Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Entre-Vidas

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Tengo un trabajo en la tarde, estudio inglés en la mañana, leo a diario, aprendí a tejer bufandas y mochilas para tener un ingreso adicional y por aprender algún tipo de manualidad, distribuyo mi tiempo libre entre visitar a mi familia y salir con amigos y, como casi no tengo tiempo libre, esto último queda como un deseo. Esa es mi vida, pasa rápida y ocupada, de un momento a otro noté que con apenas 23 años no he hecho algunas cosas que quería y que a este ritmo y si dejo pasar más tiempo, tal vez se conviertan en frustraciones en un futuro. Para algunos puede ser admirable mi estilo de vida y en ocasiones me lo han manifestado, por organizar tan bien mi tiempo, pero yo misma no destaco lo que hago porque siento que quiero más, que no es suficiente, lo que genera bajos estados de ánimo cuando no consigo alguno de mis objetivos. Por eso hoy dedico esta entrada a un libro que estoy iniciando pero con cuyo personaje principal ya me estoy identificando, el psiquiatra de ‘La melancolía de los Feos’ escrito por Mario Mendoza.

(Apartes de la entrevista con Mendoza)

Mario Mendoza: Byung Chul Han es un filósofo alemán de origen coreano quien ha dicho que primero nos vendieron la sociedad del rendimiento. Esto hace alusión a la sociedad de los gimnasios, de la gente linda, de la gente bella, los que trabajan por encima de las horas establecidas, los que tienen dos y tres oficios, dos y tres carreras al tiempo, los que tenemos que hacer diez mil cosas para poder triunfar, para ser exitosos. Y dice él, pasamos de la sociedad del rendimiento misteriosamente a la sociedad de la fatiga, a la sociedad del cansancio, hemos entrado en una era diferente, es una era de personas que no se pueden levantar de la cama, de gente que no puede salir un fin de semana, que si puede aprovechar un domingo para quedarse viendo televisión sin bañarse, eso es bienvenido.
Estamos acabados, agotados, al borde, en el límite y ya no rendimos como creíamos que podíamos rendir, estamos entrando en una era zombie, donde la depresión se nos está volviendo la constante y yo tarde o temprano quería retratar esa sociedad y quería retratar ese paso, esa lenta caída en los infiernos, como se va uno desplazando sin darse cuenta y cuando menos piensa, ya está metido en un agujero de gran envergadura.

Daniela Castillo: Ser escritor es un mundo lleno de sacrificios, entonces ¿cómo ve a Mario Mendoza dentro de esa sociedad?

M.M: Yo creo que todos estamos de alguna manera resistiéndonos a que nos devore ese agujero pero ahí está. Todos hemos tenido que pasar por un duelo, una muerte, por algo que nos hace mucho daño; una separación amorosa, la muerte de un hijo, un secuestro, la pérdida económica, la expulsión de un trabajo, cualquier cosa que de un momento a otro nos puede conducir a esos extramuros. A mí como escritor me interesan las personas que van quedando fuera, al margen, en el borde de una determinada sociedad, yo creo que las personas que están caminando en esos límites iluminan la condición humana.
A mí, como narrador, como artista lo que me corresponde es ir tomando testimonio de esas historias, pero por supuesto que es un trabajo muy solitario. La novela es un género que te va aislando, que ya cuando el libro sale tu respiras pero llevas dos o tres años en una concentración extrema. Es un género muy difícil.

Hay que leer

M.M: El presidente Santos dijo en su discurso de Naciones Unidas ‘Colombia, la más educada 2025’. Se refería a que ‘The Economist’ nos dio 10 años para salir del subdesarrollo, y no saldremos comprando tanques, armas o dedicándonos a la juerga o bebiendo o de rumba los fines de semana. No. Saldremos del subdesarrollo, escribiendo la página de la inteligencia y la creatividad, eso es lo que a los colombianos nos hace falta, por eso me parece que leer es imprescindible, es la forma de incrementar el patrimonio inmaterial de un pueblo y si en alguna medida vamos a ser influyentes a nivel internacional, es por nuestra inteligencia.

Proyecto Frankenstein

M.M: A comienzos del año 2011, Mohamed Boasisi se quema vivo, era un vendedor de frutas y verduras, y de repente esa quema conduce al mundo entero a la revolución de los jazmines, a la primavera árabe, eso cambió geopolíticamente todo el planeta y yo no sabía cómo sumarme a esa protesta mundial, estaba desesperado, yo había renunciado a twitter y a facebook, me los habían hackeado y me dio mucho miedo, y estaba un poco alejado de las redes pero sentí la imperiosa necesidad de pronunciarme. Entonces abrí un blog a comienzos del 2011 y empecé proyecto Frankenstein que ha sido para mí extraordinaria, me pronuncio cada semana, subo una columna todos los lunes y me parece importante que los lectores me puedan leer sin pagar, que los lectores me puedan leer gratis todas las semanas. A veces se arman debates en los colegios, en las universidades y me escriben: su columna de esta semana nos generó un debate y participamos. Para mí, interactuar con los lectores es muy importante, yo creo que los lectores son mi fuerza, yo no sería nadie sin ellos, por eso les rindo un tributo cada vez que puedo, los respeto profundamente.
Mis lectores son raros, son extraños, no se parecen a los demás, porque yo creo que es gente que está cansada, fatigada de tanta mentira, fatigada de un establecimiento tan corrupto, tan mentiroso, tan mañoso y tan tramposo y llegan a mis libros de alguna manera en pie de lucha. Eso para mí es admirable.

D.C: El mundo nos está absorbiendo entre sus cambios y ritmos vertiginosos que no nos permiten pensar en lo que está sucediendo. Y no hay mejor forma de resistir que las letras, la lectura nos conduce a otras sociedades que pueden estar mejor o peor que la nuestra, pero que son diferentes y eso es lo que hace que esas páginas sean la herramienta más poderosa.

(Visited 2.370 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Daniela Castillo Manosalva es una mujer de 24 años, soñadora y apasionada por la radio, la televisión, el teatro y las letras. Comunicadora Social con énfasis en educación de la Universidad Santo Tomás de Bogotá, Colombia. Ha trabajado en Banca del Parque Radio, la Organización Nacional Indígena de Colombia, Escenario Radio, ha escrito para revistas como Hoja Blanca y se dedicó a las tablas por cuatro años en diferentes compañías teatrales. Fue periodista y presentadora de la sección de cultura y entretenimiento de CityNoticias. Actualmente, es productora de Invitados del Programa Bravissimo de CityTv.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Vida

    Te queda poco

    Salí corriendo por el césped, los tacones se hundían en la tierra húmeda. Me sentí mareada, mis ojos se llenaron(...)

  • Vida

    Realidad Alterna

    Él la amaba. Ella lo amaba. Se amaban tanto que un día ese amor explotó y una onda llena de(...)

  • Colombia

    Qué miedo ser mujer

    Hace un par de años, mi mamá me preguntó cuál era mi mayor temor. Si me hubiera preguntado antes, tal(...)

  • Opinión

    Llegué a volar

    Hoy escribo en nombre de las personas a las que duele recordar. En nombre de aquellas que se alejaron, que(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

2

Oscilar entre todo o nada. Entre hacer las cosas impecablemente, o zafarse(...)

3

El departamento del Guaviare, es tal vez uno de los departamentos de(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar