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por: @LauraGalindoM

Mientras Lizzie Velázquez, “La mujer más fea del mundo”, es noticia por decir que lo bueno de no ver por un ojo es poder ver por el otro, María Luisa Piraquive lo es por decir que los minusválidos no pueden predicar en su iglesia de juguete. Lizzie tiene un síndrome bastante atípico que le impide ganar peso o generar músculos y María Luisa, tiene un síndrome bastante común que le impide generar escrúpulos. Lizzie, es oradora motivacional, tiene 24 años y se dedica a promover el amor propio entre víctimas del matoneo y la señora Piraquive, es la líder principal de una iglesia con errores de concordancia hasta en el nombre –Iglesia de Dios ministerial de Jesucristo internacional- y se dedica a promover la discriminación y el proselitismo político.

La señora María Luisa nos tiene muy indignados y Lizzie Velázquez nos tiene muy conmovidos. ¿Qué nos indigna realmente? ¿Qué Piraquive no permita a los discapacitados predicar en la iglesia del Mira? Las mujeres no pueden predicar en la iglesia católica y no veo a nadie comparando al papa Francisco I con Hitler. ¿Qué nos conmueve realmente? ¿Qué a pesar de su síndrome Lizzie sea un ejemplo de superación? El síndrome de Lizzie se convirtió en su fórmula para alcanzar el éxito, algunos son bellos, otros inteligentes, otros talentosos y otros deformes, puede no ser tan grato, pero es su detonante, tal y como ella lo plantea en los apartes de su conferencia -véala aquí-. En ese orden ideas, la verdadera desdicha es no tener absolutamente nada excepcional, no ser tan siquiera, deforme.

No pretendo pasar por indolente, por supuesto que el video de Lizzie me conmovió y el de la señora Piraquive me ofendió, pero presiento que esta es otra exhibición de los consumidores de noticias, en un mes habrá pasado de moda y el ojo de la audiencia estará puesto en algún deportista salido de la miseria que ganó la competencia internacional de turno, o en algún político que habló mal de los homosexuales, los negros o las mujeres. En un mes, estaremos viendo a los discapacitados rogarle a Julio o a Jota por una silla de ruedas y nadie se acordará de Lizzie y su discurso libre de autocompasiones. En un mes, la señora Piraquive seguirá contando los mil millones de pesos mensuales que le da su iglesia y los votos asegurados que tienen sus candidatos.

Hace ya un tiempo, mientras hacía fila en la confitería de un cine, una señora me adelantó y comenzó a dar su orden. Cuando le hice ver que yo iba antes me respondió que ella tenía un hijo discapacitado y que yo debía ser solidaria. Miré para atrás y en efecto, había un niño de barba y más o menos 1.80 de estaura, sentado en una silla de ruedas. Yo repetí que iba antes en la fila y ella muy indignada, comenzó a renegar de mi falta de calidad humana y a desear en voz alta que el día que yo tuviera una discapacidad, alguien me hiciera lo mismo. Una cosa es hacérselo más fácil a quien lo tiene más difícil, y otra, manipular con lástima para ahorrarse esfuerzos.

Esa es la mentalidad de la sociedad en que vivimos, hay que sacar tajada de lo que se pueda y auto compadecernos todo el tiempo. Vemos una oportunidad para doblar las reglas a nuestro acomodo hasta en el propio hijo discapacitado y vivimos felices despertando lástima por todas partes, contado lo enfermos que estamos, lo pobres que somos, lo poco que nos quieren o lo mucho que trabajamos. De haber sido Lizzie Velázquez, seguro estaríamos viviendo de algún subsidio por incapacidad y seriamos la estrella de todas las versiones de Teletón.

Nos escandaliza que Lizzie no pueda predicar en la iglesia del Mira y acusamos a María Luisa Piraquive de ser la mujer más fea del mundo. Ponemos en manifiesto nuestro repudio y admiración por una y por otra y al mismo tiempo, no compramos en sitios legales porque somos muy pobres, no damos el paso en la vía porque tenemos mucho afán y nos burlamos de la gorda, el bajito o el marica. Somos denunciantes y estamos indignados, pero si podemos ahorrarnos treinta segundos de fila y saltarnos un turno, ya no lo somos tanto.

(Visited 457 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Pianista con maestría y títulos inútiles. Amante de los gatos, los tacones y el color morado. Bogotana, medio paisa, con anhelos de mar, pasiones de salsa y nostalgias de sabana. Ha hecho colaboraciones para el El Espectador y las revistas Diners, Cronopio y Cerosetenta.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Colombia se cuenta en reinados

    Colombia es un país de reinas. Se identifica con reinas y su historia no se cuenta sin ellas. El(...)

  • Bogotá

    Cinco caras de homofobia

    Se tuvieron que inventar leyes para no matar a los homosexuales, para que no perdieran su trabajo y no(...)

  • Entretenimiento

    A los agüeros, sin agüero

    - Nueve- Dice ese cantadito inconfundible de locutor de radio popular. Esperamos ansiosos, expectantes, con los brazos extendidos como(...)

  • Colombia

    Ácidos y víctimas con estrato

    Por: @LauraGalindoM A estas alturas no debe existir un sólo colombiano que no esté al tanto del caso de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por Joaquín Acosta, docente del programa de Derecho del Politécnico Grancolombiano Entre(...)

2

Hace unos días encontré un hilo de telaraña que subía recto(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. E preguntado pero nadie a dado una respuesta irrefutable. ¿porque arman tanto encandalo porque Piraquive discrimina a los lisiados pero no hay escandalo porque el PAPA discrimina a la mujer?. Piraquive: »los lisiados no pueden ser pastores, no pueden predicar»‘. El Papa: »las mujeres no pueden ser sacerdotes, no pueden predicar»’. ¿cual es la diferencia entre PIRAQUIVE y el PAPA?

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar