Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

«No olvidemos que las telenovelas son, por definición, productos
didácticos, sensibilizan al televidente. ¿Azteca Novelas nos quiere
sensibilizar hacia el crimen? ¿Quiere que nos acostumbremos a la sangre?» (Álvaro Cueva, crítico de TV mexicana, sobre el estreno de la telenovela Vidas Robadas, una historia protagonizada por Christian Bach donde encarna a una mujer inescrupulosa y de bastante sangre fría)

«No vamos a repetir lo que hemos dicho mil veces sobre lo que para
nosotras es importante en la telenovela que es principalmente la
historia de amor. No discutiremos que El Capo es una producción bárbara
con actores de primera pero no es una historia de amor para nada. Como
por algún lado tenemos que acotar de que hablamos en la página porque
no podemos hablar de todo lo que se emite por eso hemos decidido
acotarlo en lo que vosotros llamáis la clásica historia de la tonta
pobre y el millonario, en cambio para nosotras son buenas historias de
amor y emociones. Pues vale.(…) El primer ingrediente que nos engancha y nos apasiona es que haya amor,
amor por un tubo y lo reivindicamos porque es el único género creo
nacido para eso para contar una historia de amor. Para historias
policiacas, sociales o de intriga pues tenemos otro tipo de series o
novelas seriadas o llamale X.» (Diana C. del blog Todo Telenovelas de España, muy visitado a nivel latinoamericano».

Estas miradas sobre el género en el siglo XXI nos abren las puertas sobre cómo leen los latinoamericanos las historias de hoy. Y la primera pregunta que me surge es ¿La telenovela puede permitirse ser un género híbrido? ¿Qué es lo esencial en ella, aún si introduce elementos ‘prestados’ de otras narraciones audiovisuales? ¿Una telenovela se actualiza mientras presente esta clase de elementos?

Para ir respondiendo estas cuestiones, simplemente me atrevo a confirmar lo que dice la bloguera española: una telenovela, tal como ha sido concebida, es un drama amoroso. Pretender hacer una historia que se desmarque de esta premisa es jugar a hacer limonada sin limón. Que se etiquete ‘de suspenso’, ‘de vanguardia’, ‘de humor’ es un aditamento para darle sustancia, pero el sabor único que le hemos conocido es ese. Eso explica el que los ‘culebrones’ aún con su niña pobre y galán rico de nombre compuesto subsistan en la actualidad: el amor es una esperanza y no pasa de moda jamás.

Desde luego los tiempos que corren no dan lugar a ciertos anacronismos tanto de tecnología como de pensamiento y costumbres. Las telenovelas se lo han tomado a pecho y así como se juraban amar hasta la muerte a través de cartas ahora un mensaje de texto lo dice todo T – @wo.

Bueno ¿y el que una telenovela hable de mafia, violencia intrafamiliar, feminismo, erecciones? Según como se tome siempre se filtran asideros a la realidad. Las villanas que hablan solas y pierden la cabeza quebrando todas las leyes humanas o desafiando la lógica a estas alturas se ven muy coherentes frente a la gran cantidad de actos humanos que vemos a diario en los noticieros. ¿Necesitamos que nuestra ficción parezca más una emisión de noticias del medio día? ¡Claro que no! Y por ello también comparto la idea de si un productor quiere hacer explícitamente suspenso, denuncia o humor a granel pues la televisión provee una cantidad de exquisitos formatos bastante probados para tal fin, y no presentar como telenovela un adefesio en donde se combinen sin sentido humor con crímen perdidos en una coral de personajes que pudieron desaparecer en el libreto.

Muchos de ustedes o de nosotros esperamos cada vez más desafíos televisivos y afortunadamente hemos sido recompensados con rarezas tipo Twin Peaks hasta delirantes enigmas como X Files, nos divertimos con Cartas de Amor y sufrimos con La Mujer del Presidente, pero con las telenovelas no podemos exigir más que cierto sentido común y dejarse envolver por esa magia que nos impulsa a seguirlas cada día.

Ahí viene mi última reflexión: no confundamos los géneros por su emisión. El que una producción se emita de lunes a viernes no la convierte automáticamente en telenovela. Por ello aunque nos digan que ‘Las Muñecas’ ‘Rosario’ o ‘El Capo’ sean series, su emisión diaria se ha prestado a entenderlas como telenovelas, falacia que por demás ha contribuido bastante a su estigmatización. Las mal llamadas narconovelas no son más novelas de lo que el Papa tiene de progresista. Aunque las series colombianas hayan dejado de emitirse semanalmente uno ya aprende a reconocerlas en sus temas, tratamientos, realización, por lo que desde ya me corrijo y hablaré de futuras producciones como El Cartel II tal cual son: series. Fin de la discusión.

Entonces ¿las telenovelas sí educan? ¿Son productos que deben llevar un mensaje? Pues las telenovelas han enseñado a hablar español en países distantes del nuestro, pero vaya si sabré que en países de Europa se ríen horrores de situaciones como la ‘pureza’ de la bella muchacha, o en Medio Oriente se escandalizan por el desparpajo de un escote o en la China se pregunten por la presencia de sacerdotes entrometidos.  Hay valores que trascienden las barreras culturales y eso hace universales las telenovelas, por lo que recorren el planeta de extremo a extremo así sean para transmitirse en el más maldito de los horarios, y no para que la gente aprenda algo de ellas, sino se divierta sin mayores pretensiones. No hay que gastarse mil millones de pesos anuales por una telenovela que pretenda enseñar a alguien a superar su gordura, mejorar su autoestima o rezarle a Dios.

Para los que me leen ¿la telenovela sobrevivirá mientras más realista sea? ¿O debe mantenerse en ese espíritu surrealista que la ha caracterizado?

juanchopara@gmail.com

PD Un eterno hasta luego a la SEÑORA Teresa Gutiérrez

(Visited 179 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Social Media Manager. Cronista de TV, Cine, Cultura y Espectáculos. Calvo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Mi top de series y películas internacionales 2010-2019

    ¡Feliz año! Debía esta publicación como parte del balance de la época, tras revisar listados hechos desde el año(...)

  • Entretenimiento

    Mi top de series y películas del 2019 - Distractor

    Antes de finalizar el año con lo mejor de la década 2010-2019, cuyas votaciones ya van cerrando, deseo indicar mi listado de las series y películas que más me llamaron la atención en lo corrido de este año. Cada vez más resulta difícil seguir el camino a todas, por el volumen de producción que no deja de crecer desaforadamente. Aclaro que mi top en cuanto a series refiere principalmente producciones nuevas. En Cine 10. Joker (Todd Phillips. EE.UU.) Una película cosida al cuerpo del intérprete. Joaquín Phoenix está a las puertas del Óscar por envolverse en la demencia de un villano antológico que no tiene pierde. 9. Las Niñas Bien (Alejandra Márquez, México) De lo poco que vi de cine mexicano me llamó la atención este retrato sobre el estatus, la apariencia y la crisis cuando todo lo demás falla. Ilse Salas, fascinante. 8. The House That Jack Built (Lars Von Trier, varios países) ¿Hay algo más que deba decir? Controvertido como siempre, esta película es de las que incomoda automáticamente. Tenía que verla y es en verdad alucinante, sin contemplaciones. 7. Midsommar (Ari Aster EE.UU-Suecia) Tras Hereditary, Aster no se mide en su segunda película, así que asistimos a una curiosa formulación del llamado folk-horror con bastante maldad de por medio. Confirma también el año de una de las estrellas en ascenso, Florence Pugh. 6. El Irlandés (Martin Scorsese-EE.UU) Si este fuera un año de despedidas, la de Scorsese está firmada con estilo. Tres actores casi incuestionables colman la pantalla en un relato que se salva del lugar común por su guión perfectamente hilvanado. Una película así difícil de repetir. 5. Mid90s (Jonah Hill, EE.UU) Tengo una fascinación por la década de los noventa y vaya que sí exuda nostalgia este relato sencillo pero efectivo de cuatro chicos patinadores. Era lo que necesitaba en una cartelera engolosinada con otro tipo de reivindicaciones de dicha época. 4. The Kindergarten Teacher (Sara Colangelo, EE.UU.) Más que una vuelta de tuerca a un probable trauma de la infancia, es un relato sutil que no es fácil de digerir. Aunque es del 2018 la vi en enero pasado y la recuerdo por su afilada tensión dramática. 3. A Rainy Day in New York (Woody Allen, EEUU) Sin ser una novedad en su ya larga lista de éxitos, Allen saca todo el jugo posible de una comedia romántica enredosa, de su natal New York y de la nostalgia que solo produce el ocaso de una larga carrera. 2. Litigante (Franco Lolli. Colombia) Como lo mencioné en su momento, es de las películas colombianas que me ha sorprendido gratamente por volver a esos relatos intimistas contados con cercanía, apoyados por actuaciones contundentes y un sinsabor que traspasa la pantalla. Una película realmente conmovedora. 1. Once Upon a Time In Hollywood (Quentin Tarantino EE.UU.) Quien ha seguido la carrera de Tarantino sabe que lo entrega todo en sus historias: diálogos voraces, ironía desbordante, referencias culturales a granel o violencia con y sin justificación, entre otros rasgos de su estilo. No obstante, esta película añade un valor testimonial en dos sentidos: tributo a varias de sus raíces artísticas como a una época que no tuvo piedad con lo establecido. Aunque no se vislumbre como una segura ganadora entra directamente en la categoría de clásico. Menciones especiales: El Cuento de la Comadreja (Juan José Campanella, Argentina) por cáustica y morbosa. Monos (Alejandro Landes, Colombia) por su factura de producción, aunque la historia me quedó a deber, y Dolor y Gloria (Pedro Almodóvar, España) cuyo relato no me enganchó, aunque Antonio Banderas y Penélope Cruz encarnan a la perfección los delirios del manchego. En Series 10. The Boys (Amazon Prime) Así me parecen más entretenidas las historias de los “superhéroes”. Mala leche y diversión a raudales. 9. You (Netflix) Adoro las historias de villanos que admiten sus fechorías en cámara. Fuera de ello, no es para nada aleccionador su tono en época del ego hiperexpuesto en las redes sociales. 8. Santos Dumont (HBO) Un buen ejemplo de lo que se debe hacer con la adaptación a la pantalla chica de la vida de un personaje real. 7. Fosse/Verdon (FX) Contar la historia del coreógrafo Bob Fosse y una de sus inspiraciones, Gwen Verdon requería moldear una puesta en escena tan vibrante como su relación. Afortunadamente se logró. 6. Sex Education (Netflix) La dosis perfecta entre drama adolescente con un sentido del humor desbordante. Altamente recomendable para ver de un tirón. 5. Euphoria (HBO) Funciona como contraparte de la anterior. Un relato más crudo y directo que habla de realidades que muchos prefieren ignorar como la salida más cómoda. 4. Years and Years (HBO) Una distopía que no parece muy alejada de la realidad. La capacidad de inquietar que desbordan sus episodios es de locura inmediata. 3. Love, Death and Robots (Netflix) Definitivamente hay que sacar mayor provecho de los formatos cortos, en diversas técnicas. Amplían las posibilidades de abordar historias con mucha personalidad y creatividad. 2. Unbelievable (Netflix) El drama del abuso sexual hacia la mujer resulta abrumador. Su primer capítulo es solo el inicio de una situación que no admite conclusiones apresuradas. 1. Chernobyl (HBO) Nada mejor contado, mejor actuado y mejor documentado que esta serie. Desde su magistral introducción asistimos al horror con los suficientes elementos que nos revelan un juego de poder en medio de una amenaza invisible. La carta tapada de HBO para mantener el interés tras el final de su serie estrella, Game of Thrones. El evento del año en series: El final de Game of Thrones. La producción colombiana del año: La misma que hace 20 años, si desde esa época hubiera llevado un blog. La repetición de Yo soy Betty, la fea paralizó al país como en su primera ocasión, arrasa en Netflix y es de materia obligada para entender la universalidad de su propuesta, a pesar de algunos planteamientos que hoy en día no pasan el tajo de la corrección política. ¿Cuáles fueron sus producciones favoritas del año? No olvide votar acá por las de la década. El 23 de diciembre revelaré la lista de lo mejor de la década en un Facebook Live por la cuenta de Facebook de Radiodistractor. 8:00 p.m. Reviva las series por las que voté en el 2018 acá  juanchopara@gmail.com @juanchoparada

  • Colombia

    Convalidaciones III: La decepción del año - Distractor

    Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista de propósitos que quise adelantar este año, y(...)

  • Colombia

    The Irishman y Monos, entre lo mejor del 2019 - Distractor

    La temporada de premios arrancó en firme y a mil revoluciones. Como anticipándose al 29 de febrero, varias de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Colombianosinfuturo

    Cuándo la telenovelas mexicanas han aportado un gramo de intelectualidad y de cultura a la sociedad colombiana. Son cada vez los mismos temas. La sirvienta que se enamora de su patron. Odios, rencores, venganzas, etc. la manida expresión: me las pagarás!!!, son los dialogos que estas porquerias nos traen a Colombia. Pero, nuestro pais no se queda atras, ahora, explotan el tema del narco, del capo, de la mafia, es decir, todo lo peorcito de la sociedad y que nuestros libretistas carentes de imaginación, quieren llenar los canales de nuestra TV. Eso no da lustre a un pais que quiere salir de la pobreza, de los problemas que lo afectann. Cuando uno tiene la posibilidad de estar fuera de Colombia, los extranjeros se le dirgen a uno y cuando lo identifican, lo señalan: Ah!!! de Colombia, Coca, Heroina y Narcos!!!!!!! Y lo hacen a un lado. Señores, mas creatividad y saquen a relucir una justa inteligencia, mostrando valores y cosas útiles. No mas porqueria al estilo mexicano.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar