Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La soberbia engendra estupidez. Esa es la conclusión del candente debate entre cableoperadores y los imprescindibles canales privados RCN y Caracol. Tras la controvertida intervención de la Superintendencia de Industria y Comercio que conminó a los primeros a suspender tanto al señal análoga y HD de los segundos si no contaban con su autorización, una alegría culposa se han impregnado en el ambiente. En plena época electoral y a las puertas de un Mundial de fútbol, sin contar las inversiones millonarias en publicidad, el asunto enciende las alarmas ante lo que parecía un «justo» reclamo (por no decir conejazo) frente a un vacío jurídico.

Ya corren ríos de tinta sobre este menudo embrollo, donde reluce la inoperancia de la Autoridad Nacional de Televisión, una reinvención con todos sus defectos de la Comisión Nacional de Televisión, pero que demuestra la poca enjundia que le ha hecho falta al Estado para regular el negocio de la televisión y dejar de creer que nuestro país puede subsistir con un duopolio que ha sabido beneficiarse de sus decisiones durante tres gobiernos en 16 años. Si bien podría llegarse a un acuerdo que calme los ánimos de ambas partes y todo este pueblo sediento de fútbol se goce su encuentro deportivo, el guayabo lo sentiremos a partir de agosto. La pregunta que me asalta es ¿moriremos sin ver Caracol y RCN?

Superemos la coyuntura y evaluemos:

1) Para el ciudadano de a pie, que cree, siente y lucha por la televisión que lo identifica ¿estarían dispuestos a seguirle pagando a un servicio de cable solo por ver Caracol y RCN? ESO ES LO QUE HAN HECHO DESDE HACE 16 AÑOS. Inclúyanse todos los que se dan golpes de pecho por la «terrorífica» programación (narcoseries y telebobelas) o los «morticieros».  El amor-odio sí existe y esa es una prueba, cuando tienes acceso a 60 o 70 canales más y la gente únicamente habla del Desafío Bosquechispazos o Protagonistas de Nuestra Miseria.

2) Aunque reconozca la generación de empleo y el que estos canales hayan sacado del ostracismo a la televisión local para atraer la mirada de grandes productoras y artistas…NOS ESTANCAMOS. Si bien los canales subsistirán por servicio tercerizado a empresas como Televisa o inunden la grilla de la raquítica Mundo Fox ¿qué nuevos productos nos ofrecen? Remakes de telenovelas nuestras o de otros, osadas versiones de éxitos gringos (E.R, Breaking Bad), o series que mezclan historias de otros lados y nos las hacen parecer como revolucionarias (mi vainazo a ese desaguisado de Tiro de Gracia) Después de exportar nuestras ideas ahora no somos capaces de producir un éxito global (no, Pablo Escobar no lo es) y los que nos copiaban ya nos hacen el feo. En medio de ese panorama la originalidad brilla por su ausencia. Ni hablar de los gastados realities, tras los cuales solo queda el recuerdo de haber pagado una cantidad de votos electrónicos, porque ni idea de artistas, ni talentos. Solo polémicas y peleas cazadas.

3) Si hablamos de noticieros la regla es la vanalización, casi pendejización, de la realidad, con el claro objetivo de proteger intereses particulares. Para la muestra el botonazo de Luis Carlos Vélez y su arrogante debate electoral donde fue más candidato que los mismos invitados. Un país que se revuelca en la gloria de periodistas como Gabo tiene una severa deuda con el periodismo en pantalla, donde la noticia sale de las cámaras escondidas de atracos y los tuits de políticos y artistas. Cero investigación, cero profundidad.

4) La televisión infantil. Este tema si me da risa. 16 años con Dinodoro o Bichos y la mejor televisión para los niños es pública. Siempre puedes echar mano de dibujos animados del pasado, pero ni con eso se encuentra un verdadero esfuerzo por vincular a los futuros televidentes (¿eso existirá en el 2020?)

5) ¿Dónde queda internet en todo esto? No es hacer «televisión social» con perfiles en Twitter para todo el mundo. Es la experiencia completa del nuevo espectador que busca un contenido específico y lo ve cuando quiera. Esto lo he dicho muchas veces: el negocio audiovisual va por otro lado. Mientras acá creemos que los programas de chismes y el Divino Niño aplacan la ignorancia del pueblo, las verdaderas experiencias en ficción, noticias e investigación se están produciendo y consumiendo en múltiples plataformas. La real interacción escapa a la voluntad de los canales, es el deseo del usuario de entretenerse o informarse sin órdenes de ninguna clase.

6. El tercer, cuarto y quinto canal….NO ESTÁN ¿VERDAD?

¿Existen otras razones por las cuales usted aprovecharía este papayazo y dejaría de ver Caracol y RCN?

@juanchoparada

juanchopara@gmail.com 

 

 

 

(Visited 53 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Web 2.0. Social Media Manager. Escritor cine, cultura, televisión, entretenimiento, sexualidad y tecnología.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Mi top de series y películas internacionales 2010-2019

    ¡Feliz año! Debía esta publicación como parte del balance de la época, tras revisar listados hechos desde el año(...)

  • Entretenimiento

    Mi top de series y películas del 2019 - Distractor

    Antes de finalizar el año con lo mejor de la década 2010-2019, cuyas votaciones ya van cerrando, deseo indicar mi listado de las series y películas que más me llamaron la atención en lo corrido de este año. Cada vez más resulta difícil seguir el camino a todas, por el volumen de producción que no deja de crecer desaforadamente. Aclaro que mi top en cuanto a series refiere principalmente producciones nuevas. En Cine 10. Joker (Todd Phillips. EE.UU.) Una película cosida al cuerpo del intérprete. Joaquín Phoenix está a las puertas del Óscar por envolverse en la demencia de un villano antológico que no tiene pierde. 9. Las Niñas Bien (Alejandra Márquez, México) De lo poco que vi de cine mexicano me llamó la atención este retrato sobre el estatus, la apariencia y la crisis cuando todo lo demás falla. Ilse Salas, fascinante. 8. The House That Jack Built (Lars Von Trier, varios países) ¿Hay algo más que deba decir? Controvertido como siempre, esta película es de las que incomoda automáticamente. Tenía que verla y es en verdad alucinante, sin contemplaciones. 7. Midsommar (Ari Aster EE.UU-Suecia) Tras Hereditary, Aster no se mide en su segunda película, así que asistimos a una curiosa formulación del llamado folk-horror con bastante maldad de por medio. Confirma también el año de una de las estrellas en ascenso, Florence Pugh. 6. El Irlandés (Martin Scorsese-EE.UU) Si este fuera un año de despedidas, la de Scorsese está firmada con estilo. Tres actores casi incuestionables colman la pantalla en un relato que se salva del lugar común por su guión perfectamente hilvanado. Una película así difícil de repetir. 5. Mid90s (Jonah Hill, EE.UU) Tengo una fascinación por la década de los noventa y vaya que sí exuda nostalgia este relato sencillo pero efectivo de cuatro chicos patinadores. Era lo que necesitaba en una cartelera engolosinada con otro tipo de reivindicaciones de dicha época. 4. The Kindergarten Teacher (Sara Colangelo, EE.UU.) Más que una vuelta de tuerca a un probable trauma de la infancia, es un relato sutil que no es fácil de digerir. Aunque es del 2018 la vi en enero pasado y la recuerdo por su afilada tensión dramática. 3. A Rainy Day in New York (Woody Allen, EEUU) Sin ser una novedad en su ya larga lista de éxitos, Allen saca todo el jugo posible de una comedia romántica enredosa, de su natal New York y de la nostalgia que solo produce el ocaso de una larga carrera. 2. Litigante (Franco Lolli. Colombia) Como lo mencioné en su momento, es de las películas colombianas que me ha sorprendido gratamente por volver a esos relatos intimistas contados con cercanía, apoyados por actuaciones contundentes y un sinsabor que traspasa la pantalla. Una película realmente conmovedora. 1. Once Upon a Time In Hollywood (Quentin Tarantino EE.UU.) Quien ha seguido la carrera de Tarantino sabe que lo entrega todo en sus historias: diálogos voraces, ironía desbordante, referencias culturales a granel o violencia con y sin justificación, entre otros rasgos de su estilo. No obstante, esta película añade un valor testimonial en dos sentidos: tributo a varias de sus raíces artísticas como a una época que no tuvo piedad con lo establecido. Aunque no se vislumbre como una segura ganadora entra directamente en la categoría de clásico. Menciones especiales: El Cuento de la Comadreja (Juan José Campanella, Argentina) por cáustica y morbosa. Monos (Alejandro Landes, Colombia) por su factura de producción, aunque la historia me quedó a deber, y Dolor y Gloria (Pedro Almodóvar, España) cuyo relato no me enganchó, aunque Antonio Banderas y Penélope Cruz encarnan a la perfección los delirios del manchego. En Series 10. The Boys (Amazon Prime) Así me parecen más entretenidas las historias de los “superhéroes”. Mala leche y diversión a raudales. 9. You (Netflix) Adoro las historias de villanos que admiten sus fechorías en cámara. Fuera de ello, no es para nada aleccionador su tono en época del ego hiperexpuesto en las redes sociales. 8. Santos Dumont (HBO) Un buen ejemplo de lo que se debe hacer con la adaptación a la pantalla chica de la vida de un personaje real. 7. Fosse/Verdon (FX) Contar la historia del coreógrafo Bob Fosse y una de sus inspiraciones, Gwen Verdon requería moldear una puesta en escena tan vibrante como su relación. Afortunadamente se logró. 6. Sex Education (Netflix) La dosis perfecta entre drama adolescente con un sentido del humor desbordante. Altamente recomendable para ver de un tirón. 5. Euphoria (HBO) Funciona como contraparte de la anterior. Un relato más crudo y directo que habla de realidades que muchos prefieren ignorar como la salida más cómoda. 4. Years and Years (HBO) Una distopía que no parece muy alejada de la realidad. La capacidad de inquietar que desbordan sus episodios es de locura inmediata. 3. Love, Death and Robots (Netflix) Definitivamente hay que sacar mayor provecho de los formatos cortos, en diversas técnicas. Amplían las posibilidades de abordar historias con mucha personalidad y creatividad. 2. Unbelievable (Netflix) El drama del abuso sexual hacia la mujer resulta abrumador. Su primer capítulo es solo el inicio de una situación que no admite conclusiones apresuradas. 1. Chernobyl (HBO) Nada mejor contado, mejor actuado y mejor documentado que esta serie. Desde su magistral introducción asistimos al horror con los suficientes elementos que nos revelan un juego de poder en medio de una amenaza invisible. La carta tapada de HBO para mantener el interés tras el final de su serie estrella, Game of Thrones. El evento del año en series: El final de Game of Thrones. La producción colombiana del año: La misma que hace 20 años, si desde esa época hubiera llevado un blog. La repetición de Yo soy Betty, la fea paralizó al país como en su primera ocasión, arrasa en Netflix y es de materia obligada para entender la universalidad de su propuesta, a pesar de algunos planteamientos que hoy en día no pasan el tajo de la corrección política. ¿Cuáles fueron sus producciones favoritas del año? No olvide votar acá por las de la década. El 23 de diciembre revelaré la lista de lo mejor de la década en un Facebook Live por la cuenta de Facebook de Radiodistractor. 8:00 p.m. Reviva las series por las que voté en el 2018 acá  juanchopara@gmail.com @juanchoparada

  • Colombia

    Convalidaciones III: La decepción del año - Distractor

    Convalidaciones III – La decepción del año Dentro de la lista de propósitos que quise adelantar este año, y(...)

  • Colombia

    The Irishman y Monos, entre lo mejor del 2019 - Distractor

    La temporada de premios arrancó en firme y a mil revoluciones. Como anticipándose al 29 de febrero, varias de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar