Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hay quienes nos ven diferente por ciertas características con las que no escogimos nacer y nos tratan como si fuese algo malo. En mi caso, como el de muchos, es la homofobia la que me atemoriza, cohíbe y, en ciertos casos, la que me hace sentir avergonzado, aunque no debería ser así.

 

Foto: Jaime Moreno (2016) EL TIEMPO

Foto: Jaime Moreno (2016) EL TIEMPO

 

Es lunes, parece un día cualquiera, y Adriana, de 16 años, debe ir al colegio. De camino a su institución educativa, son muchas las miradas que recibe. Desde sus carros los hombre le hacen señas y le dicen todo tipo de cosas que la hacen sentir insegura e incómoda, y que transforman su trayecto al colegio en una pesadilla.

Cuando llega se siente más tranquila, están esperándola, no es tan buena estudiante pero tiene muchos amigos que le hacen sentir que ir al colegio vale la pena.

Andrés, por su parte, es un chico universitario de 23 años al que le cuesta relacionarse con sus compañeros, pues no le gusta salir a tomar cada ocho días o hacer deporte. Sus amigos le dicen que es ‘raro’ porque no lleva chicas diferentes a su casa cada semana, y aunque no es homosexual le dicen “maricón”. Él no entiende por qué debería tomar esto como un insulto, y todo tan solo porque no encaja dentro de un estereotipo “masculino” de hombre heterosexual.

Julián, en cambio, es homosexual, va al gimnasio, cuida su apariencia, le gusta salir cada fin de semana a bailar, juega fútbol y es de los mejores en su equipo. Sus amigos no saben que es homosexual, pues muchas chicas le hablan y le coquetean. Pero él sufre internamente, pues aunque no le llaman “maricón” -y eso en parte lo alivia-, no entiende por qué no puede ser él mismo sin el temor a ser discriminado o etiquetado como menos “masculino” por tener una orientación sexual diferente.

Y en cuanto a Alejandra, ella es una chica muy atractiva y tiene novia, pero muchos hombres creen que solo es una etapa, que simplemente se trata de “ganas de provocarlos”. Ellos han intentado “arreglarla” para que le gusten los hombres, y aún cuando ella no accede la acechan, la persiguen y no le permiten disfrutar a plenitud la relación con su novia. De hecho, esta es una situación que le molesta a la pareja de Alejandra, quien no aguanta tanta presión y prefiere terminar la relación.

 

Casos como los anteriores ocurren a diario en Bogotá, y son situaciones que no te permiten ser tú mismo. Los estereotipos están muy marcados, y si no te ajustas a ellos eres tildado de “raro”, te atemorizan, coartan tu libertad y te impiden disfrutar con plenitud de tu vida. Y la verdad es difícil encajar cuando somos seres tan diversos.

El machismo afecta principalmente a las mujeres, pero también a los mismos hombres que deben mantener una  estatus de “macho” que reafirme su masculinidad diariamente, aunque no se identifiquen plenamente con ella. Debemos aprender a vivir sin etiquetas, pues si seguimos reforzando estos estereotipos no viviremos con libertad y seguiremos estancados en una sociedad que privilegia la violencia, el irrespeto y el odio sobre el amor, la autodeterminación, y la paz.

 

Lo que opinan en las redes: 

 

Si quieres que tu opinión aparezca en la próxima entrada de este blog, sígueme en mis redes sociales:

Instagram: @wilmar_perdomo

(Visited 1.182 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Joven bogotano apasionado por la ciudad. Fue precandidato a Edil en Engativá (2019) por el partido Alianza Verde. Es pianista, docente y estudiante de Música en la Universidad Nacional de Colombia.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Francisco Javier González Aguirre, Coordinador de la Especialización en Seguridad de(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar