Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Se tuvieron que inventar leyes para no matar a los homosexuales, para que no perdieran su trabajo y no los persiguieran más. ¿Qué tenemos que inventarnos para protegerlos del insulto homofóbico? ¿del ojo que desaprueba? ¿De quien se ufana de aceptarlos como si hubiera algo equivocado que aceptar con paciencia?

1.    Daniel camina en Bogotá. Hacia el norte, por la carrera 11 y desde la calle 72. Va tranquilo, va sin prisa. Quizá a encontrarse con alguien, quizá no. Lleva puestas unas gafas de marco blanco y una pashmina alrededor del cuello. “¡Gay!”,  le grita un hombre desde atrás al tiempo que algo líquido le escoce la piel y le arde en el cuello. Es un ácido. Le va a quedar una cicatriz.

2.    Pablo y Juan Diego están de aniversario. Son novios hace un año y Pablo está enamorado por primera vez. Habla de hijos, de matrimonio y de un juntos para siempre. Están en Bistronomy, uno de los restaurantes de los hermanos Rausch en Bogotá. Se toman de la mano, hablan de sueños futuros, de recuerdos felices y se dan un beso tímido. “Disculpen, están incomodando a los demás clientes, así que por favor deténganse”,  les dice la mesera. De haber sido otro el día, Pablo habría protestado, habría recitado todas las leyes antidiscriminación que existen y habría soltado arengas de igualdad. Pero hoy, está aniversario, quiere estar tranquilo, quiere celebrar. “Tráigame la cuenta, por favor. Y supongo que es más que obvio que sin propina”, dice.

3.    Daniela y Silvana caminan de la mano frente a la Clínica Marly en Bogotá. Una mujer, que hace rato pasó los cuarenta, se acerca y les pide plata. “No tengo”, dice Silvana. “Tacaña y arepera”, contesta la mujer. Daniela se enfurece, exige respeto, exige poder caminar por la calle de la mano de su novia. La mujer enfurece también, se pone agresiva y le da un empujón. A menos de cinco pasos, el celador de la clínica lo ve todo sin hacer nada. Lo que pase afuera, así sea frente a sus ojos, no es su trabajo.

4.     Diana y Lucía, invadidas por la euforia que deja regada el Petronio Álvarez en Cali, bailan salsa en Tin Tin Deo, un bar de la carrera quinta. Lucía hace piruetas, da vueltas y canta estribillos mientras Diana hace esfuerzos vanos por seguirla. “Les pido que cambien su comportamiento o abandonen el lugar, los clientes se están incomodando”, les dice el mesero. “¿Cuál comportamiento? ¿cuáles clientes?”, pregunta Diana. El mesero no responde, el administrador tampoco, solo insisten en que están molestando a los demás. Diana discute un rato y sintiéndose derrotada, sale del bar.  Las tutelas no valen, las leyes se basan en hechos y las heridas sin marcas no importan. Las palabras no cuentan, las intenciones tampoco. Diana y Lucía se fueron solas.

5.  En Estados Unidos, se aprueba el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Dos hombres mayores se besan en las portadas de los periódicos. Ella y su novio están de viaje. Ella come pizza, rompe la dieta y muere de amor. Le muestra la foto. Él levanta las cejas y mira hacia otro lado. Dice que no tiene nada en contra de dos hombres enamorados, solo que verlos besarse lo pone incómodo. “¿Qué hace que tu puedas y ellos no? ¿Qué te hace a ti diferente?”, le pregunta ella. “Prefiero no responder”, contesta él. Discuten. Él es un buen hombre, pero ya no es su novio.

@LauraGalindoM

(Visited 2.842 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Pianista con maestría y títulos inútiles. Amante de los gatos, los tacones y el color morado. Bogotana, medio paisa, con anhelos de mar, pasiones de salsa y nostalgias de sabana. Ha hecho colaboraciones para el El Espectador y las revistas Diners, Cronopio y Cerosetenta.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Colombia se cuenta en reinados

    Colombia es un país de reinas. Se identifica con reinas y su historia no se cuenta sin ellas. El(...)

  • Bogotá

    Cinco caras de homofobia

    Se tuvieron que inventar leyes para no matar a los homosexuales, para que no perdieran su trabajo y no(...)

  • Entretenimiento

    A los agüeros, sin agüero

    - Nueve- Dice ese cantadito inconfundible de locutor de radio popular. Esperamos ansiosos, expectantes, con los brazos extendidos como(...)

  • Colombia

    Ácidos y víctimas con estrato

    Por: @LauraGalindoM A estas alturas no debe existir un sólo colombiano que no esté al tanto del caso de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

10 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. carlosalberto490514

    Pedagogia, es el nombre de la unica y mas valerosa herramienta de transformacion social, para lograr que los derechos de las minorias discriminadas sean tomados en consideracion por parte de los ciudadanos. Sin ese valioso recurso las leyes no dejaran de ser letra muerta, y los homosexuales seguiremos siendo victimas no solo de las llamadas “violencias sutiles” sino tambien de las otras mas ordinarias y brutales. Tenemos paciencia pero tambien firmeza. Los cambios tarde que temprano terminaran por imponerse y la compasion y el sentido comun haran menos dificil la vida en el mundo. .

  2. hola estimada escritora lo de los homosexuales esta bien quien quiera tener relaciones sexuales o intimas con alguien del mismo sexo aunque sea antinatural estan en todo su derecho .. pero no pretendas que no nos incomode a algunas personas y no nos digas que decir por que en si estarias violando nuestroi derecho de expresion y de incomodarnos con algo que e lo personal no nos gusta no puedes poner derechos sobre derechos.

  3. concienciasensata

    Laurita, con tanto respeto como franqueza permíteme recordar que, querámoslo o no, la unión homosexual es portadora de muerte… en dos sentidos 1) Por su natural e irremediable esterilidad. La generalización de dichas uniones pondría en jaque la perpetuación de familias, pueblos y hasta de la especie humana. Grave. Muy grave!! 2) Los homosexuales son responsables del 48 x 100 de los nuevos contagios de sida, en el mundo, por causa de su -hasta ahora- incontrolable promiscuidad conforme aterradoras estadísticas recientes, y siendo que no alcanzan al 1 x 100 de la población mundial.

  4. Es normal que algo que esta fuera de la naturaleza genere incomodidad, los derechos que tenemos todos, a los homosexuales también protege. El problema es que se quieren inventar leyes para obligarnos a aceptar algo que no esta en orden.

  5. pedromendez0523

    Todo lo que va en contra de la naturaleza crea incomodidad. El derecho a la intimidad no debe hacerse publico en las calles. sean reservados y busquen espacios privados. NO demuestre tanta compasión señora periodista. Exija respeto y ya!!!

  6. camionerocolombiano

    Una cosa es repetar la decision de la gente en torno a su preferencia sexual. Otra cosa es que nos impongan que tengamos que admirar a los que deciden ufanarse de su comportamiento. Mientras sugan asi los homosexuales jamas ganaran el respecto del comun de la gente

  7. Creo que el recato en el comportamiento obedece a acondicionamientos sociales que nada tienen que ver con las leyes y los derechos de las personas. Sea entre heterosexuales u homosexuales el EXCESO de caricias en público, sobre todo cuando manifiestan excitación sexual, siempre serán incómodas para el resto de quienes no se encuentran en la misma acción o frente a personas menores de edad.

  8. Hola Laura. Buen blog. Particularmente en mi caso, respeto totalmente la libertad de elección de todas las personas, y defiendo el matrimonio de parejas homosexuales. Sin embargo, cuando voy por la calle , no dejo de sentir cierta incomodidad si veo a dos tipos besándose , lo confieso. Creo que nuestra formación, así como siglos de historia discriminando pesan en nuestros subconsciente aun. Por supuesto, racionalmente controlo ese rechazo subconsciente y dejo que la gente viva su vida como quieran como es su derecho.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar