Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La convivencia en el proyecto social La Hoja, ubicado en el costado occidental de la carrera 30 con calle 19 de Bogotá, es un infierno: hurtos, riñas, robos, en las zonas comunes de las torres que componen el conjunto, que queda a la vista de cualquier transeúnte que pase por la carrera 30.

Se consume alcohol, droga, hay venta y tráfico de estupefacientes, en el interior y en el exterior de los edificios. Sus habitantes forman parte de un plan piloto de vivienda de interés prioritario (VIP).

Los problemas internos de seguridad que vive esta comunidad son de los más peligrosos: intolerancia, desasosiego y la amenaza constante de puerta a puerta, de balcón a balcón: se convierte en una convivencia imposible.

Los vecinos del conjunto La Hoja no quieren hablar, no quieren aparecer: logramos hablar con algunos de ellos que denuncian, temerosos, agresiones físicas y verbales entre los mismos residentes. Ruidos, gritos, escándalos, fiestas, música a alto volumen, peleas familiares y hasta disputas sexuales.

No hay cámaras de seguridad, no hay sistemas de comunicación ni vigilancia que lo pueda evitar.

La entrada es común y es amarrada con cadenas a expensas de quien las quiera abrir.

Son 457 familias que viven en apartamentos en doce torres, donde conviven al menos 2.500 personas. No tienen jardín infantil y los niños viven a expensas del borracho, del drogadicto y de la inseguridad.

No se han entregado las mínimas dotaciones que se les prometieron. Además falta una malla de protección que estaba incluida en la maqueta inicial del proyecto.

La Hoja es uno de los conjuntos más recientes que tiene Bogotá. Este proyecto de apartamentos busca darle sentido social y real de inclusión a través de la vivienda para las víctimas de la violencia.

Los niños y jóvenes, entre 10 y 15 años de edad, según denuncias de los habitantes, permanecen hasta la medianoche en los pasillos y entradas, sin ningún control. Las torres están conectadas por pasillos, donde no hay iluminación, y los robos son constantes dentro de las torres.

Cada torre tenía instalados juegos y sillas que de la noche a la mañana desaparecieron. Otras las destruyeron. En la historia de este conjunto una niña se suicidó, al parecer, según versiones de algunos vecinos. Hasta hoy no se conocen las verdaderas causas del fallecimiento.

Este experimento se realizó como un laboratorio de convivencia en la Bogotá Humana: unir reinsertados guerrilleros, paramiliares, desplazados y personas con antecedentes de narcotráfico. Un laboratorio de convivencia que se convirtió en un infierno.

Twitter: @JoseLRamirezM

(Visited 783 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de la Universidad de la Sabana de Bogotá en Ciencias de la Comunicación Social y periodismo, con diplomado en Periodismo Público de la Unión Europea y la ESAP y posgrado en Ciencias Políticas para Latinoamérica y Criminalística de la Universidad de Salamanca (España). Maestría en Periodismo y Comunicación Digital de la Universidad Autónoma de Barcelona (España) y Especialización en Docencia Universitaria de la UCC. Durante 20 años he ejercido el periodismo en radio y televisión. Durante este tiempo, simultáneamente, he estado vinculado a la cátedra universitaria y a la dirección de trabajos de investigación en las áreas de periodismo público y comunicación social.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: Sebastián Zapata Callejas Ad portas de acabarse el primer año(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Por: Lucía Ramírez Bolívar* La experiencia de las personas con enfermedades(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar