Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Escritos con el alma

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Las sábanas se retorcían una y otra vez, el colchón que estaba recién reparado daba pequeños tumbos al ritmo de las personas que sobre él vibraban de placer. Era una habitación amplia, iluminada por los rayos del sol que alcanzaban a perforar la tela gruesa de una cortina.(...)

Continuar leyendo

La arena estaba tan caliente que los dos pares de zapatos que iban andando estaban a punto de derretirse. Habían caminado cerca de dos horas y la poca reserva de agua que tenían comenzaba a acabarse. Eran dos pares de zapatos citadinos que estaban participando en una maratón(...)

Continuar leyendo

Era un hombrecillo. Aunque se parecía a los de la tierra, que caminan en dos pies, éste vivía en el mar. Su vida era perfecta. Tenía la oportunidad de recorrer todos los continentes sin necesidad de un pasaporte; sin la firma de un ejecutivo. No necesitaba trabajar , en el(...)

Continuar leyendo

Las noches tienen Un olor peculiar Nada huele como ellas Absolutamente nada No he logrado identificar O reconocer Me parece que es jazmín Entiendo, no lo es. A veces huele a rosas o a un Bálsamo de esos que cuesta encontrar Además se empeña en hacerme recordar Nada más que(...)

Continuar leyendo

Es cierto que cualquier persona que cometa un crimen atroz como es el caso de Rafael Uribe Noguera hacia Yuliana nos despierta nuestros deseos más inhumanos. Deseos de venganza o incluso muerte. Ayer mientras trabajaba veía como la gente estaba amotinada frente al hospital(...)

Continuar leyendo

Caminaba un anciano por la carrera septima como quien va hacía el parque nacional. A muy temprana edad le habían descubierto una enfermedad, de esas en las que Dios escoge a una persona en un millón pa’ que le de. Mientras caminaba recordaba las tres protocolarias(...)

Continuar leyendo

Douglas aún no había iniciado su vida. Era un feto, por decirlo de alguna manera, cuando en su cabeza comenzó a dar tumbos una vocecilla que le diría ya es hora de partir, que ya es hora de morir.  Eran las dos de la tarde de un día caluroso, las calles de la ciudad(...)

Continuar leyendo

Mi capitán se desempeñó como comerciante así acumuló una inmensa fortuna. Se dedicaba a atravesar el mar junto a ella. Vieron juntos las agresivas playas de una ciudad abandonada por sus indias y sus habitantes. Una ciudad acartonada en el olvido. Mi capitán no había hecho(...)

Continuar leyendo

La abracé tímidamente. Recuerdo que tomé su mano. Recuerdo que tomé su mano tímidamente. Recuerdo todo, sus labios y su piel. Recuerdo sus ojos aunque estábamos a oscuras. Pero no me conformo con que sea un secreto de una noche. Ni  con que sea el recuerdo de un viajero.(...)

Continuar leyendo

Ellos son Lupe y David. Ambos tienen un corazón del tamaño de Plutón, un corazón aporreado por la vida pero indestructible como los sentimientos. Los conocí hace unos tres años por un amigo. A mis perros les gustaba jugar con Lupe, pero nunca me había preocupado por(...)

Continuar leyendo