Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La Muerte (esa que milita en el Centro Democrático) ha tenido que disminuir en los últimos tiempos el número de sus operaciones rutinarias.

Por una razón simple: porque no dispone ya del número de colombianos de que antes disponía para hacer su trabajo, que, como bien se sabe, no es otro que facilitarles un descanso seguro y eterno. De manera que la Muerte se quedó sin su materia prima esencial, y esto se lo debemos, sin duda alguna, al acuerdo que el presidente Santos firmó con las Farc.

Y a Santos le debemos también que la Muerte colombiana pueda hoy disfrutar de un mayor número de ratos libres, y que ella haya decidido dedicarlos al saludable y benemérito ejercicio de la medicina preventiva.

La Parca comenzó su nueva labor dedicando su atención, sus cuidados y sus conocimientos a una enfermedad que se da silvestre en Colombia y se llama el Virus del salario mínimo.

Del cual se sabe que la Muerte lo prefiere a todos los demás, porque hace más fácil su tarea. Y porque es el único en el mundo que se adquiere por decreto gubernamental, y el único que se transmite de ricos a pobres por medio de ministro de hacienda.

Pero ¿qué tan mortal es el bicho ése? Quienes alguna vez cayeron en suicidio han podido afirmar luego que el salario mínimo es infinitamente más letal que el suicidio mismo. De modo que, agregan ellos, el suicidio es cosa que les sobra a quienes estén contagiados de salario mínimo.

¿Y cómo evitarlo?

La Muerte, siguiendo el dictamen de los economistas colombianos, lo ha declarado un mal totalmente inevitable y gratuito. Y cuya existencia, sin embargo, ha de ser conservada a toda costa, así sea conservando la vida de quien lo padece. De ahí los consejos siguientes para los asalariados mínimos:

Evite el derroche fácil. Recuerde siempre que la austeridad, la mesura y la pobreza son virtudes con las que el salario mínimo adorna el espíritu de quienes lo ganan. Practíquelas intensa y alegremente todos los días. Y algo más: no consuma alimentos costosos, que colman el corazón de resentimiento y colesterol.

Sea solidario: la desigualdad económica requiere su ayuda. No albergue pensamientos negativos. Piense, por el contrario, que usted, como asalariado mínimo que es, está contribuyendo de modo positivo a fortalecer ese ideal sobre el cual se fundó Colombia: el de la próspera desigualdad en la distribución de la riqueza.

Sugiérale recortes a su sistema digestivo. No sea iluso: deje de creer que algún día los empresarios y el gobierno van a acomodar el salario mínimo a sus necesidades digestivas. Sea más bien realista y ajuste todo su aparato intestinal al salario mínimo. Fácil: unos cuantos recortes a las tripas, y ya está.

Y en especial jamás olvide esto: que el salario mínimo es la paga que los empresarios renuevan cada año para procurarle a usted una dulce, enriquecedora y, sobre todo, larga agonía.

(Visited 699 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

En vida laboral, Hugo Molano Rojas hizo a veces de ingeniero industrial y a veces de periodista. Hoy en día es un ciudadano a sueldo de una de las pocas empresas que patrocinan el último ocio: Colpensiones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Perros bogotanos salen del clóset político

    [caption id="attachment_260" align="aligncenter" width="580"] Imagen: Hugo Molano Rojas[/caption] Bogotá recibió en estos días una buena noticia. Cómo, ¿una noticia(...)

  • Opinión

    Corrupción o pobreza absoluta

    [caption id="attachment_252" align="aligncenter" width="580"] Imagen: Hugo Molano Rojas[/caption] Algunos economistas sostienen que en Colombia abunda la pobreza porque hemos(...)

  • Opinión

    Santrich el imbatible

    “Se podrá decir que el gobierno del presidente Duque fue vencido una vez más. Pero que fue derrotado no,(...)

  • Opinión

    Ordeñándonos de la risa

    [caption id="attachment_232" align="aligncenter" width="580"] Imagen de: Hugo Molano Rojas[/caption] Hay algo ridículo en las noticias importantes. Siempre lo habrá.(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Francisco Javier González Aguirre, Coordinador de la Especialización en Seguridad de(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar