Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Idiotas, lo que se dice idiotas, siempre ha habido. Más o menos numerosos, más o menos reeducables, pero en las sociedades de todas las épocas de la historia ha estado presente el idiota, como elemento distintivo. El quiz de la cuestión es que antes no eran tan visibles o audibles como ahora, pero no son un invento ni del siglo XXI ni de internet. La imbecilidad o la idiotez es muy nuestra, muy del ser humano, no necesitamos agentes externos que nos enseñen cómo serlo.

Esto lo digo porque hace relativamente poco el gran filólogo Umberto Eco, que cuenta con toda mi admiración y respeto, afirmaba al periódico italiano La Stampa que “las redes sociales dan el derecho de hablar a legiones de idiotas”. Esto es coherente con la posición que este extraordinario pensador mantiene desde hace años. Pero para empezar, la gente tiene derecho a hablar. Tampoco dice que esas mismas redes han dado voz a legiones de mentes brillantes, como la suya, que antes estaban encerradas en el anonimato y que, gracias a Internet, hoy conocemos. Y no olvidemos, aunque es obvio pero no todos parecen verlo, que la red es una herramienta, que manejamos las personas, así que los que damos voz o no, seguimiento o no, a los idiotas, somos la propia sociedad. Un poco idiota también, pero consecuente.

http://www.clasesdeperiodismo.com/2015/06/16/umberto-eco-dice-que-somos-una-legion-de-idiotas-en-redes-sociales-pero-se-equivoca/

clasesdeperiodismo.com

Las redes sociales son los espacios donde hoy en día se exponen y discuten ideas (idiotas o no) que enriquecen a una ciudadanía ávida de información, que muchas veces es desinformación. Pero ese debe ser nuestro cometido como sociedad comprometida, no comer todo lo que nos pongan. Eso no es culpa de internet, eso es no tener criterio.

Otra cosa es que en las redes sociales esas ideas sean expuestas de forma grosera, insultante o con faltas de ortografía (a mí esto me escandaliza más). Pero eso tampoco es culpa de la red. Es falta de educación.

El mundo este que llamamos 2.0 no sustituye de ninguna forma nuestra “vida real”, es un espejo de la misma. Así que no es que se esté cocinando una horda de idiotas en nuestros router de casa. Idiotas ha habido siempre, lo que no había era Internet para evidenciarlos.

Otra de las cosas que me preocupa es cuando dice que “el drama de la Internet es que ha promovido el tonto del pueblo al portador de la verdad”. Aquí también habría que analizar quién decide quién es el tonto del pueblo y quién el portador de la verdad, porque hoy en día hay una línea frágil entre ambos, y muchas veces el supuesto portador de la verdad es el más tonto. O el más malvado.

Internet es, seguramente, el sistema más parecido a la democracia que conocemos y conoceremos en nuestra vida. Con sus elementos positivos y negativos. Mientras que en el décadas anteriores solo unos pocos tenían la opción de “guiar” y asesorar a las sociedades, ahora el micrófono se le da a cientos de miles de personas. Otra vez el problema no está ahí, en el acceso a ese micrófono, sino en su uso.

El primer troll que yo recuerdo es Orson Welles, uno de mis amores confesos, cuando hizo La Guerra de los Mundos. Aún sabiendo que estaba creando pánico en la sociedad norteamericana del momento (aunque él siempre dijo que no se había enterado de nada, cosa que no se creía ni él) siguió narrando la llegada de los extraterrestres a cada uno de los puntos más recónditos de EEUU. Estaba manipulando a la sociedad, porque sabía que tenía un poder que los otros no tenían: la radio y la imaginación. Así que internet, como vemos, tampoco ha inventado nuevo. Tal vez, lo ha desarrollado y mejorado.

En otra entrevista a un periódico español a raíz del lanzamiento de su último libro, Número Cero, que va sobre periodismo, Eco decía que “si sabes que estás leyendo un periódico como El País, La Repubblica, Il Corriere della Sera…, puedes pensar que existe un cierto control de la noticia y te fías. En cambio, si lees un periódico como aquellos ingleses de la tarde, sensacionalistas, no te fías. Con Internet ocurre al contrario: te fías de todo porque no sabes diferenciar la fuente acreditada de la disparatada”. Pues si Eco se fía de los medios hoy en día, de las grandes corporaciones informativas, tiene un gran problema. No él solo, que a sus 83 años puede decir todo lo que se le venga en gana. Lo tienen los muchachos de 20 años que leen periódicos como si fueran Biblias, sin analizar, investigar y hacer un seguimiento de lo que consume y de cómo lo consumen. Otra vez no es culpa de internet. Es nuestra.

Eco también dice que el papel no se va a desaparecer. Pero esa sí es una discusión que me da mucha mamera.

(Visited 371 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy periodista y profesora en varias universidades, para tormento de mis alumnos. Magister en Relaciones Internacionales y Diplomacia, Especialista en Comunicación y Conflictos armados, y otras vainas que, la verdad, no me han servido mucho en la vida. Soy inmigrante, que no extranjera. Hablo mucho para que me lleven la contraria.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    Lo que es y no es periodismo

    Cuando una persona es corrupta o viola sistemáticamente la ética de su profesión es una falacia pensar que todo(...)

  • Opinión

    La ley mordaza de la que nadie habla

    Cuando nacieron la Ley de responsabilidad social en radio y televisión en Venezuela o la Ley orgánica de Comunicación(...)

  • Mundo

    Idiotas

    Idiotas, lo que se dice idiotas, siempre ha habido. Más o menos numerosos, más o menos reeducables, pero en(...)

  • Colombia

    Feliz día para el que lo merezca

    Todos los 9 de febrero hacemos lo mismo. Nos lamemos heridas, nos reafirmamos en que somos la berraquera y(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

El próximo lunes 26 de agosto me voy de Colombia, pues(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Ángela, en general estoy de acuerdo con lo que dice, pero siguiendo su propuesta de desambigüación (o ambigüación, mas bien), de algunas expresiones, me pregunto qué entiende usted por “anonimato”. Mi inquietud surge a partir de su comentario sobre Eco en el que afirma que, gracias a Internet, hoy conocemos “mentes brillantes, como la suya, que antes estaban encerradas en el anonimato”.
    Yo entiendo “anónimo” y “anonimato”, como “sin nombre” o “desconocido” y, francamente, estas no son palabras que se puedan asociar a Umberto Eco. Y no lo digo solamente por la popularidad de su novela “El nombre de la rosa”, ni porque su versión cinematográfica haya sido protagonizada por Sean Connery, ni por su reconocida actividad política y académica, sino por las legiones de profesionales que han cursado una carrera universitaria desde la década de los ochenta (incluso hasta ahora) y que han debido realizar una tesis. Usted sabrá que, durante las últimas décadas, su obra “Cómo se hace una tesis” fue un texto de consulta obligada para todos los que debimos pasar por ese suplicio.
    Así que supongo que usted debe referirse a los idiotas para quienes es más fácil creer que el mundo literario, académico y político inició a partir de la Internet y que, quien no aparezca allí no existe ni ha existido antes.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar