Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
1052101.jpg
«Para ser exitoso sólo tienes que creer con pasión que eso que deseas será una realidad» Annita Roddick.
Es un tipo increíble. Me quedo sin sinónimos para calificar su performance de superhéroe acuático. El agua es su amiga, su aliada, su vehículo; una extremidad más de su esculpido cuerpo al más alto nivel de trabajo desde que salió del vientre de su madre. 
Es un personaje calmado, introvertido y enfocado locamente en su pasión de mantenerse en el agua. Esa misma pasión desenfrenada que se tornó tan intensa hasta el punto de ahogarlo y querer dar un paso al costado.
Michael Phelps pertenece al mundo del alto rendimiento, lo que conlleva, principalmente, mucho dolor, sacrificio y soledad por la búsqueda exclusiva de un objetivo especifico: el saciar su sed de probarse a sí mismo que es capaz de superarse y dejar una huella.
Todo este proceso acarrea efectos secundarios que el deportista está dispuesto a tomar por el simple hecho de tocar la gloria. Phelps nadaba, antes de su retiro, en promedio unos 16 kilómetros por día. Necesitaba de una dieta de más de ocho mil calorías diarias, algo así como el triple de lo normal para que su cuerpo-máquina funcionara a las mil maravillas.
Se llevaba al limite cuando se introducía en una cámara especial que simula altitudes de más de 6.000 metros de altura, con la misión de ampliar sus pulmones y adquirir mayor capacidad de resistencia. Para que me entiendan, algo parecido a lo que hacía Gokú en Dragon Ball Z, cuando este se metía en una cámara de gravedad que lo estimulaba para que alcanzara su tope y se convirtiera en súper sayayín… ¡Tremendo!
Es, además, absolutamente detallista. No le deja el más mínimo margen al azar y previsualiza todos los posibles casos durante una competencia. Una pequeña muestra de esto es la técnica zen con la que se entrenó durante muchos años.
Básicamente consiste en nadar a oscuras, sin ningún tipo de visión. Pinta sus gafas de negro para sentir realmente el ritmo de lo que sería la carrera perfecta. Dominar el ejercicio brazada a brazada enfocándose en el resto de los sentidos. Un verdadero fuera de serie. 
«Gracias a mi entrenamiento zen, el imprevisto que sufrí en los 200 metros mariposa de Pekín (se le llenaron las gafas de agua), pasó a un segundo plano. Estaba preparado para ese tipo de situaciones», dijo el tiburón de Baltimore, después de ganar ese oro y fijar un récord mundial.
Con esto, queda más que claro que previsualizar y reducir el margen de error, equivale al éxito. Aplicable a cualquier ámbito de la vida.
Este tipo nunca se daba por vencido. No se lo permitía. Por ejemplo, cuando Ian Crocker lo derrotó en los 100 metros mariposa, en el 2003, Phelps colgó un póster suyo en su habitación a modo de recordatorio; y cuando Ian Thorpe puso en duda su capacidad para ganar ocho medallas de oro en Pekín, recortó el artículo y lo pegó en su casillero. Después, pasó lo que pasó.
Todos estos triunfos van de la mano, indudablemente, de su grupo de trabajo pero principalmente de su fortaleza mental. El aspecto psicológico es clave para no decaer en los momentos desbordados en tensión. Mucho más en un deporte olímpico, donde una milésima se convierte en el universo que diferencia a unos hombres de otros.
¿Qué sentirá ese atleta que perdió por tres milésimas? Todo su trabajo quedó a ¡tres milésimas! de ser coronado. El deporte sufre la crueldad del exitismo; las cámaras corren siempre hacia el primero 
Phelps domina ese tema como las piscinas. Lleva con Bob Bowman (entrenador) conviviendo en la práctica poco más de 16 años. El lo moldeó de una manera integral, abarcativa. Asunto no menor para el resto de deportes donde creen y aspiran conseguir resultados en 6 meses. Los resultados son productos de procesos.
Cómo no todos los tesoros son de oro y plata, este gigante de la natación ha decidido ponerle fin a sus patadas de delfín. Dejó un legado casi insuperable con 22 preseas olímpicas, de las cuales 18 son doradas. Épico.
¿Cómo saber cuando retirarse y no intentarlo una vez más? ¿Cómo estimular a un tipo que lo ganó todo a que siga compitiendo? 
Debatámoslo en Twitter. Por el momento, ya comprobé que Aquaman no existe…
Twitter: @Nicopareja
(Visited 250 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Nicolás Pareja Escalante, es un periodista formado en tierras argentinas. Rozó el profesionalismo en el fútbol colombiano para luego saltar de los campos y las líneas de cal, al mundo de las letras. Fascinado por los viajes, la gastronomía, nuevas culturas y, cómo no, el deporte, demuestra su sello personal: Intenso pero muy pausado, pensante y equilibrado. Marca registrada a pura personalidad.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Henrik Jeppesen: Viaje alrededor del mundo

    Henrik es un personaje. Danés, no muy alto, flaco casi desgarbado, con un corte de pelo bastante polémico y(...)

  • Bogotá

    Oferta laboral

    "Importante multinacional del sector está en la búsqueda de un profesional en Administración, Ingeniería o afines, para que analice(...)

  • Deportes

    Víctor Zapata: su historia en el Tottenham

    Normal 0 false false false ES-TRAD JA X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Table Normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99;(...)

  • Deportes

    Quintero: El vigilante de la Sub20

    De a poco vamos saliendo del entorno mezquino y descarado que envuelve al fútbol colombiano. Ambiente lleno de arpías(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Desde el inicio de la campaña electoral en Estados Unidos, Donald(...)

2

Creo en Dios todos los días, en el poder inagotable de(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar