Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.”

 

Fragmento El Amor en los Tiempos del Cólera

 

Una novela considerada imprescindible dentro de las creaciones de Gabriel García Márquez sufre paradójicamente del mismo mal que su protagonista con su versión cinematográfica. Ni la crítica especializada ni el público le correspondieron benévolamente, pese a la grande inversión y las luminarias que rodearon su realización.

 

Ya sé, ya sé… la novela tiene un final cuasi rosa, y no me atrevo a comentarlo, pero el mal rato que pasa su película tan mega anunciada me lleva a cuestionar en esta ocasión por los amores no correspondidos, o para reducir el efecto melodramático, amores a destiempo.

 

Alguna vez hemos sido víctimas de procesos de enamoramiento donde se nos aparecen personas casi esculpidas a nuestra medida: la perfección en pasta, esa media costilla, los cinco centavitos para el peso…y ¡zuas! Están casadas, tienen otras prioridades de vida, solo desean única y exclusivamente satisfacción sexual, buscan un pañito de lágrimas o un nuevo y breve aire en medio de sus vidas asfixiantes.

 

En esta primera parte me parece importante caracterizar qué tipos de personas prefiguran esos intereses no correspondidos. Lo que sigue es la simplificación de la más pura y vulgar experiencia, por ello pongo el tema a rodar puesto que las crisis producidas por esta clase de experiencias granizan a raudales últimamente. He aquí algunos tópicos bizarros:

 

-Sobre el ‘encantamiento inicial’: ¿acogemos el modelo de buen samaritano y cedemos a las pretensiones de una persona que atraviesa alguna de las circunstancias mencionadas? Pues No. Pero la vida real es una jugarreta constante. Debe haber una prueba científica para comprobar que el ser absolutamente entregado NO es garantía de la automática conversión de los sentimientos de esa persona hacia uno.

 

-Sobre el sujeto: De eso hay montones de especies. No obstante, uno puede agrupar inicialmente tres tipos de personajes:

 

a)   Como mártir: Aquél/Aquella que lo considera a uno más bueno que un pan de cien y se pone en la actitud de “Yo no merezco algo tan bueno”, pero aún así da contentillo y alarga la cosa porque le da lástima portarse como un h.p. y causar sufrimiento

 

b)   Como aprovechado: Aquél/Aquella que no se complica y le saca ventaja a la situación. En pocas palabras, el/la que se lo marranea a uno para distintos fines: sexual, económico, pseudoafectivo, etc.

 

c)   Como fantasma: aunque parece más una característica del anterior modo, es un tipo aparte por la más sencilla de las razones: cuando obtiene lo que quiere, desaparece sin más.

 

Espere más en el siguiente post. Pero para picar la discusión a los que me leen…¿Han caído en esta clase de enamoramientos? ¿Cómo están seguros de que es amor y no de un capricho u obsesión?

 

juanchopara@gmail.com

(Visited 50 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Social Media Manager. Cronista de TV, Cine, Cultura y Espectáculos. Calvo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista(...)

3

Hace unos días tuve el gusto de conversar con Rosa Tous,(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. …hoy me pregunto porque no lo llamé por lo menos para que tuviera los «huevos» de decírmelo directamente y no a través de esta tecnología que ahora todo lo vuelve impersonal. Sin embargo, esa experiencia fugaz e intensa, me marcó y hasta la fecha, más de una año después, todavía sigo pensando que es la persona más idónea para mí y que tiene todo lo que busco…Amanecerá y veremos si me encuentro con otro así de «perfecto» en estas épocas de Amor en los tiempos de………
    ——–

  2. Sí, a mi también me pasó. Una noche pensé que había encontrado al príncipe azul, pero nadie me dijo nunca que los prínipes azules se desteñían en un mes…Creo que mi problema fue idealizar a esta persona, no le veía defecto alguno, de hecho comenté con un amigo que no podía ser cierta tanta belleza. Y así fue, cuando pensaba que íbamos bien, aunque había una gran diferencia de edad, 12 años él mayor que yo, un día, sin ni siquiera dar la cara, me mandó un mensaje al celular diciéndo que me olvidara de todo y de él para siempre…

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar