Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

departures
Twitter: @jeronimorivera
El próximo jueves inicia la cita más importante para los fanáticos del fútbol de todo el mundo y Colombia estará presente. El mundial Rusia 2018 será un importante respiro para los colombianos y, aunque muchos dirán que es solo una cortina de humo para tapar nuestros problemas, no podemos desconocer su importancia antropológica y su relevancia para la construcción de un sentimiento de cohesión nacional, que se pierde generalmente por razones políticas.
De todas formas, este es un blog de cine y culmino hoy mi especial de tres entregas sobre el mundial del cine en donde he realizado una selección de películas de la mayoría de los países presentes en Rusia 2018.  Hoy les traigo el grupo H, en donde se encuentra nuestra querida selección Colombia, con películas recientes de Senegal, Japón y Polonia, también. Recomendaré, entonces, una película de Senegal, dos de Polonia, dos de Japón y tres de Colombia (de géneros distintos). 
Aquí puede ver la primera parte y aquí la segunda.
Senegal: Mooladee (Ousmane Sembene, 2004).
La ablación es un tema tabú para muchos y sus implicaciones religiosas (de “purificación”) solo son vistas como una forma fanática de justificar un abuso contra las niñas.  Esta película pone el dedo en la llaga y habla del tema desde la óptica de una madre que ha sufrido las secuelas de la ablación en carne propia y por la muerte de dos de sus hijas y asume la misión de salvar a otras niñas de esta práctica.  En la misma línea de Desert flower (Sherry Hormann, 2009), esta película plantea una dura crítica a este ritual desde una perspectiva muy humana.
Polonia: Ida (Pawel Pawlikowski, 2013).
Filmada totalmente en blanco y negro, esta película tiene un profundo aire de melancolía que se escenifica en la relación entre dos mujeres: Una joven novicia a punto de tomar sus votos y su tía, una jueza de vida bohemia y un conflictivo pasado.  Mediante la relación entre las dos mujeres, Ida reconoce su pasado, su identidad y aprende un poco más sobre la vida.  Con una hermosa fotografía y unos encuadres poco convencionales y con finalidad narrativa, esta película es una obra maestra de Pawlikowski, uno de los grandes directores polacos.
ida
Polonia: After Image (Andzrej Wajda, 2016).
La obra póstuma de uno de los grandes directores de cine polacos, Andzrej Wajda, se encuentra actualmente en cartelera.  Aquí puede ver mi reseña completa. Muy recomendada.
Japón: Violines en el cielo (Yojiro Takita, 2008).
La muerte es uno de los temas fundamentales del arte y esta hermosa película la pone en primer plano como detonante para hablar de muchos temas trascendentales de la vida.  En su título original, que podría traducirse como “despedidas”, queda claro que el protagonista busca cerrar capítulos de su vida para poder avanzar y encontrar la paz y la felicidad.  Con un guion sólido y profundo, una banda sonora sobresaliente y una fotografía que construye una atmósfera propicia para el mensaje; se destaca también el tratamiento audiovisual de los rituales de la muerte con la mística propia de la cultura japonesa.
Japón: El viaje de Chihiro (Hayao Miyasaki, 2003). 
En Japón se toman muy en serio los dibujos animados y, en los años más recientes, la cultura del anime se ha propagado por el mundo con gran éxito.  Es imposible hablar de anime y de cultura japonesa sin mencionar el estudio Ghibli y a uno de sus principales exponentes: Hayao Miyasaki.  Partiendo de la historia de una joven preadolescente que, como la Alicia de Lewis Carroll,  se extravía en un extraño mundo, El viaje de Chihiro es una historia de maduración. Por medio del relato, Miyasaki lanza duras críticas sobre la sociedad contemporánea: la globalización, el desastre ambiental, la corrupción y hasta las comidas rápidas.
Colombia: Silencio en el paraíso (Colbert García, 2011). Drama.
Esta dura película, que lamentablemente muchos colombianos desconocen, nos presenta una mirada al lamentable episodio de los falsos positivos como un grito desgarrador para que este horror jamás se repita.  Centrada en la historia de un muchacho juicioso y emprendedor que, impulsado por la falta de oportunidades, decide aceptar un trabajo dudoso, la película se cuida de no exaltar a los villanos ni regodearse con la violencia para mostrar el lado humano de las víctimas de este vergonzoso suceso.
silencio
Colombia: Satanás (Andi Baiz, 2007). Thriller-Terror.
Inspirado en la novela homónima de Mario Mendoza, quien a su vez se inspiró en la tristemente célebre historia de la matanza de Pozzeto por parte de Campo Elías Delgado en la década de los ochenta, esta película es oscura y representa la maldad humana por parte de un tríptico de protagonistas que dejan salir sus pasiones humanos a medida que avanza la historia.  Con un excelente elenco y una puesta en escena sobresaliente, esta película nos lleva a reflexionar sobre la neurosis cotidiana y la locura que puede detonar un país como Colombia.
Colombia: Sofía y el terco (Andrés Burgos, 2012). Comedia.
Para muchos colombianos, las comedias del cine nacional son simples calcos de lo que se hace en televisión. Críticos y público en general caemos a menudo en la generalización y menosprecio por este difícil género que en nuestro país tiene grandes exponentes.  Al huir a los estereotipos y con un humor blanco y familiar, esta película nos presenta la historia de una mujer sexagenaria que decide pensar por primera vez en sí misma para vivir una aventura fuera de casa.

El cine es una de las mejores maneras de viajar sin moverse, de entender otras culturas, de conocer el mundo sin salir de nuestra casa.  Antes de que ruede el balón, que rueden las películas. 

Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta
Sígueme en Twitter
Suscríbete a mi Canal de Youtube y a mi página de Facebook

(Visited 735 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: PhD en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Los "vengadores", más allá de Avengers

    [caption id="attachment_2708" align="aligncenter" width="1024"] Title: DSCN2142. Creator: cerebus19. License: CC BY-NC-SA 2.0 Source: Flickr[/caption] Twitter: @jeronimorivera Llevamos más de(...)

  • Entretenimiento

    El "Capitán América" nos visitó la semana pasada

    [caption id="attachment_2669" align="aligncenter" width="1024"] Imagen: El locutorio[/caption] Twitter: @jeronimorivera Avengers End Game va camino a convertirse en la película(...)

  • Entretenimiento

    Del cine a la tv

    [caption id="attachment_2655" align="aligncenter" width="542"] Bates Motel[/caption] Hace algunos días, nuestra amiga Catalina Serrano, del blog Tiempo de Series By Cats (...)

  • Entretenimiento

    Películas de hace 10, 20 y 30 años

    Twitter: @jeronimorivera Una buena manera de medir el paso de los años es hacer un recuento del tiempo que(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Más allá de que el final de Game Of Thrones represente la culminación de una era y el fin de una de las series más impresionantes de la cultura pop de la última década, para mí lo que significa es una tusa* de grandes proporciones. Cuando uno empieza una serie, tácitamente se establece una relación y un compromiso con los personajes y la historia en sí misma. Una relación que tiene fecha de vencimiento, pues uno sabe a conciencia que eso se va a acabar tarde o temprano, ya sea porque la serie tiene un número de temporadas establecido o porque un día cualquiera, por lo general en mayo, el canal decidió cancelarla. En el caso de Game Of Thrones, desde el 2017 sabía que eso iba a ocurrir, sabía que se iba a acabar, pero no estaba preparada emocionalmente para que terminará así. Adicional al hecho de que se acabó mi serie favorita, y no se ustedes pero yo me entuso cada que se acaba una serie a la que le había cogido cariño, en esta ocasión mi tusa se ha visto agrandada debido a lo poco satisfactoria que fue la última temporada.   [caption id="attachment_267" align="aligncenter" width="1049"]Imagen tomada de HBO Latin America Press Room. Disponible en este enlace: https://www.hbolapress.com/programming/search/94#seasons Imagen tomada de HBO Latin America Press Room. Disponible en este enlace: https://www.hbolapress.com/programming/search/94#seasons[/caption]   Es por eso que, más allá de analizar en este post lo mal escrita que estuvo la temporada; cómo se tiraron el arco narrativo de personajes como Daenerys, Jaime y Jon; cómo desdibujaron otros como Cersei y Brienne; cómo primó la espectacularidad por encima de la historia; cómo las muertes que debían ser épicas fueron insípidas y sin sal;  o cómo desde el domingo 19 de abril, día en que Juego de tronos finalizó, la producción ingresó a las listas de Grandes series con finales desastrosos, lo que quiero compartir aquí es la tusa en la que ando por el final. Así que después de pensarlo por unos días, identifiqué que mi tusa está dada por los siguientes factores:

  1. No entendí qué le hicieron a una de mis series favoritas. No sé que pasaba por la cabeza de David Bnioff y D. B. Weiss, no es claro para mí cuál era la necesidad de acabar 'a lo maldita sea' una de las mejores series de la década, a la que la habíamos dedicado ocho años de nuestras vidas.
  2. Si Jon Snow se iba a convertir en el personaje más inútil de la última temporada, para qué revivirlo y armarle una trama diciéndonos que era el heredero del trono y el fruto del amor entre Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen si eso no le iba a importar a nadie y no iba a servir para nada.
  3. Esta temporada hizo algo que Game Of Thrones nunca había hecho: poner a los televidentes a suponer, especular y justificar lo que pasaría en el final. GOT siempre nos mostró por qué ocurrían las cosas.
  4. El impacto que tuvo GOT en la cultura popular y la conversación y comunidad que se creó en las redes sociales al rededor de la serie, es algo que muy pocas producciones han logrado. Esto es una de las cosas que más voy a extrañar: la conversación en tiempo real después de cada capítulo en las diferentes plataformas (Twitter, Facebook, etc.).
  5. La emoción que generaba la serie en sus primeras temporadas. En este final todo estaba tan anticipado, que no tuve ninguna emoción o sorpresa en el capítulo final.
[caption id="attachment_268" align="aligncenter" width="700"]Imagen tomada de HBO Latin America Press Room. Disponible en este enlace: https://www.hbolapress.com/programming/search/94 Imagen tomada de HBO Latin America Press Room. Disponible en este enlace: https://www.hbolapress.com/programming/search/94[/caption]   Frente al capítulo final solo tengo que decir que el momento que más me emocionó fue cuando salió el conteo regresivo en la pantalla del televisor antes de que iniciara el capítulo. Es triste que una serie termine, pero más triste fue la manera como terminó Game Of Thrones. Así que sin más preámbulos llegó la hora de darle play al vídeo y desahogarnos juntos. Gracias por ver y leer. *Tusa: Despecho

———————

Comparte este vídeo con tu familia, amigos, vecinos, compañeros de clase y trabajo, pareja y en general con todos, todos, todos.

Conversemos en:

YouTube: Tiempo de Series By Cats 

Facebook: Tiempo de Series by Cats

Twitter: @CatsDeChocolart

Instagram: @CatsDeChocolart

2

El caso Huawei, a fondo Por un "ban" o restricción ordenada(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar